Chile: la rebelión de los estudiantes

dis-425-chile2

Chile: la rebelión de los estudiantes

– Edición 425

dis-425-chile2
En Chile, los jóvenes tomaron la calle para exigir al Estado educación gratuita

Las multitudinarias manifestaciones de estudiantes chilenos que piden educación pública y de calidad han cuestionado las políticas neoliberales de su país, impuestas desde la dictadura de Pinochet, que privilegian lo privado sobre lo público.

 

Chile era el paradigma del país neoliberal. A ojos de muchos, representaba el modelo de desarrollo, progreso y modernidad al que deberíamos aspirar los latinoamericanos. Hasta que se rebelaron los estudiantes. En mayo de 2011 arrancaron las movilizaciones por una demanda aparentemente simple: “Educación pública y de calidad; fin al lucro”.

Los estudiantes chilenos emergieron este año al escenario público, en continuidad con la movilización de estudiantes secundarios en 2006, conocida como “la revolución pingüina”, a través de un amplio abanico de iniciativas de movilización para exigir un sistema de educación pública.

La chilena es una sociedad en la que los antagonismos sociales se agudizaron debido a la radicalidad con la que se impuso el modelo de liberalismo a ultranza a partir del golpe de Estado de 1973. Antes de este hecho, Chile contaba con uno de los sistemas de bienestar social más desarrollados de América Latina, que proveía protección laboral, salud y educación pública gratuita para todos.

De ser un derecho público para toda la población, la educación se convirtió en una mercancía más al alcance de quien pudiera pagarla en el mercado. En dos décadas, la educación chilena —especialmente la universitaria— se fue privatizando. En 1980, 78 por ciento de la educación era pública; en el año 2000 ya había descendido a 50 por ciento.

El Estado neoliberal chileno, primero con Pinochet y posteriormente con los partidos de la Concertación, formada por liberales y socialistas, impulsó una educación privada en la que se ofrecían subvenciones estatales (llamadas Créditos con Aval del Estado), que se convirtieron en un sistema de endeudamiento para las familias chilenas.

Ahora hay una generación de estudiantes endeudados hasta el cogote. Hay cerca de un millón de estudiantes universitarios, de los cuales se estima que 370 mil tienen deudas por créditos educativos. Cada uno de ellos adeuda en promedio tres millones de pesos chilenos (casi 6 mil dólares) que, en muchos casos, tardan hasta 15 años en pagar.

Los estudiantes chilenos han puesto contra las cuerdas al régimen político chileno porque su demanda trastoca todo el sistema heredado por el pinochetismo, por lo que su aplicación pasa por disolver todo ese orden. Ése es el desafío de los estudiantes chilenos y de los contingentes sociales que han conjuntado en su demanda de poner lo público por encima de lo privado. m

 

2011: Ocupar la Plaza

Túnez: La Revolución del Jazmín

Los indignados españoles: la esperanza de la revuelta global

Egipto y los 18 días de revueltas

De víctimas a activistas por la paz

Grecia: el furor a la calle

Occupy Wall Street

    MAGIS, año LVII, No. 484, noviembre-diciembre 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de noviembre de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.