Frutos de la pobreza

Frutos de la pobreza

– Edición 492

Las condiciones que enfrentan los recolectores de frutas han sido catalogadas como “casi esclavitud” por algunos medios mexicanos.

Genaro Perfecto, de 38 años, es parte de una creciente clase baja frustrada por el salario y las condiciones laborales en la industria que proporciona productos agrícolas a los consumidores estadounidenses. Acurrucados alrededor de una sola vela parpadeante, en una pequeña choza de madera y cartón construida sobre un cerro en el noroeste de México, el trabajador y su familia se preparan para pasar la noche sobre un piso de tierra desnuda.

Su hija de tres años pide otra manta para protegerse del frío, pero ya no hay más: una señal de la profunda pobreza que impera en una vida dedicada a la cosecha de frutas destinadas a las mesas de los hogares en el país del norte.

Hace 15 años Perfecto se mudó a Estados Unidos para escapar de la pobreza en la que vivía en el sur de México. Debido a la pobreza, la familia, con cinco hijos, se ve impedida de mudarse de esta región dedicada al cultivo industrial, una extensión de tierra fuertemente fumigada conocida como San Quintín.

Las empresas que operan en el área afirman que les pagan a los trabajadores salarios justos y les brindan una cobertura de salud adecuada. Los funcionarios del gobierno local argumentan que las protestas recientes por los salarios de los recolectores de frutas tenían motivaciones políticas.

“Si estás enfermo o te lesionas en los campos, no te pagan el día”, dice Perfecto. “Te quedas callado y sigues trabajando cubierto de sangre”.

La dieta principal de este hombre de 38 años consiste en frijoles refritos o tortillas de harina espolvoreadas con sal.

Las condiciones que enfrentan los recolectores de frutas han sido catalogadas como “casi esclavitud” por algunos medios mexicanos. En promedio, Perfecto recolecta alrededor de 110 kilos de fresas al día y hasta 200 kilos en temporada alta. Dice que gana entre 56 y 79 dólares a la semana —que regularmente excede las 50 horas—. Cuando se le preguntó cuánto pagaba por kilo, BerryMex, un productor de frutas líder en el área, sólo respondió que los trabajadores tenían una “oportunidad de ingresos promedio” de 5 a 9  dólares por hora y que los mejores trabajadores ganaban hasta 10 dólares por hora.

Entre los trabajadores que transportan cajas pesadas llenas de fresas está Carmen Reyes, de 34 años, embarazada de siete meses en el momento en que se realizó este reportaje. Ella dice que seguirá trabajando lo más que pueda antes del parto, como lo ha hecho durante sus nueve embarazos anteriores. Uno de sus niños murió a los dos meses.

Al igual que Perfecto, Reyes vive en un refugio improvisado hecho de cartón y láminas de plástico, y se queja de erupciones y decoloración de la piel por su trabajo en el campo.

“Cuando estamos cerca cortando fruta, no les importa, siguen fumigando”, señala una mancha blanca en su frente. “Dicen que no nos hará daño, pero nosotros creemos que sí”.

Texto: Edgard Garrido y Lizbeth Díaz

1 comentario

  1. Esto mismo pasa en Jalisco (en zonas como Jocotepec, Cd. Guzmán, Tapalpa), Michoacán, México con los cultivos de berries producidos por la misma empresa Berrymex y otras similares.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAGIS, año LX, No. 497, enero-febrero 2024, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de enero de 2024.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.