La biblioteca tiene nueva cara

La biblioteca tiene nueva cara

– Edición 485

La ampliación y remodelación de la biblioteca requirió dos años de trabajo. Fotos: OCI/Luis Ponciano

Con la presencia de quienes han sido directores del espacio, a principios de diciembre de 2021 abrió sus puertas el renovado edificio de la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla, SJ. A la inauguración asistió el escritor Juan Villoro

Espacios renovados, salas colaborativas, lugares de trabajo y mucho, mucho más espacio: tal es la nueva cara de uno de los lugares más emblemáticos del ITESO, y también uno de los más queridos por la comunidad universitaria: la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla, SJ, espacio que, luego de un par de años en trabajos de remodelación y ampliación, ha sido inaugurado formalmente para continuar ofreciendo sus servicios.

En la ceremonia, que tuvo lugar el pasado 30 de noviembre, se dieron cita autoridades del gobierno estatal e invitados especiales, así como integrantes de la universidad. Mónica Márquez, directora de Información Académica, fue la primera en tomar la palabra para agradecer a su equipo, “a los alumnos que nos dan vida y a los profesores que nos dan sentido”, además de  comentar que lo que hoy se tiene en este recinto “no es sino la continuación de aquello que sembraron muchos y que floreció gracias al apoyo de quienes creyeron en el valor de esta propuesta como parte del proyecto universitario del ITESO”.

Márquez enfatizó la importancia de la biblioteca como un refugio, un lugar de encuentro e igualación de oportunidades, cuya misión es “impulsar el aprendizaje, la creatividad, la investigación y la cultura de información en la comunidad a través de la preservación, la gestión, mayores acceso y uso de recursos informativos y culturales, así como de servicios y entornos que promuevan la inspiración y el desarrollo de las personas desde una perspectiva integral, atenta a los desafíos de la realidad y en consonancia con la esencia del ITESO”.

Durante su participación, Catalina Morfín, directora General Académica del ITESO, habló de la evolución que ha tenido la biblioteca hasta convertirse en un espacio de encuentro para la comunidad que acompaña a los estudiantes “para que elijan lo mejor para ellos, su familia, la sociedad, el país, el mundo y la naturaleza”.

Luis Arriaga, SJ, Rector del ITESO, destacó la vocación de la biblioteca como un lugar de encuentro con los miles de autores cuyas obras se resguardan en sus instalaciones —cerca de 300 mil libros impresos, 200 mil títulos electrónicos, además de películas, planos arquitectónicos y publicaciones periódicas—, y menciono que la biblioteca privada más importante del occidente del país cuenta con 18 fondos especiales, como el Fondo Clavigero, con más de 115 mil ejemplares.

“Al traspasar sus puertas no entramos a un almacén de papeles, sino que ingresamos al mundo de lo posible, que nos abre un inabarcable horizonte para el aprendizaje, la imaginación y la exploración”, señaló el Rector. Tras su intervención, se unió a Gerardo Valenzuela, SJ, para la bendición de las instalaciones.

Nuevos tiempos para la lectura

Una vez cumplido el protocolo, el escritor Juan Villoro tomó la palabra para compartir con las y los asistentes la ponencia “La lectura en tiempos digitales”. Para comenzar, compartió que hace tiempo tomó la decisión de sólo dar clases y hacer presentaciones en universidades públicas de México, pero añadió que toda regla tiene su excepción: aceptó la invitación del ITESO, dijo, por tratarse de una ocasión que celebra a un recinto que alberga al conocimiento, especialmente en forma de libros, y porque tiene cierta cercanía y afinidad con la labor educativa de la Compañía de Jesús.

Villoro señaló que eligió el tema de la lectura en tiempos digitales porque en estos tiempos, cuando estamos expuestos a la sobreinformación a través de una pantalla, “parecería que las bibliotecas han caído en desuso”. No obstante, “incluso en este momento de transformación cultural que estamos viviendo, las bibliotecas continúan siendo parte central”. Esto, pese a que “voces agoreras” han declarado la muerte del libro físico debido a la proliferación de dispositivos electrónicos y los productos audiovisuales a los que se accede por medio de ellos. Villoro destacó que un libro, en contraste con tales dispositivos, “no tiene obsolescencia programada; no caduca, estimula los cinco sentidos, se abre como una puerta o una ventana, invitando a ser leído”.

Sobre el motivo que congregó a la comunidad, expresó que “una biblioteca es un sitio donde las cosas no caducan, a diferencia de la cultura tecnológica que, en cierta forma, nos domina”. Añadió que es en una biblioteca donde se pone en duda el material recibido, lo cual cobra aún más importancia en tiempos en los que, de manera digital, se recibe mucha información sin verificar. La biblioteca permite, además de cotejarlos, ordenar esos materiales. “No se trata de recusar las posibilidades de la sociedad digital, sino de utilizar los métodos de la lectura que tenemos desde que se inventó el libro, en sus distintos soportes, hasta llegar al papel y al digital, para combinar distintas maneras de leer y para entender el saber fragmentario en una unidad que lo trasciende y lo explica”.

Villoro cerró su participación diciendo que la lectura, en tanto conocimiento del prójimo, “es encontrar al otro y ver cosas de uno en el otro; encontrar que un autor japonés o de otra época tiene que ver con nosotros. El gesto ético de leer es el de identificarse en el otro”.

Y, para ejemplo, el caso del profesor Rafael Rivadeneyra Fentanes, quien es el usuario que más libros ha sacado en préstamo de la biblioteca: se ha identificado con 930 otros gracias a los libros que ha sacado de la biblioteca. .

    MAGIS, año LVII, No. 485, enero-febrero 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de enero de 2022.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.