EspañolEnglish

Cabello de belleza Negra

478-MAGIS-SPECTARE-COLONIALISMO-CREATIVESOUL-PHOTOGRAFY3

Cabello de belleza Negra

A esa niña le han dicho que su cabeza es demasiado grande, que su pelo es muy feo, que se ve sucia, que su cabello seguro huele mal, que parece loca con su peinado. La han ofendido y la han humillado en la calle y en la escuela, sus profesoras se han atrevido a cortarle sus trenzas con el argumento de que las cuentas que remataban su peinado hacían demasiado ruido. A esa niña de dos, de siete, de trece años, le han dicho que no hay belleza en sus rizos ni en sus cabellos alborotados.

¿Por qué es tan relevante cómo una niña luce su peinado? ¿Qué significa para el mundo su cabello, que debe ser sistemáticamente criticado, sometido y anulado? En cada mecha, en cada hebra, en cada rizo y en cada vuelta hay una parte de ella misma, de su raza y de su cultura; en su aspereza y en su suavidad, en su resistencia a la gravedad y en su maleabilidad hay una reafirmación, un recordatorio constante de su innegable negritud. Y es que en este mundo en el que el cabello Negro (con mayúscula: una forma de reforzar su visibilidad y hacer, así, frente a la discriminación racial en Estados Unidos, el término Black, referido a las personas afroamericanas y a su cultura, ha venido escribiéndose con mayúscula en los tiempos recientes) es rechazado, es un desafío portarlo al natural, en un afro largo y profundo que se atempera sólo con las manos que lo tejen y lo trenzan; hay también una reafirmación de la propia belleza en la resistencia a alaciar, planchar, rapar al ras, o someter químicamente la cabellera, para “blanquear” su existencia, para hacerla digerible, para no provocar con su diferencia.

Y como parte de ese alegre desafío, las imágenes de Regis y Kahran Bethencourt, de Creative Soul Photography, celebran el cabello de ésa y otras niñas negras: afros, espirales, rastas, trenzas, cornrows y nudos bantús coronan sus cabezas; en las fotografías es posible ver melenas decoradas con perlas, plumas y diamantes; se destaca la ascendencia africana en la expresión de las cabelleras y la cualidad escultórica de su textura en los intrincados peinados.

Las fotografías del amable y sonriente dúo abren un espacio de representación, y por tanto de normalización, de esos cabellos históricamente escondidos y anulados de los espacios que construyen los ideales de belleza para las niñas y mujeres negras. Las hermosas fotografías parecen situadas en países imposibles, en narrativas de ciencia ficción o en una Historia paralela y le dicen a esa niña que no es necesario transformarse para integrarse a un ideal de belleza trazado sobre parámetros de otra raza, de otros cuerpos, de otros cabellos que no se parecen al suyo. Por el contrario, presentan esos cabellos en libertad, con dignidad, a manera de coronas, para que esos pequeños rostros se miren a sí mismos elegantes, imponentes en su delicadeza. Iniciaron la serie Afro Art después de dedicarse por varios años a tomar fotografías familiares y publicitarias especializándose en niñas y niños afrodescendientes; la particularidad de representarlos con su cabello al natural fue lo que los hizo destacar. Al día de hoy, han viajado alrededor de siete países y culturas distintas haciendo este trabajo.

En 2020 editan el libro Glory: Magical Visions of Black Beauty, que compila su aportación a la cultura visual de estos cuatro años de celebración del cabello Negro y que representa su hermoso desafío a los estándares de belleza y al sometimiento de su negritud. Con su trabajo, los Bethencourt abren los espacios de representación para que esa niña excluida en la escuela se mire con asombro y encuentre en las flores y los hilos de colores tejidos rítmicamente en las cabezas de otras pequeñas, un espejo de ella misma que nutra su amor propio y forme parte del impulso que contrarreste los siglos de racialización de su cabello, que ha sido usado como herramienta de exclusión, estigmatización y segregación, y lo mire ahora como una hermosa aura que enmarca su belleza..

Texto: Sofía Rodríguez

    MAGIS, año LVII, 480, Marzo – Abril 2021, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. +52 (33) 3669-3486.

    Notice: This translation is automatically generated by Google.