Godard, mi amigo

ver-419-film_socialisme

Godard, mi amigo

– Edición 419

No es raro ver a un autor en su obra, mas Godard es su cine. No sólo porque a menudo aparece a cuadro para espetar frases contundentes, sino porque ambas, películas y frases, están estructuradas a partir de su forma de pensar, porque para él, el cine es el mejor vehículo para pensar el cine.

En 1968, Pier Paolo Pasolini publicó un texto titulado “Dialoguitos sobre el cine y el teatro”. En él dialogan “Yo” y “Ninetto”, y se lee: “Godard es un hombre inteligente […] es además un tipo que me gusta […] porque es un tipo que podría ser mi amigo”. A modo de conclusión, Ninetto confiesa que “sus películas me gustan […] pero si tuviera que decir que las comprendo a fondo, entonces no. Me gusta verlas porque cuando veo sus películas lo veo a él”.

No es raro ver a un autor en su obra, mas Godard es su cine. No sólo porque a menudo aparece a cuadro para espetar frases contundentes, sino porque ambas, películas y frases, están estructuradas a partir de su forma de pensar, porque para él, el cine es el mejor vehículo para pensar el cine. En sus películas, así, coincide lo mejor de dos mundos: palabra e imagen conviven, a veces para moldear una historia, a veces para aniquilarla. Por razones como ésta, el espectador habituado al cine clásico no sabe qué pensar y menos qué sentir. Como con S. M. Eisenstein, sus películas demandan un espectador atento, que apreciará más y mejor sus ensayos audiovisuales si está dispuesto a participar, a pensar y sentir. Los cinéfilos son bienvenidos y bienaventurados: verá y oirá más quien más ame el cine, porque el gran tema de diálogo godardiano es el cine. 

Godard es un cineasta difícil, a menudo petulante y a veces insoportable. En más de un festival lo han premiado (Oso de Plata en Berlín a Sin aliento; Premio de la Crítica en San Sebastián a Nuestra música; León de Oro en Venecia a Nombre: Carmen), acaso “sin comprenderlo a fondo”. Pero Ninetto tiene razón, en su cine hay la probabilidad de una amistad… provechosa. m.

 

Nombre: Carmen

(1983)

Inspirado libremente en la novela Carmen, de Prosper Merimée, Godard retrata a una joven delincuente que se enamora de un policía, José, quien se une a la “banda” de Carmen. Lo demás daría para una ópera si no fuera porque Godard alterna las vicisitudes de la pareja con un cuarteto aque ensaya obras de Beethoven. La protagonista, Maruschka Detmers, se lleva las palmas por sus provocativos desnudos y por su manifiesta animadversión hacia Godard, quien entregaba a los actores el guión día a día. Y un actor necesita “construir” su personaje y bla, bla, bla. Pero el cine, el cine es otra cosa. Y jlg sí lo sabe…

 

Yo te saludo, María


(1985)

Marie (Myriem Roussel) trabaja en la gasolinera de su padre y tiene una relación afectiva con José (Thierry Rode), de oficio taxista. El ángel Gabriel intenta convencer a José sobre el origen del embarazo de su novia. Pero él piensa en la infidelidad. Mientras tanto, la estudiante Eva tiene un affaire con un maestro, y discuten de filosofía. A partir del mito de la natividad, Godard reflexiona sobre la creación y la fe. Las reacciones de facciones católicas fueron furibundas. En Francia… y en Guadalajara, donde quemaron una sala.

 

Historia(s) del cine


(1988-1998)

Se conforma por ocho episodios: cuatro capítulos, cada uno di-
vidido en dos partes. El primero comenzó a

circular en 1988; el último, diez años después. A partir de fragmentos de películas y de noticiarios cinematográficos, Godard reflexiona en primera persona sobre la historia del siglo xx y la(s) historia(s) que surgen del cine y la televisión, porque “el cine es la cuestión del siglo XX”. El resultado es un ensayo  audiovisual que no por poético es menos memorioso y pomposo. Es cine para leer, no en balde los textos fueron congregados en un libro homónimo.

 

Nuestra música


(2004)

Como La Divina Comedia de Dante, esta cinta se estructura en “Infierno”, “Purgatorio” y “Paraíso”. La primera parte yuxtapone diversos fragmentos de cine bélico; la segunda sigue “Los encuentros europeos del libro” en Sarajevo, en particular la magistral lección sobre la imagen que ofrece el propio Godard; la tercera presenta un idílico paraíso resguardado por marines estadunidenses. El realizador francés explora el árido paisaje que ofrece la modernidad antes, durante y después de la actividad bélica. Y aunque el infierno es el más breve, es el más cercano, el más humano…

 

Film socialismo


(2010)

Ésta, la más reciente entrega del cineasta, se estructura alrededor de un viaje por el Mar Mediterráneo, con escalas en emblemáticos parajes egipcios, palestinos, italianos y españoles, entre otros. El trayecto sirve a Godard para cuestionar el estado de las cosas de los grandes mitos del viejo continente: lo mismo repasa el dinero y la democracia que las rotundas ambiciones de la revolución francesa. Una vez más, el resultado se acerca más al ensayo sociopolítico con tintes poéticos que al relato en tres actos. De Godard nunca esperamos menos…

Encuesta

En Magis apreciamos mucho lo que tengas que decirnos, y por ello te invitamos a responder esta breve encuesta, que nos ayudará a conocerte mejor.

MAGIS, año LVII, No. 489, septiembre-octubre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de septiembre de 2022.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.