La fugacidad de lo emblemático

La fugacidad de lo emblemático

– Edición 430

El turismo del siglo XXI plantea la organización de eventos para los que muchas veces se crean entornos espectaculares ex profeso, sean temporales o permanentes, y en los que miles de personas desean participar, pues para que un edificio sea espectacular requiere espectadores.

 

“Todo lo que no es emblemático parece ser ruinoso”, critica Joseba Zulaika en un artículo al referirse a los edificios espectaculares que se han ido insertando en Bilbao a partir del fenómeno de “gentrification” y rehabilitación de las ruinas industriales versus la ciudad histórica.1 “El milagro del Guggenheim” es como algunos llaman al éxito que significaron para esa ciudad el diseño y la monumentalidad de un museo en el que no importaba lo que se fuese a exhibir: se bastaría a sí mismo y representaría una tentación difícil de evadir para el visitante del norte de España. El proyecto (1997) de Frank O. Ghery fue el primero de una serie de edificios e infraestructuras proyectados por arquitectos del star system internacional que puso nuevamente en el mapa a Bilbao, ciudad que hoy genera jugosas ganancias a partir de la industria que se enorgullece de no contaminar el medio ambiente: la del turismo cultural. ¿Qué nos motiva a desplazarnos cientos o miles de kilómetros para visitar un edificio de esta naturaleza? ¿Y cuánto tiempo durará esa euforia?

El turismo del siglo XXI plantea la organización de eventos (ferias, congresos, justas deportivas y experiencias educativas) para los que muchas veces se crean entornos espectaculares ex profeso, sean temporales o permanentes, y en los que miles de personas desean participar, pues para que un edificio sea espectacular requiere espectadores que simultáneamente deseen ver y ser vistos.

Si nos referimos a obras de reciente factura, creo que el Estadio Nacional de Pekín (2008), mejor conocido como “El nido de pájaro”, resulta un icono que se ha ganado en buena lid la mejor acepción del término espectacular. Proyectado por los suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, el estadio de atletismo creado con motivo de los XXIX Juegos Olímpicos, da cuenta del feliz encuentro de tres valores esenciales para la arquitectura de calidad de nuestro siglo: el desafío estructural, la belleza y la sustentabilidad. Ni la monumentalidad ni su condición de ser el edificio con más toneladas de acero en el mundo pusieron en riesgo su correcta escala ni la claridad de su carácter.

Desgraciadamente, no todas las arquitecturas gozan del calificativo de espectaculares sin caer en el exhibicionismo, en la aberración o en la materialización de obsesiones que se tornan espectáculo: llaman la atención, convocan y hasta se vuelven referencia en el territorio. ¿Qué obra se recuerda como espectacular entre las realizadas para ferias, en ciudades designadas como “capitales de la cultura” o para las competencias deportivas de las últimas décadas? Propongo que las revisitemos y veamos lo que el tiempo, ese duro juez, ha dictaminado hasta nuestros días. Creo que nos llevaremos muchas sorpresas. m

1  “Ruinas/peripheries/transizioak”, de Joseba Zulaika, en Mundialización y periferias (coordinado por Francisco Jarauta, Diputación Foral de Guipuzkoa / Departamento de Cultura y Euskera, País Vasco, 1998, pp. 109-122).

 

En la red

:: El Estadio Nacional de Pekín, de Herzog y De Meuron

:: “Todos quieren una foto en ‘El nido de pájaro’”

 

Para leer

:: El milagro Guggenheim: una ilusión de alto riesgo, de Alberto Tellitu, Iñaki Esteban Azurmendi y José Antonio González Carrera (Diario El Correo, Bilbao, 1997).

MAGIS, año LVIII, No. 490, noviembre-diciembre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de noviembre de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.