50 años de formar arquitectos para mejorar el entorno

Alumnos de la primera generación de Arquitectura del ITESO

50 años de formar arquitectos para mejorar el entorno

– Edición 436

Alumnos de la primera generación de Arquitectura del ITESO
Alumnos de la primera generación de arquitectura del ITESO

A lo largo de sus cinco décadas de existencia, la escuela de Arquitectura del ITESO ha apostado por la creación participativa de espacios. Para celebrar su medio siglo de vida, se tienen planeadas varias actividades.

Cincuenta años no pasan en vano. Y los talleres de la carrera de Arquitectura del ITESO son un buen ejemplo: en ellos ha disminuido el uso de restiradores y bancos, reglas, pliegos de papel, grafos y estilógrafos. Todo esto ha sido reemplazado, poco a poco, por una pantalla, un teclado, un mouse y mucho software. Si bien todos esos materiales e instrumentos de trabajo siguen siendo útiles y funcionales, las nuevas tecnologías facilitan las tareas del arquitecto: desde consultar fotografías sobre vanguardias arquitectónicas de cualquier parte del mundo en el teléfono móvil mientras se toma una clase, hasta la creación de maquetas multimedia por computadora.

La historia de la carrera de Arquitectura comenzó en septiembre de 1963, cuando 17 entusiastas jóvenes se aventuraron a convertirse en arquitectos y estudiar en la segunda universidad privada de la región que ofrecía esta opción educativa. Ellos contaron con el acompañamiento del arquitecto Enrique Nafarrate Mexía, fundador y director durante los primeros años de la nueva carrera. En 1968, de los 17 alumnos que habían comenzado, sólo siete terminaron la carrera: Alejandro González Gortázar, profesor itesiano; Gabriel Casillas Moreno; Manuel Hernández Romo; Jesús Velasco; Eduardo Vázquez Baeza, profesor itesiano; Gabriel Villaseñor (fallecido) y Felipe Covarrubias, también profesor itesiano.

Felipe Covarrubias asesora a un alumno del ITESO El arquitecto Felipe Covarrubias (izq.) asesora a Julio Varón(+) en los jardines del edificio B. Foto: Archivo ITESO

En las cinco décadas de existencia de este programa educativo, los proyectores de diapositivas fueron reemplazados por “cañones digitales”; se inauguró el edificio q (1995), con espacios acondicionados para que pudieran trabajar en un mejor ambiente los alumnos de las licenciaturas de Arquitectura y Diseño. Profesores de otras latitudes del mundo han enriquecido el conocimiento de los estudiantes, que se ha ido formando de acuerdo con los cinco planes de estudio que se han adoptado. Actualmente se trabaja en los ajustes de un sexto.

La carrera de Arquitectura suma dos mil 752 egresados y hay 188 alumnos inscritos, que cursan un programa académico de calidad, certificado por la Acreditadora Nacional de Programas de Arquitectura y Disciplinas del Espacio Habitable (ANPADEH).

La mente creativa y artística de los estudiantes del iteso ha caracterizado a esta escuela. Por sus aulas han deambulado estudiantes que hoy no sólo se dedican a la construcción, sino también al urbanismo, el diseño, el medio ambiente y otras disciplinas artísticas como la música, la fotografía, la pintura e, incluso, instalaciones audiovisuales, entre otras.

La escuela de arquitectos del iteso ha logrado premios nacionales e internacionales que reconocen la calidad del trabajo de sus estudiantes. En 1978 mereció el primer lugar en el Concurso de la Unión Internacional de Arquitectos, avalado por la unesco, gracias a que un grupo de alumnos presentó un proyecto de gestión social que en su momento fue innovador. El proyecto proponía el rescate de un inmueble, en el municipio de Yahualica, que había sido usado como cárcel y que en ese entonces albergaba oficinas de gobierno. Los futuros arquitectos pretendían que la edificación se convirtiera en un espacio para realizar actividades culturales.

Vista actual del edificio de Arquitectura Vista actual del edificio de Arquitectura y Diseño.  

El actual coordinador de la licenciatura, Pablo Vázquez Piombo, considera que a lo largo de cinco décadas el perfil del alumno de arquitectura ha cambiado, sobre todo con la influencia de las nuevas tecnologías, que permiten tener acceso a información, música y videos de manera inmediata.

Para el coordinador, el enfoque humanista que se imprime en las aulas del iteso hace que su escuela de arquitectura sea muy diferente a las de otras universidades. “El trabajo que tiene que desarrollar el alumno debe estar arraigado a su comunidad para mejorarla, para proponer soluciones a las problemáticas que aquejan a la sociedad de su entorno. El quehacer del arquitecto implica un trabajo interdisciplinario para la creación de espacios de manera participativa”.

Los arquitectos egresados del ITESO han incursionado en diferentes campos, que van desde la concepción del proyecto arquitectónico, el equipamiento, hasta el urbanismo, la gestión social, la participación ciudadana, la docencia, la sustentabilidad, y la valuación, la conservación de inmuebles y monumentos. En palabras de Vázquez Piombo, la arquitectura es una disciplina en la cual los profesionales deben promoverse y capacitarse constantemente para seguir creando proyectos nuevos.

 

La celebración sigue

Para celebrar cinco décadas de formación de arquitectos, se han preparado diversas actividades que han ido desarrollándose este semestre y que continuarán el próximo, como conferencias, exposiciones, mesas de trabajo, talleres, recorridos arquitectónicos, viajes, reuniones de generaciones y homenajes.

Esto tiene como propósito contribuir a la formación académica y profesional de egresados y estudiantes en distintos campos disciplinares de especialización, como desarrollo de la ciudad, gestión del hábitat, teoría de la arquitectura, proyecto arquitectónico, sustentabilidad, entre otros.

El programa completo y los detalles del mismo pueden consultarse en el sitio web http://blogs.iteso.mx/arquitectura/, en la página de Facebook ITESOArquitectura y en la cuenta de Twitter @Arq_iteso. m

La imagen que encabeza este texto se tomó en el semestre Otoño 1966 en la Plaza de la Liberación, después de la clase de dibujo con el profesor Sergio Dueñas. Foto tomada con cámara de cajón. De pie: Jesús Velasco, J. Manuel Sánchez, Víctor Silva, Felipe Ramos(+), Salvador Torres, Gabriel Villaseñor(+), Manuel Hernández y Felipe Covarrubias. En medio: Gabriel Casillas y Chuy Vázquez. Sentados: Gilberto Larios, Eduardo Gavilán Vázquez, Alejandro González, Rafa Romo y Pepe Ortiz(+)

 

Flickr

¿Cuánto ha cambiado el ITESO en 50 años? 

Visita la galería conmemorativa de Arquitectura.

    MAGIS, año LVII, No. 483, septiembre-octubre 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de septiembre de 2021.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.