«Calvario es», de Miguel Aguilar Carrillo

«Calvario es», de Miguel Aguilar Carrillo

– Edición 482

Miguel Aguilar / Facebook

Miguel Aguilar Carrillo (1954) nos entrega su libro Calvario es, que bien podemos leer como un solo poema, limpiamente impreso por Ediciones Monte Carmelo.

Soy un bendito | De las palmas de las manos brotan flores

Jesús es un erial sonriente

De las palmas flores dátiles espinas

El desierto es pródigo | Soy un bendito

Jesús esculpe palomas con la arena del desierto

que vuelan hacia mí.

*

Es el desierto el lugar donde las manos toman lirios

invisibles y deseados

El desierto está en mis manos

Sin lirios para María

sin lirios para Jesús que está en el leño

El desierto son mis manos en oración

El desierto es mi oración sin lirios.


*

Caminaba Jesús sobre las aguas

y untaba su saliva en los ojos de los ciegos

Yo nunca he caminado sobre las aguas de un lago

Y no sirve de nada que me unte saliva para la ceguera

No estoy bendito

Y mi padre es un madero sin Jesús

que goza de la gloria eterna.

* * *

La poesía de temática religiosa en México tiene por lo menos dos ilustres antecedentes en los sacerdotes Alfredo R. Placencia y Manuel Ponce. Pero también en quienes, desde la vida laica, buscan en la espiritualidad una vía para enfrentar las pesadumbres del mundo contemporáneo; así, Concha Urquiza y, más recientemente, Javier Sicilia. Desde su asombrosa biblioteca queretana, Miguel Aguilar Carrillo (1954) nos entrega su libro Calvario es, que bien podemos leer como un solo poema, limpiamente impreso por Ediciones Monte Carmelo. Como han hecho los poetas que lo preceden, Miguel recurre al uso de los símbolos —el único lenguaje religioso universal, según Mircea Eliade— para hacernos partícipes de un estado del alma. De manera que en los tres fragmentos que aquí presentamos se advierte un contraste entre el desierto y el lago como dos espacios de privilegio donde la iniciación en un misterio y la constatación de un milagro tendrían que suceder. Las espinas y el madero, emblemas del martirio, hacen pensar en el dolor físico, pero también en el conflicto interior que se atraviesa (“soy un bendito” / “no estoy bendito”) donde los lirios, a la vez invisibles y presentes, encarnan la humildad necesaria para acceder a la redención. Una poesía valiente para tiempos oscuros. Miguel Aguilar Carrillo fue director de la Escuela de Escritores de Querétaro y ha obtenido varias distinciones nacionales. Entre sus libros de poesía: Cenizas donde hubo un cuerpo y Defectos escogidos, ambos publicados en 2019.

    MAGIS, año LVII, No. 483, septiembre-octubre 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de septiembre de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.