Festival Cultural Universitario: amor al arte, al encuentro y la reflexión

Festival Cultural Universitario: amor al arte, al encuentro y la reflexión

– Edición 489

Presentación de Rebeca Lane en Casa ITESO Clavigero en el marco del Festival Cultural Universitario 2017

El Festival Cultural Universitario del ITESO cumple 20 años y está listo para regresar a la presencialidad. En su edición 2022 enfrentará el reto de alentar el reencuentro luego de dos años de distancia social

En el Festival Cultural Universitario del ITESO (FCU) se conjuntan varias pasiones. Está el amor al arte y la cultura, obviamente. Pero además están las ganas de propiciar el encuentro, la reflexión, el discernimiento y el aprendizaje entre la comunidad. Es un espacio que se convierte en un respiro, en un tiempo para salirse de lo cotidiano, experimentar y disfrutar emociones diferentes dentro y fuera del campus.

El FCU es como un joven que 2022 celebra con honores sus primeros 20 años de vida. Cuenta con infinidad de experiencias que lo constituyen y lo hacen ser lo que es hoy. También posee el ímpetu de quien se está convirtiendo en un adulto, con toda una vida por delante.

En sus 19 ediciones, sus organizadores se han preocupado por buscar propuestas artísticas y culturales que sobrepasen el mero entretenimiento y que estén más allá de las ofertas comerciales que se encuentran en cualquier sitio dedicado a los espectáculos. En general, la programación descansa sobre tres pilares fundamentales: escenarios para mostrar lo que hace la comunidad, espacios para celebrar las tradiciones, así como actividades para apreciar propuestas artísticas y dialogar con los creadores de la oferta cultural actual.

Performance titulado Trazos y Recovecos

Desde su nacimiento, el FCU se caracterizó por su espíritu festivo. Tiene dos sedes principales: el campus universitario y la Casa ITESO Clavigero. Para esta ocasión, se unirá como locación la Parroquia de Santo Toribio Romo.

Alfonso Hernández Barba, fundador del festival y profesor del Departamento de Estudios Socioculturales del ITESO (DESO), recuerda que fue a finales de 2001 cuando comenzó a gestarse la idea de que sería mejor agrupar y programar las actividades artísticas y culturales y presentarlas en un periodo específico del año, en colaboración con otras instituciones: “Destaca sobre todo la relación que teníamos con Conaculta [Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.] Con esa relación comenzamos a generar la iniciativa de pensar y de construir el festival. Que se alimentara no sólo de la oferta local, sino que creciera para incorporar propuestas de todo el país”.

En aquellos días, dice, fue necesario ampliar la mirada, tanto del personal de Promoción Cultural como de la misma comunidad universitaria. Esto significó buscar proyectos sólidos de calidad en todas las disciplinas artísticas. Tenían que ser nacionales y, sobre todo, que no estuvieran tan metidos en la ruta comercial: “Para ampliar la mirada vimos qué grupos había en todo el país que todavía no tenían ese desarrollo por la lógica comercial y que tenían una calidad indiscutible”.

Circo Laboratorio de Acrobacia Indígena

Además de Alfonso, había un pequeño grupo de jóvenes que trabajaban en el Centro de Promoción Cultural. Entre los cofundadores estuvo Ruth Rangel Bernal, quien de 2002 a 2014 fue la coordinadora del festival: “En un principio nos enfocamos mucho en actividades de apreciación artística, pero ahora todo se complejizó y evolucionó para ofrecer algo más que apreciación de actividades culturales”.

“Cuando empezamos no éramos expertos en programación de festivales. Estábamos empezando con éstos. Primero imaginamos un festival de todo un semestre. Luego nos dimos cuenta de que no causábamos este impacto. Entonces, ya con un poco más de experiencia y trabajando más con los festivales del país, nos unimos a la Red Nacional de Festivales, y escuchábamos a todos los programadores”, recuerda Rangel, también profesora del DESO, y agrega: “Nos tocó estar en conferencias con los programadores y el director del Festival Cervantino. Con directores de otros festivales que recuperaban sus experiencias”.

Bernardo González Huezo, académico de Promoción Cultural, fue el siguiente director del festival. Cuenta que uno de los regalos más valiosos que le dio su participación en la organización es tener la oportunidad de programar espectáculos de calidad que signifiquen algo para la audiencia y que cambien paradigmas. Lo que se planea aquí, recalca, no se ve en cualquier lugar: “Como gestor, viendo mi desarrollo en estos años, lo que más detecto en todos los puestos que he desempeñado es la libertad de programar, de curar, de dialogar, de investigar, de darte el tiempo, de dar confianza y que te den la confianza para buscar a estos talentos”.

Pieza de una exposición en homenaje al cartonista Jabaz, 2006

Mayra Kitroser es la actual directora del Centro de Promoción Cultural, del que depende el FCU. Lleva poco tiempo involucrada en la realización de este proyecto: desde 2020. En este cumpleaños tan especial, le desea al festival que trascienda: “Esta celebración es una oportunidad para reunirnos, para redescubrir la red de relaciones humanas, qué es lo que nos hace sociedad, personas y seres vivos en convivencia con los demás, y los procesos culturales son esos grandes espacios donde nos encontramos”.

Acerca de la importancia de un festival de cultura y arte entre los jóvenes universitarios, el Rector del ITESO, Alexander Zatyrka, SJ, enfatiza la importancia que tienen estos proyectos para la Compañía de Jesús: “Su objetivo es celebrar la capacidad creativa de nuestros estudiantes, y para esto es importante no solamente pensar cómo juntar algunas de estas obras y hacerlas accesibles a las personas, sino que la misma estructura y la manera como se coordina un festival tiene que transmitir esta alegría del compartir y del poder poner en común lo que cada uno trae, alegrarse con lo que los demás traen y celebrar en conjunto. Un arte guardado en el ático no es arte. Para que realmente sea cultura, necesitamos constatar que efectivamente se convierte en un vehículo de comunicación, de vínculo con las demás personas”.

El Festival Cultural Universitario del ITESO tendrá lugar del 23 de octubre al 3 de noviembre de 2022. Aunque está dirigido a la comunidad itesiana, las puertas están abiertas para todo el que quiera asistir. A excepción de algunos talleres, la entrada es libre. Los estudiantes y egresados podrán entrar al campus con su credencial vigente; las personas externas a la comunidad del ITESO podrán gestionar un código qr de ingreso o solicitar un boleto para tener acceso a las funciones. Esto se podrá hacer desde la página cultura.iteso.mx, donde también se puede consultar el programa completo del FCU. ·

Festival Cultural Universitario 2022

El desafío del festival número 20, como en cualquier parte del mundo después de la pandemia, es reencontrarse con las comunidades: “Crea, celebra, reencuentra” es el lema en esta ocasión.

De acuerdo con Valeria Sánchez, directora de esta edición del FCU, uno de los retos más grandes está en hallar la manera de reencontrarse en el espacio: “Cómo volvernos a encontrar en estas celebraciones que implican muchas personas, sintiéndonos cómodos. Hay retos en la propia organización del festival, pero más que ansiedad por ellos, veo mucha emoción de la gente. Ganas de volver a ocupar el campus”.

Cada año, el festival comienza el tercer o cuarto miércoles de octubre y dura entre 10 y 15 días. En muchas ocasiones, cobija al Día de Muertos y se hace una actividad relacionada a este festejo. Además, coincide con el Día del ITESO, que es siempre el primer miércoles de noviembre, por lo que este año se realizará una gran celebración para estudiantes, personal y egresados.

Este festival está compuesto por un poco de todo, a continuación algunas actividades:

500 años de la Batalla de Pamplona

En la Casa ITESO Clavigero se exhibirá la exposición “De la caballería al arte, a la expansión del mundo. Ignacio de Loyola en los inicios de la modernidad”, que conmemora el hecho histórico que detonó la creación de la Compañía de Jesús, así como el 450 aniversario de la fundación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús. En este marco se realizará también una presentación musical en el auditorio Pedro Arrupe, SJ, en colaboración con el coro de la Fundación Beckmann, A. C., y el Ensamble Vocal ITESO.

Teatro, amor y discapacidad

Otra de las apuestas atractivas es la obra de teatro Raro, una coproducción del ITESO con el British Council, a través del programa DASH (Disability Arts Showcase), y el colectivo Pies Hinchados, que se estrenará en el festival. En ésta participan actores y actrices con discapacidad.

Mujeres y Disidencia

Para la clausura se presentará este grupo con un show de free impro de jazz. Esta agrupación es un buen ejemplo de la riqueza que resulta de la migración, ya que está conformado por mujeres que provienen de distintas latitudes y que hoy viven en Guadalajara. “Está una compañera que es de Siria, una chica que es de Tijuana, una chica que es venezolana, otra chica que es de Chiapas. Digamos que todas se encuentran con el pretexto de la música”, explicó Sánchez.

Clown para disfrutar con la familia

Aunque muchas actividades están abiertas a públicos de todas las edades, sin duda Llévame, presentación de clown a cargo de la compañía Claunódromo, es ideal para disfrutar en familia. Tendrá tres presentaciones: en el ITESO, la Casa ITESO Clavigero y, por primera vez, la Parroquia de Santo Toribio Romo, ubicada a espaldas del campus.

El FCU del ITESO permite:
:: Conocer y sensibilizarse sobre situaciones actuales que vive la sociedad, a través de presentaciones teatrales, mesas de diálogo y piezas de arte que abordan temas como la discriminación, el cuidado al medio ambiente, los derechos humanos o las desapariciones.
:: Contemplar, reflexionar y discernir. En estos momentos de inmediatez y trivialización de la vida pública y privada, el festival procura actividades que propicien hacer una pausa con actividades de convivencia como las tardes de bordado.
:: Gozar y disfrutar al lado de otros. Tal es el caso de las ya tradicionales Noches de Baile, avistamientos de aves y conciertos al aire libre.
:: Asombrarse y cultivar la curiosidad, con charlas y seminarios sobre ciencia.
:: Construir narrativas en espacios de expresión como Dime Poesía y talleres sobre literatura.
:: Encuentros entre universidades hermanas del SUJ y de AUSJAL.
:: Celebrar tradiciones como el Día de Muertos y el patrimonio regional, así como el legado jesuita con actividades y exposiciones en Casa ITESO Clavigero.

Algunas instituciones que han sido aliadas del festival:

:: Conaculta.
:: Secretaría de Cultura  de Jalisco.
:: Consulado de Estados Unidos en Guadalajara.
:: Museo Franz Mayer.
:: Universidad Veracruzana.
:: Escuela de Conservación y Restauración de Occidente.
:: Fundación Beckmann.
:: Festival Cultural Cervantino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Encuesta

En Magis apreciamos mucho lo que tengas que decirnos, y por ello te invitamos a responder esta breve encuesta, que nos ayudará a conocerte mejor.

MAGIS, año LVII, No. 489, septiembre-octubre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de septiembre de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.