Ciudades para sordos

Ciudades para sordos

– Edición 491

Vista de la Gallaudet University. Foto: Flickr/josepha

Las personas sordas o con debilidad auditiva suelen pasar inadvertidas en las políticas de accesibilidad, y pocas veces son tomadas en cuenta en cuestiones de diseño

A menudo, cuando hablamos de una ciudad universalmente accesible, imaginamos espacios adecuados para personas con movilidad reducida: pensamos, por ejemplo, en quienes utilizan silla de ruedas y en las rampas que necesitan para desplazarse sin obstáculos. En algunos casos, tendremos en mente a los débiles visuales y los peligros que corren en nuestras calles. Pero pocas veces pensamos en las personas con discapacidad intelectual o en las de talla pequeña, y menos aún en quienes viven con sordera.

La accesibilidad universal es definida como “la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios […] para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad, de la forma más autónoma y natural posible”. Si bien podemos notar que en algunos espacios en nuestras ciudades se busca que se cumplan estas condiciones, también es cierto que las personas sordas o con debilidad auditiva suelen pasar inadvertidas en las políticas de accesibilidad, y pocas veces son tomadas en cuenta en cuestiones de diseño, acaso porque su discapacidad no parece tan notoria.

Algunas ciudades han comenzado a corregir dicha omisión, por ejemplo, instalando luces en las puertas del metro para indicar su apertura y su cierre o colocando señales de alerta para los automovilistas que
circulan por zonas donde transitan peatones con sordera; también capacitando a los funcionarios en el uso de la lengua de señas y distribuyendo información al alcance de todas las personas, así como mediante el uso de aplicaciones y mejorando el diseño acústico de algunos espacios.

Gallaudet University

Fundada en 1957, en Washington, esta universidad fue concebida para personas con problemas auditivos y de visión. Su diseño comprende pasillos amplios para que las personas puedan platicar con las manos, muros semitransparentes para saber que alguien se aproxima, rampas y un diseño acústico propicio para que los ruidos no molesten a quienes conservan cierta capacidad de audición. Las aulas están diseñadas en forma de semicírculos, a fin de facilitar la completa interacción de los estudiantes.

Laurent City

En el año 2005 se comenzó a planificar una ciudad con un diseño enfocado en los sordos o débiles auditivos. El proyectó lo lideró un egresado de Gallaudet y lo bautizó en honor a Laurent Clerc, pionero en educación para sordos. Toda la ciudad debería tener un enfoque visual, todos sus habitantes deberían hablar el lenguaje de señas (aunque no fueran sordos). La ciudad se había planificado en el estado de Dakota, cercana a otras dos de sus ciudades importantes para no quedar aislada.

País de las Maravillas de Morgan

En San Antonio, Texas, hay un parque de diversiones inclusivo en su totalidad. No únicamente está pensado para personas con movilidad reducida y débiles visuales, sino también para todas las discapacidades. Para personas con debilidad auditiva cuenta con bucles de audición, intérpretes por medio de videollamadas, subtítulos y uso de lengua de señas en los videos dentro de sus espacios y un espectáculo de títeres con lengua de señas.

Metro en Medellín

Gracias a una iniciativa de estudiantes de la Universidad de Antioquia, el metro en Medellín se volverá más accesible. Además de dar capacitación al personal en el uso de la lengua de señas para orientar a los usuarios sordos, el proyecto también comprende el uso de pictogramas y de mapeo digital en las estaciones y en los vagones. También usarán un código de colores para alertar a los usuarios cuando las puertas de los vagones abran y cierren. Todo ello irá acompañado de una aplicación que podrá facilitarles a los pasajeros la compra de boletos y la comunicación con el personal.

Bucle magnético en el taxi

En Madrid, el servicio de taxis llamado Free Now desarrolló un bucle magnético en algunos de sus vehículos. El usuario con debilidad auditiva y que usa audífonos para comunicarse puede pedir algún taxi por medio de su aplicación. El bucle capta la señal de la voz del conductor y la transmite directamente al aparato del usuario; de esta manera mejora su comunicación, así como la experiencia del viaje, ya que el bucle permite aislar el resto de sonidos que pueden resultar confusos para la persona sorda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAGIS, año LIX, No. 491, enero-febrero 2023, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de enero de 2023.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.