EspañolEnglish

Bernardo Semadeni: representante de la Cruz Roja en Níger

Bernardo Semadeni

Bernardo Semadeni: representante de la Cruz Roja en Níger

– Edición 400

Bernardo Semadeni

Proyectos de itesianos que, desde diferentes campos, están aportando innovaciones para transformar situaciones que deben cambiarse en la ciudad, en el país, en el mundo. 

Por desgracia, es vasto el campo de acción que existe en las labores de ayuda humanitaria; por fortuna, hay en él profesionales entusiastas y comprometidos, como Bernardo Semadeni, egresado de la carrera de Relaciones Internacionales del ITESO en 2002, quien actualmente es el representante de la Cruz Roja Española (CRE) en Níger.


Luego de su paso como voluntario en la filial del organismo en México, adonde ingresó cuando aún estaba cursando sus estudios, Semadeni fue redactor en la sección internacional de los diarios del Grupo Milenio, y más adelante hizo un máster en Acción Solidaria Internacional de Europa, en la Universidad Carlos III de Madrid. En 2006 realizó prácticas en el Departamento de Cooperación Internacional de la CRE, y a raíz de esa experiencia fue contratado para trabajar en el área de sensibilización y educación para el desarrollo, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, además de ser comisionado para el seguimiento de un proyecto de seguridad alimentaria en Níger, del que ahora es coordinador.


Para Semadeni, lo ideal sería que quienes se dedican a la ayuda humanitaria quedaran sin trabajo en un futuro no muy lejano, pues ello supondría que las necesidades originadas en las emergencias estarían ya resueltas y se podrían enfocar los esfuerzos hacia el desarrollo de los más desfavorecidos. Pero, mientras tanto, le interesa llamar la atención sobre la necesidad de un equilibrio “entre lo que se da para ayuda humanitaria y lo que se da para cooperación para el desarrollo.  


La ayuda humanitaria en 50 años
“Lo ideal sería que los que trabajamos en ayuda humanitaria nos quedáramos sin trabajo, y que todo pasara a la parte de cooperación para el desarrollo, pero la tendencia no es ésa, sobre todo con el calentamiento global, pues cada vez hay más desastres, y también porque cada vez somos más y vivimos en zonas de mayor riesgo. Creo que, desgraciadamente, seguirán siendo ocupados los puestos de trabajo en esta área, porque siguen naciendo nuevos estados, casi todos muy frágiles y muchos de ellos tarde o temprano terminan necesitando ayuda humanitaria. Y hay una tendencia también cada vez más alta: que las ong o las organizaciones privadas lo que hacen es aplicar la política exterior de sus países, porque casi todo se hace con fondos públicos. Creo que la tendencia es a unir esfuerzos, pero muchas veces a costa de cierto grado de independencia que solían tener las organizaciones.”

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.