El universo de lo invisible

cam-422-NANOTECNOLOGIA1

El universo de lo invisible

– Edición 422

La nueva carrera viene a llenar un vacío existente a nivel licenciatura en Jalisco

El próximo ciclo escolar tendrá una novedad: la Ingeniería en Nanotecnología, carrera con la que el iteso amplía a 28 el número de opciones para los estudiantes y que representa toda una apuesta de futuro para México y el mundo.

 

Combatir distintos tipos de cáncer, sí. Construir edificios más resistentes a temblores, sí. Crear prótesis de extremidades que respondan a las órdenes del cerebro humano, sí. Desarrollar combustibles absolutamente limpios, sí. Producir mejores alimentos y conservarlos en perfecto estado durante mucho más tiempo, sí. Fabricar vidrios y ropa que no se mojen ni se ensucien, también… La lista parece infinita. Le pregunto a Ramón Barajas, coordinador de Ingeniería en Nanotecnología —la nueva carrera que el iteso ofrecerá a partir de agosto de este año—, si hay algo en su oficina (lo que sea, la computadora, su celular, su escritorio, los muros, la silla) que no pueda ser mejorado mediante la nanotecnología. Se toma su tiempo, mira a todos lados y asegura que no.   

Manipular la materia en su más mínima expresión, es decir, en el aspecto atómico o molecular, abre, literalmente, un abanico infinito de posibilidades para el ser humano. Tal vez por eso las principales potencias de este planeta invierten tanto en su investigación y desarrollo: billones de dólares, euros, yenes y yuanes están puestos al servicio de la nanotecnología, la nanomedicina, la nanorrobótica, la nanociencia y demás variedades de este campo científico con poco más de una década de vida seria y formal.

El ITESO es la primera universidad en Jalisco que ya está lista para ofrecer una carrera alrededor de una disciplina que continuamente se roza con la ciencia ficción y que cada vez gana más terreno. “Hay una proyección de que en 2015 el mundo necesitará alrededor de dos millones de profesionistas capacitados en el perfil de la nanotecnología”, afirma Barajas citando el Diagnóstico y Prospectiva de la Nanotecnología en México, publicado por el Centro de Investigación en Materiales Avanzados en febrero de 2008.

La tecnología de lo minúsculo

Antes de continuar, vale la pena explicar qué es la nanotecnología. El documento oficial de esta nueva ingeniería dice: “El estudio, investigación y desarrollo (I+D) de estructuras, dispositivos y sistemas con dimensiones de 1 a 100 nanómetros para potenciales aplicaciones tecnológicas”.

El nanómetro, una unidad de medida, equivale a la millonésima parte de un milímetro. ¿Ejemplo? El nanómetro es 75 mil veces más pequeño que el ancho de  un cabello humano. No por nada hay quien llama a esta ciencia “la tecnología de lo invisible”, de la materia que sólo puede observarse con la ayuda de microscopios electrónicos especializados, instrumentos que serán elementos indispensables en los talleres de nanotecnología que construirá ex profeso el iteso.

Dominar la física, las matemáticas y la química, y contar con un permanente espíritu innovador, serán requisitos para quienes deseen ingresar a Nanotecnología. Estos alumnos serán, debido a la escasa oferta universitaria en el nivel licenciatura que existe en México, parte de la generación de pioneros en su rama. “Habrá una relación muy estrecha entre la industria y el iteso”, subraya este doctor en Física. “Jalisco está en un lugar privilegiado, gracias a que tenemos alrededor una industria electrónica y de telecomunicaciones enorme; no hay profesionistas cuyo perfil les permita dar solución a aquellos problemas que ya incorporan la nanotecnología en sus productos o procesos”.

Barajas, al igual que científicos de otros países, pide prudencia al momento de hablar de los grandes avances que el mundo espera de la nanotecnología, porque si bien es cierto que éstos ya se han registrado (coches que funcionan con hidrógeno, las prótesis citadas o todos los teléfonos de última generación), podrán verse a plenitud en diez o 15 años.

¿Qué sensaciones se tienen cuando se es coordinador de una carrera con estas posibilidades?

“Uno debe, por las expectativas generadas, responderlas y superarlas. En carreras como Nanotecnología, donde se generan tantas expectativas, es un compromiso adicional muy grande. No basta con que tú (profesor o alumno) hagas innovación tecnológica o investigación en ciencia básica; esto debe tener un contexto social, en donde lo que vayas a hacer realmente conlleve un bien para la humanidad”, responde Barajas, quien agrega que el momento en que llega la carrera es el ideal, ya que el país tiene el potencial para crecer en nanotecnología, tal como lo han hecho Chile, Brasil o Argentina (y obviamente Estados Unidos), a pesar de la resistencia de algunos sectores. m

 

Más información

Admisión ITESO

Ingeniería en Nanotecnología

MAGIS, año LIX, No. 491, enero-febrero 2023, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de enero de 2023.

El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

Notice: This translation is automatically generated by Google.