EspañolEnglish

HISTORIA REDONDAS 5

HISTORIA REDONDAS 5

– Edición

¡UF!

Rotundo chasco el grupo de Aguirre en su debut africano. Ante un rival entrón,  atlético y  apasionado, pero escuálido y rudimentario en sus ideas,  sufrió un calvario para  evitar rodar al abismo. Nada hay que  rescatar de la fría  tarde de la inauguración mundialista  en el Soccer City de Johanesburgo donde los tricolores coquetearon con la tragedia. El dibujo de la alineación anticipó que el desorden tiene su origen en las decisiones del técnico.  Hubo en ellas diversos grados de ingenuidad o torpeza, pero más que nada, la obstinación a un diseño táctico  tan  obvio como vomitivo.

Los veinte minutos iniciales fueron  la acostumbrada dosis de promesas incumplidas. De tres o cuatro ocasiones falladas  que terminan  confirmando su auténtico tamaño y la lejanía que todavía guarda el Tri   con los verdaderos protagonistas de este deporte.  La selección de México no fue más que eso: un equipo que no juega a meter goles sino a fallarlos.   La acumulación de titubeos, el agobiante tartamudeo de su  lenguaje,  terminó por secar un mar furioso que se estrellaba en la portería sudafricana.

Nada logró el  apoyo  de  varios miles de sus compatriotas en la tribuna, entre ellos el Presidente de la República, para   cambiar una actuación  decepcionante, marcada por la esterilidad de sus atacantes. Del revoloteo de los mexicanos se supo menos en la segunda parte cuando  Carlos Alberto Parreira le dio una lección de  pragmatismo  al dicharachero  Vasco. A poco estuvo de amargarle la fiestecita con unos cuantos gramos de músculo en la media cancha, amontonamiento  y astucia bien distribuida. Tampoco el anfitrión tuvo la fuerza para aprovechar dos ocasiones  inmejorables y sentenciar el partido a su favor.

No quiero abundar en el pesimismo, sumando a  este triste retrato  la grosera vulnerabilidad defensiva de los aztecas. Cada vez que no tiene el balón,  su manifiesta inferioridad táctica, la escasa velocidad  de sus zagueros y  nula capacidad de relevo   configuran  un  auténtico caso  clínico. Así, el gol de Tshabalala, hermoso en su  conclusión, contiene todas las pruebas que verifican este cáncer.

Después de todo lo mejor para México ocurrió cuatro horas después de su tortura en la cancha. Francia y Uruguay le dieron un pequeño consuelo. A pesar del ruido de las vuvuzelas, del  ceremonioso ritual de la fiesta  inaugural  y de las esperanzas pisoteadas por doquier, en el primer día  constatamos que el verdadero futbol aún no comienza. Este, todavía está muy cerca de la superficie de la tierra.

 

Pregunta del día. ¿No se podría cambiar el Jabulani para jugar con un auténtico balón de fútbol?  

    MAGIS, año LVII, No. 480, marzo-abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Francisco Velasco Barajas, 1 de marzo de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.