EspañolEnglish

Infancia en tiempo de guerra

Infancia en tiempo de guerra

Los bosnios que sufrieron traumas en la niñez durante la guerra de los años noventa han donado miles de objetos personales de esa época para una exposición itinerante cuyo propósito es recordar la locura que puede ser un conflicto armado. El plan original era montar en Sarajevo un Museo de la Infancia en la Guerra. Pero cuando el sitio elegido fue cedido por las autoridades de la ciudad para la construcción de un gimnasio, el proyecto se transformó y la exhibición salió de gira por varias ciudades. El museo ambulante consiste en más de dos mil 800 piezas, entre las que se incluyen juguetes, cartas, fotografías, diarios y empaques de donaciones humanitarias de comida.

“Todo comenzó cuando publiqué en línea una simple pregunta: ¿Qué significa ‘infancia en la guerra’ para ti?”, recuerda el economista Jasminko Halilovic, quien encabeza el proyecto. “Tenemos la idea de expandir el alcance del museo y empezar a recolectar recuerdos de otras zonas de conflicto, para así crear una exhibición universal que sirva como advertencia contra nuevas guerras”.

En 2013, Halilovic publicó Infancia en la guerra, una colección de recuerdos de su generación. El libro fue traducido a varios idiomas y ayudó a Halilovic a ponerse en contacto con compatriotas en Bosnia y en el extranjero que fueron víctimas de la guerra que tuvo lugar entre 1992 y 1995 y que involucró a serbios, croatas y musulmanes bosnios.

“Mucha gente preserva objetos de aquel tiempo; su memoria está conectada con dichos objetos y tienen la necesidad de compartir sus experiencias: de ahí la idea de crear el museo”, añade. El Museo de la Infancia en la Guerra se propone investigar, exhibir y educar, pero, a la par de eso, Halilovic señala que el hecho de donar sus pertenencias relacionadas con el conflicto ha tenido un “efecto catártico” para las personas. “Pueden romper en llanto, pero es el tipo de lágrimas que se vierten cuando uno se sobrepone al pasado y está listo para comenzar de nuevo”.

Entre los artículos hay una muñeca Barbie donada por Asmira, una bosnia que tenía tres años cuando los separatistas serbios expulsaron a su familia de la localidad oriental de Bratunac, en 1992, y encarcelaron a su padre en un campo de detención cercano. Asmira encontró refugio en un albergue colectivo de Tuzla, en el norte de Bosnia, donde el único juguete disponible para los niños que ahí estaban era una pelota de esponja. Un vecino le regaló la muñeca.

“Yo la cuidaba como si fuera algo sagrado. Siempre ‘dormía’ en una caja de zapatos. Mi Barbie no tenía un nombre. Jugaba con ella a que vendía comida, curaba heridas o cuidaba a los enfermos. Cuando crecí, yo también me convertí en doctora”, escribió Amira en una nota incluida en la exposición.

El conflicto bosnio fue el más sangriento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, y las divisiones étnicas que lo ocasionarion aún afligen a las repúblicas exyugoslavas. .

Texto: Maja Zuvela

    MAGIS, año LVII, No. 480, marzo-abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Francisco Velasco Barajas, 1 de marzo de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.