Tentaciones por todas partes

Así lucen las 6 mil 600 calorías que Daniela suele consumir en un día.

Tentaciones por todas partes

– Edición 486

A pesar de los esfuerzos para limitar la venta de comida chatarra a menores de edad y gravar el consumo de bebidas azucaradas, el problema de la diabetes en México está empeorando. Estas fotos muestran los alimentos que han consumido personas con desórdenes alimenticios

Daniela tenía 11 años cuando un médico le dijo que no viviría más de otros seis o siete años. Con 75 kilos, aproximadamente el doble del peso recomendado para su edad, la niña mexicana acababa de sufrir un infarto leve. Eso fue hace dos años. Todavía recuerda el dolor en su pecho. Luego le diagnosticaron diabetes. Daniela conoce bien la enfermedad: vio morir a ocho familiares debido a sus complicaciones. “El doctor me dijo que me voy a morir, que no voy a cumplir ni 18 años”, dice en su casa de Texcoco. Ahora Daniela tiene 14 años y pesa 81 kilos.

Un nutricionista de su clínica calculó que diariamente consume unas 6 mil 600 calorías. Daniela es una de los cerca de 150 niños y niñas tratados durante los últimos 12 años por médicos, nutricionistas y psicólogos en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, en la capital del país.

A pesar de los esfuerzos para limitar la venta de comida chatarra a menores de edad y gravar el consumo de bebidas azucaradas, el problema de la diabetes en México está empeorando. En dos años, la proporción de la población que padece la enfermedad saltó un punto porcentual completo, a 10.3 por ciento, una de las tasas más altas del mundo, cuando más de una década de malos hábitos alimenticios comenzó a reflejarse en las estadísticas gubernamentales.

“Es una bomba de tiempo para la diabetes”, afirma Barry Popkin, profesor de la Escuela de Salud Pública Global Gillings, de la Universidad de Carolina del Norte, que ha estudiado la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la nutrición y, más recientemente, su relación con la covid-19.

Durante la pandemia, el tema ha cobrado urgencia. Popkin señala que, claramente, las enfermedades relacionadas con la mala nutrición (obesidad, diabetes, hipertensión, entre otras) han disparado las cifras de mortalidad por covid-19 en México, y que estas cifras se encuentran entre las más elevadas del mundo. Una investigación de 2018 mostró que más de 80 por ciento de los mexicanos consumen refrescos diariamente, y más de la mitad de los adolescentes comen bocadillos empacados, dulces o postres todos los días. Betzabé Salgado, nutricionista en el Hospital Infantil, explica que los ingredientes de los alimentos procesados “son, en cierto modo, adictivos”, debido a que tienen más sabor y son baratos y fácilmente asequibles. Diversos estudios científicos, incluido uno realizado por la Universidad de Michigan, han demostrado que estos alimentos, muchos de los cuales tienen un alto contenido calórico, en efecto tienen potencial adictivo. .

Texto: Stefanie Eschenbacher

Así lucen las 6 mil 600 calorías que Daniela suele consumir en un día.
Representación de las cerca de 5 mil 200 calorías que Priscila consumía en un día.
Gustavo, de 17 años, ingería 5 mil 600 calorías. “Mi mamá estaba muy preocupada por mi salud, me llevó al médico para controlar mi peso y mejorar mi alimentación”.
Antes de participar en un programa de pérdida de peso, Saith, de 14 años, solía consumir 6 mil calorías en un día. “Los maestros y compañeros de clase me acosaban en la escuela porque parezco demasiado grande para mi edad. Me molestaron desde jardín de niños y hasta la primaria. Me sentía muy triste, frustrada y enojada. Llegó un momento en que no quería ir a la escuela nunca más”.
Helen, de 12 años, solía consumir en un día 6 mil 600 calorías. “Tenía sobrepeso para mi edad y mis padres se preocuparon mucho. Me llevaron al hospital para un programa de pérdida de peso y me enseñaron a comer bien y saludable. Antes comía muchos dulces y comida chatarra. Al comienzo del programa pesaba 98 kilos, y espero alcanzar mi peso normal de entre 60 y 65 kilos”.
Carlos consumía aproximadamente 5 mil 850 calorías en un día.
Perla, de 19 años, consumía diariamente 4 mil 100 calorías. “Nunca tuve problemas con mi apariencia, creo que mis compañeros de clase tenían más problemas que yo con mi peso y mi apariencia. No me importaba”.
Martín, de 48 años, normalmente ingiere en un día 6 mil 250 calorías. Afirma que sufre de un trastorno alimentario compulsivo. “Todos mis problemas con respecto a comer en exceso comenzaron cuando mi madre nos dejó. No podía cocinar nada y empecé a hacer grandes comidas en la calle”, comparte. “Soy miembro de Comedores Compulsivos Anónimos… Trato de trabajar muy duro para controlarme y no comer en exceso”.

1 comentario

  1. Este artículo es bastante útil y sobre todo te hace más consciente de aquellas comidas que están dentro de tu rutina de alimentación y la forma en como te afectan en tu salud. Buen trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MAGIS, año LVII, No. 486, mayo-junio 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de mayo de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.