EspañolEnglish

Nubes

Magis-474-sensus-nubes

Nubes

– Edición 474

Nunca sabemos cuándo nacen ni cuándo mueren. Seguramente por eso las nubes son el mejor emblema de la eternidad.

Hace un momento, el azul del cielo se afirmaba con seguridad, hasta con jactancia; volvimos a mirar y, desde luego, aquello era una ilusión: la borra, lenta pero inexorablemente, el rebaño de nubes que no sabemos por dónde llegó. Son cada vez más, cosa que habría parecido imposible cuando salimos de casa. Ojalá hubiéramos traído paraguas.

¿Las nubes se percatan de nuestra presencia? Acaso sólo en aquella imagen de la mala suerte que representa a un individuo perseguido por un nubarrón personal para que le llueva todo el tiempo. Fuera de eso, las nubes no deben de tener muchas razones para ocuparse de nosotros. Están en lo suyo.

Y acaso por eso es imposible advertir en qué momento comienzan a formarse y en qué momento terminan de disiparse. Nunca sabemos cuándo nacen ni cuándo mueren. Seguramente por eso son el mejor emblema de la eternidad.

Seguir las nubes que pasan, por Juan Pablo Gil, SJ

Con la cabeza en la(s) nubes(s), por Yara Patiño

Entre el suelo y el cielo, por Hugo Hernánez

Andar en las nubes: hipótesis, por Héctor Eduardo Robledo

 

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.