Nación en sonidos

Carátula de un disco que incluye la «Sinfonía India», de Carlos Chávez

Nación en sonidos

– Edición 471

La música sinfónica y la ópera se volvieron vehículos privilegiados de recuperación, expresión, difusión y afirmación del patrimonio cultural y nacional de los distintos pueblos que estuvieron latentes bajo el peso de los estados monárquicos

A mediados del siglo XIX, varios compositores de la centuria anterior eran ampliamente reconocidos en Europa por haber alcanzado las más altas cumbres del desarrollo del lenguaje técnico y estilístico en la música. Bach, Haydn, Mozart y Beethoven llevaron el arte de los sonidos hacia terrenos nunca antes alcanzados por el grado de perfección en cuanto al desarrollo, tanto técnico como estilístico, además de las posibilidades propias de los diferentes instrumentos y agrupaciones orquestales. Si se revisa la historia de la música en referencia a estos grandes maestros, se puede comprender que los compositores más o menos contemporáneos a ellos simplemente se limitaron a crear influenciados por ellos.

Cuando parecía, entonces, que ya no había más cumbres por alcanzar en el ámbito de la música, los cambios políticos y culturales que reconfiguraron el rostro de Europa durante el siglo XIX, como consecuencia de las ideas surgidas en la Revolución francesa, permitieron que muchos compositores buscaran relacionar los estilos y lenguajes ya canonizados, con los sonidos propios de las diversas regiones y los diferentes grupos culturales que se identificaban a sí mismos como nación. La música sinfónica y la ópera se volvieron vehículos privilegiados de recuperación, expresión, difusión y afirmación del patrimonio cultural y nacional de los distintos pueblos que estuvieron latentes bajo el peso de los estados monárquicos de los tiempos anteriores. Es así que se abrió un campo nuevo y muy prolijo a la inspiración y las posibilidades de expresión de la música.

 

Verdi: La battaglia di Legnano. Carreras, Ricciarelli, Gardelli

Phillips, 1989

Uno de los compositores más importantes de Italia es Giuseppe Verdi (1813-1901), aunque su acta de nacimiento fue redactada en francés, pues nació durante el poderío de Napoleón. Cuando Verdi compuso Nabucco, en 1842, el público italiano relacionó la lucha del pueblo hebreo con su propia lucha por la Reunificación y por sacudirse así el yugo político extranjero. En sus siguientes óperas, como La battaglia di Legnano, continuó retomando los antiguos valores nacionales italianos, hecho que le granjeó a Verdi fama y gloria.

 

Smetana: Má Vlast. Rafael Kubelik, Czech Philharmonic Orchestra

Columbia, 2017

Una de las regiones que más expresaron sus valores nacionales a través de la música fue la conocida como Bohemia, actual República Checa. Uno de los músicos más importantes del nacionalismo checo fue Bedrˇich Smetana (1824-1884), quien compuso un ciclo de seis poemas sinfónicos conocidos como Má vlast (Mi patria), donde mediante la música se expresa la esencia geográfica e histórica de Bohemia; el poema más destacado es el segundo del ciclo, llamado Vltava, dedicado al río Moldava.

 

Glinka – Ruslan and Lyudmila. Ognovenko, Netrebko, Gergiev

Philips, 2003

El compositor Mijaíl Glinka (1804-1857) es conocido como el padre del nacionalismo musical ruso, al haber sido el primero en atreverse a sacudirse los estilos musicales extranjeros —en especial el italiano, de gran influencia en su época—, para presentar sonidos propios de la música folclórica eslava en una de las óperas más famosas del repertorio propio de ese país: Ruslán y Liudmila. La obra se basa en una del poeta Alexander Pushkin, y fue estrenada en San Petersburgo a finales de 1842.

 

Grieg – Piano Works. Eva Knardahl

Bis, 1995

En las regiones escandinavas o nórdicas del norte de Europa surgieron importantes compositores que recuperaron los sonidos propios de esas latitudes, entre ellos, el finlandés Jean Sibelius y el danés Neils Gade. Pero, por su expresión nacionalista, conviene destacar la figura del músico Edvard Grieg (1843-1907), quien en sus Lyriske stykker (Piezas líricas), para piano solo, abordó diversos rasgos del folclor, la naturaleza y los recuerdos de su patria, haciendo homenaje a la tradición musical de Noruega.

 

Chávez Conducts Chávez. Carlos Chávez, New York Stadium Symphony Orchestra

Philips, 1989

Los compositores mexicanos de la primera mitad del siglo XX impulsaron el nacionalismo musical por medio de la recuperación de ritmos y sonidos indígenas y folclóricos, fundidos con los nuevos lenguajes musicales que venían desde Europa. La Sinfonía India de Carlos Chávez (1899-1978) se considera como una de las obras más emblemáticas del nacionalismo musical mexicano, pues amalgama ritmos e instrumentos musicales yaquis, seris y huicholes, junto con los recursos más avanzados de la orquestación sinfónica.

MAGIS, año LX, No. 497, enero-febrero 2024, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de enero de 2024.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.