La ciudad inteligente

La ciudad inteligente

– Edición 493

Foto: pxfuel.com

La IA puede ayudar a solucionar problemas que sufren las ciudades cotidianamente, desde un cruce de avenidas conflictivo hasta la reducción de emisiones

Es habitual que las ciudades del futuro imaginadas y representadas en el cine y en la literatura de ciencia ficción estén repletas de pantallas, edificios inconmensurables y autos voladores. Podemos pensar en diversos ejemplos, como la película Blade Runner, o bien la serie Los Supersónicos. En estos casos también han imaginado Inteligencia Artificial (robots y androides) alrededor de nosotros, diseñada para hacernos la vida más sencilla.

De alguna manera, ya estamos en el futuro. Tenemos edificios inteligentes rodeados de pantallas que facilitan las comunicaciones y el intercambio de mercancías. Existen rascacielos con diseños extravagantes en las principales ciudades del planeta, y aunque la ia ciertamente se ha desarrollado, la realidad es que es todavía menos sofisticada que la imaginada y tiene enfoques más prácticos.

La IA puede ayudar a solucionar problemas que sufren las ciudades cotidianamente, desde un cruce de avenidas conflictivo hasta la reducción de emisiones CO2, o bien, a que haya un mejor aprovechamiento de nuestros residuos y del agua potable, así como una distribución más eficiente de ésta y de la energía que requerimos.

Además, puede ayudar en la planificación de la ciudad y a mejorar la calidad de vida de personas que tienen algún tipo de discapacidad, y también a lograr un mejor funcionamiento de la movilidad urbana, incluyendo transporte público, ciclovías y senderos para peatones.

Semáforos inteligentes

La mala sincronización de semáforos puede ocasionar retrasos e incrementar el tiempo de espera en un cruce, y el crecimiento de la ciudad y del tránsito vehicular no facilitan la tarea de estos sistemas. Por medio de radares y cámaras de vigilancia, en Lemgo, Alemania, se desarrolla el proyecto KI4LSA, con el que se pretende suministrar datos a los semáforos para que aprendan a detectar el tránsito vehicular y lo agilicen en 15 por ciento. El sistema también llegará a reconocer a los peatones vulnerables, a fin de facilitarles el cruce de las calles.

Metro en Santiago y aplicaciones

La aplicación Lazarillo es un sistema de navegación GPS que orienta a las personas ciegas o con debilidad visual en sus deplazamientos por las ciudades, informándoles por medio de mensajes de voz en dónde están y qué hay alrededor. Por medio de una alianza con el Metro de Santiago de Chile, la aplicación no sólo informa a los usuarios en qué estación están, sino que también emite alertas para indicarles la ubicación del mobiliario que hay a su alrededor, como escaleras, ascensores, botes, torniquetes.

Corea y la gestión del agua

Corea del Sur es el país que más ha incorporado la tecnología en el desarrollo de sus ciudades. Eso incluye la IA. En la ciudad de Seosan, por ejemplo, se ha instrumentado un sistema de medición inteligente de los mantos freáticos de los que la ciudad obtiene el agua. La finalidad es detectar fugas y hacer el suministro más eficiente. Han logrado reducir el desperdicio de agua en 190 mil metros cúbicos por año.

IA para la planificación urbana

En Barranquilla, Colombia, se inició el desarrollo del software MAIIA, de código abierto y disponible de forma gratuita, para detectar asentamientos irregulares. Primero se alimenta con información generada por humanos; posteriormente, con un mapeo satelital, el software identifica estos asentamientos, lo cual ayuda a la planificación de las ciudades y a la solución de los problemas que tienen estos barrios.

Smartroads

En Países Bajo comenzó ya la experimentación con caminos inteligentes. Al principio, se instalaron paneles solares que absorbían energía en el día e iluminaban por la noche. También lograron producir energía por medio de una ciclovía. En Hamburgo fueron más ambiciosos: por medio de sensores y cámaras, las vialidades informan al conductor acerca del estado del tránsito, así como de la presencia de ciclistas o peatones, lo cual, además de mejorar la movilidad, también contribuye a reducir accidentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAGIS, año LX, No. 499, mayo-junio 2024, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de mayo de 2024.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.