Un refugio contra la homofobia en Brasil

Magis-467-sociedad-homofobia

Un refugio contra la homofobia en Brasil

La bandera multicolor del orgullo gay cuelga en un rincón de una habitación desnuda, en un edificio art déco de São Paulo que alguna vez fue cuartel de la agencia de seguridad social de Brasil. Esa habitación es el hogar de varios miembros de la comunidad LGBTTTI brasileña, que aquí buscan refugio contra la discriminación y los crímenes de odio.

Fueron invitados a unirse a unas 300 personas que han vivido en el edificio desde hace varios meses, en una ocupación organizada por el Frente de Lucha por la Vivienda, un grupo que promueve los derechos de cerca de 400 mil personas a tener vivienda digna en São Paulo.

“Esta ocupación es un espacio donde podemos sentirnos a salvo”, dice Rodrigo, un hombre gay de cabeza afeitada, mientras se acaricia la barba negra. “En el movimiento lgbt sólo queremos vivir nuestras vidas, y eso significa no tener miedo de quien está detrás de ti”.

Brasil es uno de los países con las tasas más altas de crímenes de odio contra la comunidad LGBTTTI, a pesar de su reputación de tolerancia sexual: reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, y ahí tienen lugar algunos de los festivales del orgullo gay más grandes del mundo. Sin embargo, grupos de defensa de los derechos humanos, incluido Amnistía Internacional, afirman que la violencia homofóbica es endémica en Brasil, donde hubo 326 crímenes de esta índole en 2014. Algunos pastores evangélicos cuya popularidad va en aumento han adoptado una retórica abiertamente homofóbica.

Luciana Jesús Silva, una mujer bisexual y organizadora de la ocupación, pidió al Frente de Lucha por la Vivienda espacio para personas lgbt al enterarse de que uno de sus amigos gays había sido hospitalizado tras un ataque que sufrió cuando su madre lo echó de su casa diciendo que era obra del diablo.

“Quienes somos los más marginados y reprimidos por la sociedad debemos permanecer juntos”, afirma Silva, de 45 años y madre de cuatro hijos.

La ocupación de varios edificios en el centro de São Paulo a lo largo de meses ha sido posible gracias a que la ley brasileña dificulta expulsar a los ocupantes. El Frente de Lucha por la Vivienda ofrece a las familias un escape de los barrios plagados de violencia en la periferia de la metrópolis.

Rodrigo descansa en un colchón con Wam, de 24 años, y Teflón, de 19, cuya vestimenta brillante y colorida contrasta con el gris del departamento abandonado donde se encuentran. Están improvisando una exhibición de moda. Teflón hace una pose, con los brazos extendidos como las alas de una garza y las piernas curzadas. El maquillaje y la ropa entrañan una actitud de desafío para algunas personas LGBTTTI.

Jorge, de 31 años, enseña dibujo a los niños en otro departamento vacío. Gaby, de 18, ha cocinado en una enorme olla comunitaria de la que los residentes se sirven; con escasos muebles en el edificio, algunos comen de pie o sentados en el piso.

Al atardecer, Rodrigo y sus amigos se dirigen a la plaza Arouche, en el centro de São Paulo, un punto de reunión para la comunidad LGBTTTI.

Gaby se maquilla en la habitación débilmente iluminada antes de salir. Rodrigo, Teflón y Fernando llevan tacones altos y túnicas sueltas, y su aspecto hace que la gente voltee a verlos en las calles llenas de grafitis. La pequeña plaza, marcada por una luminaria adornada con una bandera del orgullo gay, es un lugar para hacer amigos, compartir experiencias y discutir los derechos de la comunidad.

“No es mi culpa vivir en una sociedad que tiene el corazón y la cabeza vacíos”, se lamenta Fernanda, mujer negra transgénero de 20 años. Afirma que su apariencia le hace casi imposible conseguir trabajo. “Es más difícil ser trans que ser gay, porque si eres gay aún conservas una apariencia masculina”, explica. “Mi apariencia es mi propia creación”.

Texto:  Dan Flynn

 

    MAGIS, año LVIII, No. 490, noviembre-diciembre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de noviembre de 2022.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.