Entre el copyright y el copyleft

SGAE, bibliotecas públicas, canon bibliotecario

Entre el copyright y el copyleft

– Edición 410

Las bibliotecas españolas deben pagar a la SGAE 20 centavos por libro prestado.

En el debate entre los abusos del copyright y las alternativas que ofrecen las licencias abiertas, hay varias experiencias que ilustran el debate. Aquí presentamos cinco casos.

Pago por prestar libros
En marzo de 2007, el Congreso de los Diputados de España aprobó el “canon bibliotecario”, que obliga a todas las bibliotecas a pagar 20 centavos de euro por cada libro prestado, a la Sociedad General de Autores de España (SGAE). Sus detractores argumentan que se trata de una medida abusiva: cobra dos veces (cuando se compra el libro y luego al prestarlo), asume que el préstamo es un “daño patrimonial”, viola la presunción de inocencia (supone que el lector es un “pirata”) y merma la capacidad de adquisición de las bibliotecas (son éstas, por medio de los impuestos de los ciudadanos, las que pagan). La SGAE también recibe “compensaciones” por cada CD o DVD virgen, reproductor MP3, impresora, escáner o fotocopiadora comprada.


Diseño abierto

Ronen Kadushin es un diseñador israelí que decidió, acorde con el espíritu colaborativo del software de código abierto, compartir sus diseños con una licencia Creative Commons. Los usuarios pueden descargar de su página (www.ronen-kadushin.com) fotografías, instrucciones y los planos en AutoCad de cada uno de sus diseños. Así pueden construir sus propios muebles, adaptarlos a otros contextos o usar sus ideas para nuevas creaciones. Si sus diseños quieren usarse con fines comerciales, hay que pagar por ellos. Y no poco: según la revista Wired, los muebles de Kadushin cuestan arriba de cinco mil dólares.


La Bahía Pirata

Fundada en 2004 en Suecia, The Pirate Bay se volvió pronto una referencia del intercambio de archivos por internet, el llamado P2P (peer to peer). The Pirate Bay es un recopilador de ficheros BitTorrent, un protocolo que facilita el intercambio por internet: el torrent es la llave de acceso al documento de otro usuario (libros, música, películas, videojuegos, software con y sin derechos de autor). En 2006, las oficinas de The Pirate Bay fueron allanadas por la policía, que confiscó los servidores donde se alojaban los ficheros, por supuesta violación de los derechos de autor. La medida provocó manifestaciones públicas y la creación del Partido Pirata, que tres años más tarde se convirtió en el tercer partido político con más integrantes de Suecia. En 2009, un nuevo conflicto judicial contra The Pirate Bay concluyó que cada uno de sus integrantes debía pasar un año en la cárcel y pagar una multa de 2.7 millones de euros; la industria exigía 14 millones. Los administradores no fueron acusados de piratería, sino de algo parecido a apología. Al cierre de esta edición de MAGIS, el caso había entrado a apelación.


Guadalupe™

Cuenta el mito guadalupano que la Virgen se le apareció a Juan Diego en el cerro del Tepeyac en 1531. Dice la historia que la Virgen Guadalupana fue el símbolo integrador novohispano y el estandarte de los héroes de la Independencia. Narran las crónicas periodísticas que en 2002, el chino Wu You Lin consiguió un registro de marca de la imagen guadalupana rodeada de pequeños focos y escarcha, un artículo decorativo. En ese mismo año, según una nota de la revista Proceso, la empresa Viotran y el Arzobispado de México habían firmado un convenio para la comercialización de la imagen. La información fue desmentida por el Arzobispado y representantes de Viotran. Los dos casos sirvieron para levantar polémica sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor no sólo de los símbolos religiosos, sino de iconos de la identidad nacional. Consultado por Proceso, el abogado Ramón Obón León citó la Ley Federal del Derecho de Autor, cuyos artículos 157 y 159 estipulan que “es libre la utilización” de las obras artísticas de carácter popular que “no cuenten con autor identificable”, como la Guadalupana.


Libros abiertos

Wu Ming es un colectivo de novelistas italianos que ha publicado varias obras bajo una licencia copyleft. Si una persona quiere leer uno de sus libros, sólo tiene que descargarlo de su página web (www.wumingfoundation.org) e imprimirlo. Simultáneamente, ha firmado contratos con editoriales para que publiquen, traduzcan y difundan sus obras comercialmente (con pago por derechos de autor, por supuesto). ¿Han perdido dinero? Los miembros de Wu Ming aseguran que ha sucedido todo lo contrario: “Mientras más circula un texto, más se vende. Cada vez más experiencias editoriales demuestran que la lógica ‘copia pirata = copia no vendida’ no tiene nada de lógica. Si no fuera así, no se comprendería el hecho de que nuestra novela Q, descargable gratuitamente, haya llegado a la duodécima edición y haya superado las 200 mil copias vendidas”.

MAGIS, año LX, No. 499, mayo-junio 2024, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de mayo de 2024.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.