EspañolEnglish

Para aprovechar el sargazo

Las playas de Quintana Roo se vieron invadidas por esta fibra vegetal. Foto: Cuartoscuro

Para aprovechar el sargazo

– Edición 466

Mientras se ha buscado cómo remover lo más rápidamente el sargazo de las playas del Caribe mexicano, hay quien se ha preguntado cómo podría aprovecharse su abundancia de un modo sustentable

Por las dificultades que ocasionaba para la navegación, el Mar de los Sargazos fue adquiriendo, a partir de los viajes de Cristóbal Colón, la fama de ser un área particularmente peligrosa y siniestra en el Atlántico Norte. En la literatura abundan las referencias a sus amenazas y misterios, y la cantidad de barcos que zozobraron ahí lo convirtió, en la imaginación de las generaciones, en un cementerio marino que más valía evitar.

Nada imaginaria, sin embargo, ha sido la invasión del sargazo que en los últimos años se ha desplazado hacia el Golfo de México y el mar Caribe. Se trata de un alga flotante que puede acumularse en masas de enorme extensión; según algunos especialistas, entre las causas de su proliferación se encuentran los cambios de las corrientes marinas y el incremento de la temperatura del mar, debidos ambos al calentamiento global, así como la contaminación que puede proveer de nutrientes a esta alga. Alrededor de 2014, en las playas de Quintana Roo comenzó a aumentar la cantidad de sargazo arrojado por el mar, y a mediados de este 2018 el fenómeno llegó a hacer desaparecer vastas extensiones de playa, lo cual tuvo repercusiones en la afluencia de turismo a esa entidad.

Mientras se ha buscado cómo remover lo más rápidamente el sargazo de las playas del Caribe mexicano, hay quien se ha preguntado cómo podría aprovecharse su abundancia de un modo sustentable. Concretamente, la empresa Diseño y Decorativos del Caribe Maya de Puerto Morelos ha encontrado que las propiedades de este material sirven muy bien a sus usos industriales para la fabricación de mobiliario, tanto doméstico como urbano.

Como se lee en una nota publicada por Noticaribe, la fibra vegetal puede manipularse de modos muy versátiles gracias a su consistencia, pues es a la vez un material “suave, ligero y flexible […]o duro, pesado, denso y fuerte. Los productos factibles incluyen infraestructura urbana, maceteros, paneles para señalética urbanas, paneles de construcción, artesanías, cestos para basura, pulpa para papel, muebles, tarimas para montacargas, entre otros”, según detalla Saúl Duarte Méndez. El diseñador industrial, de origen jalisciense, ha creado un aglomerado que posibilitará, incluso, la fabricación de bloques para construcción. Actualmente se encuentra a la búsqueda de inversionistas que apoyen su trabajo.

También en Puerto Morelos, recientemente se presentó una casa construida con una mezcla de sargazo y adobe, cuyo costo ha sido del 50 por ciento de lo que cuesta una casa de interés social de las mismas dimensiones, y que, por la naturaleza del material, tiene cualidades térmicas que la hacen idónea para el clima del Caribe.

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.