Parque Tecnológico ITESO, un laboratorio vivo para formar profesionales

campus01

Parque Tecnológico ITESO, un laboratorio vivo para formar profesionales

– Edición 409

La alianza estratégica entre la universidad y la empresa que se genera en este Parque, lo convierte en el primero de su naturaleza.

En los últimos años, la globalización ha permeado todos los ámbitos: sociales, empresariales, de gobierno y de educación. Este proceso de transformación propone una nueva forma de entender a la sociedad moderna, para verla como una asociación de redes, de grupos, explica José de la Cerda Gastelum, director de Relaciones Externas del ITESO.

En este contexto, el ITESO comprende el gran potencial que existe para la generación del conocimiento en la colaboración entre sectores sociales; por ello, el 25 de febrero pasado se inauguró el Parque Tecnológico ITESO. En palabras de De la Cerda, se trata de un “nodo de vinculación con la empresa”, que permitirá generar proyectos de investigación que se trabajen en conjunto con las iniciativas de las empresas que constituyen el Parque: “Éste es un nuevo paradigma porque se trata de propiciar la puesta en marcha de laboratorios vivos”, esto es, trasladar el aula a la realidad de las empresas de tecnología para que los alumnos y profesores tengan la oportunidad no sólo de observar, sino de participar temporalmente en sus actividades.

El Parque Tecnológico ITESO se comenzó a construir en febrero de 2008 y se hizo realidad gracias la participación de los gobiernos federal y estatal, de la industria tecnológica y de la propia universidad. La inversión superó los 20 millones de pesos, de los cuales, poco más de siete provienen de instituciones de los gobiernos estatal y federal; casi tres millones de la empresa Protoboards y 10 millones del ITESO. Los aportes del gobierno los brindó la Secretaría de Economía federal, por medio del Fondo PYME, y el gobierno estatal a través del Consejo Estatal de Promoción Económica (CEPE) y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecytjal).

La alianza estratégica entre la universidad y la empresa que se genera en este Parque, lo convierte en el primero de su naturaleza. Otra peculiaridad que tiene es que hospeda a empresas de menor tamaño e impulsa la generación de otras nuevas. En su primera etapa, el Parque Tecnológico ITESO acoge a tres empresas: Protoboards, dedicada al diseño y la producción de tarjetas electrónicas; Soluciones Tecnológicas, especializada en crear instrumentos de medición y pruebas de confiabilidad de dispositivos electrónicos para la industria automotriz, y Global Vantage, enfocada en soluciones para la aeronáutica. A decir de José de la Cerda, se trata de empresas que “prueban que se puede hacer alta tecnología y crear soluciones tecnológicas aun en pequeña escala, y que puedes tener la vanguardia tecnológica en el campus funcionando a su más alto nivel empresarial”.

En la opinión de Álvaro Pedroza, coordinador del Programa para la Gestión de la Innovación y la Tecnología (Proginnt), el beneficio inmediato del Parque Tecnológico es para los alumnos, pues en torno a él se generan proyectos de aplicación profesional y se imparten materias de emprendimiento tecnológico y de gestión de la innovación, con “el objetivo de hacer un semillero de emprendedores en la universidad”, señala.

Además de las empresas hospedadas, el Parque alberga al Centro de Ensamble de Prototipos de Tarjetas Electrónicas, que funciona en colaboración con la empresa Protoboards, la Cadena de la Electrónica (Cadelec) y el ITESO, y al Proginnt, que creó esta universidad desde 2003, y en el que trabajan consultores e investigadores especializados en gestión de la innovación, asesorando y acompañando a las empresas que lo solicitan en la definición y la instrumentación de una estrategia tecnológica. También cuenta con una Incubadora de Empresas Tecnológicas, en la que se forman actualmente 32 nuevas empresas.

En pocas palabras, José de la Cerda describe el Parque Tecnológico ITESO como “una invitación a la comunidad local, gobierno, empresa, universidades, a pensar la educación de otra manera: en redes, en alianzas con empresas y con gobierno. Significa una innovación fundamental en los esquemas de investigación y enseñanza; en segundo lugar, favorece a un segmento de la industria basado en nuevas tecnologías y produce beneficios directos con nuevos empleos que genera el parque entre las empresas incubadas y las hospedadas”. m.

MAGIS, año LVIII, No. 490, noviembre-diciembre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de noviembre de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.