EspañolEnglish

Dos pinturas y una misa para la inclusión

Dos pinturas y una misa para la inclusión

– Edición 480

«El problema con el que convivimos todos», de Rockwell

En México hablar de inclusión nos remite forzosamente a inclusión social. En un país ricamente diverso como el nuestro, la inclusión social no debería ser un acto de la bondad, sino un acto de la verdad, esto es, un acto de la inteligencia humana

Ahora que está de moda hablar de Estados Unidos, ya sea por el presidente saliente o por el presidente entrante, por las relaciones que se seguirán teniendo con México o por el millonario meme de Bernie Sanders, me vino a la memoria el pintor gringo Norman Rockwell. Realmente, el gremio de pintores lo considera un simple caricaturista, pero a mí me gusta incluirlo en la lista de mis pintores favoritos.

Disfruto ver algunas de sus pinturas para orarlas, contemplarlas, reflexionarlas. En particular, dos de ellas me hablan de inclusión. Una se llama La regla de oro; la otra, El problema con el que convivimos todos. En la primera, Rockwell expresa la diversidad de razas, culturas y religiones, y con ella nos hace evocar la unidad y la fraternidad. Acompaña a esta pintura la frase: “Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti”. De hecho, el mismo pintor se incluye en su pintura: con su mano toma su barbilla en signo de reflexión acerca de su propia obra, que es un llamado a la tolerancia y la apertura con respecto al otro que cree y piensa diferente.

En la segunda pintura, Rockwell plasmó un acontecimiento de la vida real: la valentía de la niña Ruby Bridges, primera alumna de raza negra en ingresar a un colegio para niños blancos en Nueva Orleans. Ella camina con espíritu digno y mirada decidida ante las racistas amenazas que pretenden excluirla del sistema educativo infantil.

Y así también sucede en México, donde hablar de inclusión nos remite forzosamente a inclusión social. En un país ricamente diverso como el nuestro, y altamente contrastante, la inclusión social no debería ser un acto de la bondad, que hace mejor a aquel que, por buena gente, acepta al otro que no es igual que él. La inclusión social, en cambio, sí sería un acto de la verdad, esto es, un acto de la inteligencia humana con la cual nos reconocemos iguales con los otros, simplemente porque ellos son y nosotros somos.

Jesús de Nazaret experimentó en carne propia esa falta de inteligencia de unos cuantos cuando, puesto en cruz, padeció la mayor exclusión y desde ahí se dirigió al Padre diciendo: “Perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Tal vez con un poquito de inteligencia en esos que lo crucificaron, Jesús no la habría pasado tan mal.

Todos nosotros llevamos en nuestro interior la capacidad de incluir, de la misma manera que lo hizo Norman Rockwell en su pintura; pero también tenemos la capacidad de excluir como muchos pretendieron hacerlo con la pequeña Ruby. El reconocimiento de esa fragilidad, de excluir en lugar de incluir, es con lo que iniciamos cada misa al pedir perdón a Dios y a nuestros hermanos. Este reconocimiento equivale a decir: “Aquí todos tenemos cabida, porque estamos hechos del mismo barro y pedimos ayuda a Dios para saber incluir y amar”.

Que sepamos ser inteligentes para optar por la inclusión, tal como lo hizo el judío Jesús, que curó al gentil, animó la fe de la mujer, amó al amigo que lo negó y perdonó a los que lo excluyeron. Esa capacidad de amor bien vale una pintura.

    MAGIS, año LVII, No. 480, marzo-abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Francisco Velasco Barajas, 1 de marzo de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.