EspañolEnglish

Plantas

Foto: Archivo

Plantas

– Edición 469

Por más mimos que se le dispensen, por más delicadeza con que se la trate y por más empeño que se invierta en convencerla de vivir, la planta se obstinará en secarse si no es la persona indicada la que la cuida.

Uno de los incontables misterios para los que jamás habrá solución tiene que ver con las plantas. Particularmente, con las relaciones que sostenemos con ellas. Y más específicamente, con nuestros afanes de imponerles nuestra voluntad o nuestros anhelos. Y más concretamente todavía, con el hecho de que parezca haber —como una forma de la fatalidad, quizás, o como una demostración de que la suerte sí existe— personas a las que las plantas se les dan, y también personas a las que no. ¿Qué quiere decir eso? Por más mimos que se le dispensen, por más delicadeza con que se la trate y por más empeño que se invierta en convencerla de vivir, la planta se obstinará en secarse si no es la persona indicada la que la cuida. Y alguien más, casi sólo por pasar junto a la maceta, conseguirá todo lo contrario.

Las plantas saben cosas que nosotros nunca llegaremos a saber..

Plantar como ejercicio interior, por Luis Orlando Pérez Jiménez, SJ.

La conveniencia de enverdecer, por Moisés Navarro.

Sentidos vegetales, por Yara Patiño.

La botica en el jardín, Oliver Zazueta.

Entre silvestres, perdidas y súper alimentos, por Kaliope Demerutis.

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.