EspañolEnglish

Ruido

Ruido

– Edición 462

Hay silencios atronadores: el que prosigue a una pregunta vital, el que castiga al chiste inoportuno o incomprendido, el que se extiende al apagarse el eco del amor no correspondido. Y se ha demostrado que la experiencia de permanecer demasiado tiempo en una cámara anecoica, en la que ningún sonido pueda percibirse —a lo sumo el estruendo de la propia circulación de la sangre o los estampidos del corazón—, puede llegar a ser peligrosa: el silencio excesivo es temible.

Pero el ruido no es menos amenazador. Al contrario: es una de las formas de contaminación más insidiosas, pues podemos acostumbrarnos a él. (O creemos que podemos acostumbrarnos, lo que es quizá peor.) Pero, además de los estrépitos que revientan todo el tiempo a nuestro lado, están otras formas del ruido igualmente malévolas: las informaciones falsas que impiden la conversación pública, por ejemplo, o los altos volúmenes que la estupidez sabe alcanzar para aturdirnos.

Ante el ruido, por eso, no hay que hacer oídos sordos. Mejor estar en guardia para quedar fuera de su alcance. m.

El ruido: la contaminación silenciosa, por Óscar Humberto Castro.

¿Cómo pasar del ruido a la música interior?, por Luis Orlando Pérez Jiménez, SJ.

Ruido sobre todo, por Enrique Blanc.

Contra el ruido, atención, por José Luis Sandoval.

Ese valioso ruido de fondo, por Hugo Hernández.

Salvarse del ruido de las redes sociales, por Jos Velasco.

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.