La vida bajo el resplandor rojo

La vida bajo el resplandor rojo

– Edición 488

Fotos: Edgard Garrido

“Es como el infierno”, dice Orbilio García, cuya tierra familiar fue expropiada por el gobierno para expandir las operaciones de Pemex, pero aún vive cerca

Nunca oscurece por completo en El Carmen, localidad chiapaneca aledaña al Complejo Procesador de Gas Cactus, el más grande de México. Después de la puesta del Sol, un resplandor rojo emana de las flamas del centro, operado por Petróleos Mexicanos (Pemex), que no puede procesar el gran volumen de gas natural emitido como subproducto de la producción de petróleo y elimina el exceso quemándolo, una práctica industrial generalizada que, según los científicos, es perjudicial para el medio ambiente.

Quemar el exceso de gas es más económico que invertir en infraestructura para capturarlo, procesarlo y transportarlo para otros usos. Pero, además del dióxido de carbono, la quema libera metano, un gas de efecto invernadero más potente.

Los nuevos datos sugieren que, a pesar de haber firmado un compromiso internacional para reducir las emisiones de metano, México se está moviendo en la dirección opuesta al impulso global de reducir rápidamente la producción de gases de efecto invernadero.

Pemex se ha negado a comentar al respecto. La presidencia de México, las secretarías de Energía y Medio Ambiente y la autoridad ambiental tampoco han respondido a las reiteradas solicitudes de comentarios sobre este informe.

México es uno de los 34 países con 51 compañías petroleras que han firmado un compromiso respaldado por el Banco Mundial para reducir a cero esta quema rutinaria en 2030.

“Ha habido un aumento significativo, tanto en la cantidad de sitios de quema individuales como en el volumen de gas que se quema en México”, señala Christopher Elvidge, investigador principal del equipo de la Escuela de Minas de Colorado.

Los datos satelitales son el único registro mundial diario que recopila información sobre la temperatura, la ubicación y el tamaño de las llamaradas de gas de la industria petrolera. Aunque los datos preliminares de 2021 no se han dado a conocer, el análisis de las cifras de 2020 proporcionó la primera imagen detallada de dónde se está produciendo la quema en México. Estos datos mostraron que Chiapas y los estados vecinos de Tabasco y Veracruz son el epicentro de un terrible aumento en la quema de gas, cerca de varios centros de población.

La petrolera estatal más endeudada del mundo está siendo presionada por Andrés Manuel López Obrador para aumentar la producción de crudo a bajo precio con poca inversión privada. El presidente quiere que México sea autosuficiente en energía. Pero, desde que asumió el cargo, la quema se disparó, según mostraron los datos satelitales, mientras que la producción de petróleo cayó debido a que Pemex depende de campos maduros que contienen concentraciones más altas de gas.

López Obrador ha argumentado que tomará tiempo recuperarse ya que su gobierno heredó una empresa devastada por décadas de mala administración y saqueo.

Como el infierno

Los residentes de El Carmen, hogar de unos 4 mil habitantes, enumeraron seis incidentes ambientales importantes relacionados con la quema, desde julio de 2021, en una queja dirigida a Pemex. Siguen esperando respuesta.

Las fotografías de la denuncia mostraban residuos de petróleo en una laguna utilizada para la pesca, en calles y automóviles. Los residentes mencionaron varias llamaradas tan grandes que causaron “pánico” y un calor tan intenso que llevó a la clausura de un cine al aire libre para niños. También, que habían sufrido dolores de cabeza o tos, y los niños se quejaron de ojos irritados y picazón en la piel. Otros señalaron un fuerte y persistente olor a azufre, lluvias de ceniza y suelo contaminado.

“Es como el infierno”, dice Orbilio García, cuya tierra familiar fue expropiada por el gobierno para expandir las operaciones de Pemex, pero aún vive cerca. “Cuando nació nuestro hijo, estábamos tan preocupados por su salud que nos mudamos un poco más lejos. Pero no tenemos suficiente dinero para dejar el área y comenzar de nuevo en otro lugar”.

“Hacia la independencia energética”

Eduardo Prud’Homme, consultor de energía que pasó dos décadas trabajando en Pemex, afirma que el color, el movimiento y la forma de las llamas y el humo en las imágenes de Reuters indicaban la quema de gas mezclado con hidrocarburos más sucios que liberan más CO2, probablemente de pozos abandonados o fugas de infraestructura. “Esto no es normal. No de este tamaño”, señala.

Pemex está legalmente obligado a inspeccionar, mantener y reparar su infraestructura, incluidos los pozos abandonados, pero los expertos mexicanos en energía, entre ellos cinco reguladores actuales y anteriores, dijeron que era difícil imponer una sanción.

Rosanety Barrios, quien laboró durante casi veinte años en la Comisión Reguladora de Energía y en la Secretaría de Energía, dijo que “no parece probable” sancionar a la petrolera estatal, que aporta alrededor de una cuarta parte del presupuesto federal, ya que el gobierno considera como su “máxima prioridad” encaminarse “hacia la independencia energética”.

La falta de inversión y mantenimiento está empeorando la quema, ya que López Obrador privilegia las actividades de exploración y producción, dijeron a Reuters cinco fuentes reguladoras y dos geólogos petroleros de Pemex. Para cumplir con las metas internacionales de emisiones de México, el presidente tiene puestas sus esperanzas en un mayor uso de la energía hidroeléctrica y la reforestación.

Climate Action Tracker, un sitio administrado por científicos independientes, califica las políticas de México como “altamente insuficientes” para cumplir el objetivo de mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2º C, por no hablar del objetivo más estricto de 1.5 grados acordado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático organizada en París en 2015.

En uno de sus últimos informes trimestrales, Pemex reconoció que actualmente se desperdicia 13 por ciento del gas que sale a la superficie como subproducto de la producción de petróleo, porcentaje muy superior al límite de 2 por ciento establecido por los reguladores.

Texto: Stefanie Eschenbacher.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Encuesta

En Magis apreciamos mucho lo que tengas que decirnos, y por ello te invitamos a responder esta breve encuesta, que nos ayudará a conocerte mejor.

MAGIS, año LVII, No. 488, julio-agosto 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de julio de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.