Armar a los profesores

Magis-463-fotografia-armar-profesores-1

Armar a los profesores

A raíz del tiroteo en el que un estudiante mató a 17 personas y dejó heridas a otras 14 en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, el 14 de febrero de este año, el presidente Donald Trump se pronunció a favor de que los maestros lleven armas ocultas en su horarios laborales y reciban entrenamiento para usarlas. “Si ustedes tuvieran maestros expertos en armas de fuego, ellos bien podrían poner fin al ataque rápidamente”, argumentó durante un encuentro con familiares de las víctimas.

No es una idea nueva. La masacre de diciembre de 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook, de Connecticut, Estados Unidos, desató un feroz debate en ese país acerca de cómo evitar que semejantes tragedias sigan ocurriendo. El 16 de enero de 2013, el presidente Barack Obama anunció un amplio paquete de propuestas para el control de armas, pero la medida sugerida por el poderoso lobby a favor de las armas fue armar a los profesores y a las autoridades de las escuelas. Muchos profesores empezaron a tomar adiestramiento, como se ve en esta clase de manejo de armas de fuego para maestros en Florida.

Una clase gratuita en la Academia de Entrenamiento Veritas, en Sarasota, Florida, muestra a un grupo local de profesores de escuelas públicas cómo desarmar a un atacante, usando pistolas de goma. Clases similares se han ofrecido a cientos de maestros en Ohio, Texas y Utah. El entrenamiento que se brinda es acorde a las recomendaciones de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), que también ha clamado por poner guardias armados en las escuelas a todo lo largo y ancho del país.

Quienes critican la idea han ridiculizado el llamado a armar a los maestros como una temeraria idea promovida por enardecidos entusiastas de las armas, y afirman que la medida sólo incrementará el peligro en las aulas al distraer a los profesores de su trabajo, que es educar a los niños. Dennis Van Roekel, líder del mayor sindicato de profesores en Estados Unidos, dijo entonces: “Si el propósito es reducir la violencia armada en las escuelas, entonces la solución no es meter en ellas más pistolas”.

Tras la reciente masacre de Florida, los compañeros de los estudiantes asesinados emprendieron el movimiento Never Again MSD, para exigir mayor control de armas en Estados Unidos. La figura principal de este movimiento ha sido Emma González, sobreviviente del tiroteo, quien tres días después participó en una manifestación con un discurso que se volvió viral.

“Los maestros tienen más que suficientes responsabilidades en estos momentos como para cargar con la enorme responsabilidad de tener que usar la fuerza letal para acabar con una vida”, dijo Mark Barden al conocer las declaraciones de Trump. El hijo de Barden murió en la masacre de la Escuela Primaria Sandy Hook, en Connecticut. m.

    MAGIS, año LVIII, No. 490, noviembre-diciembre 2022, es una publicación electrónica bimestral editada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO), Periférico Sur Manuel Gómez Morín 8585, Col. ITESO, Tlaquepaque, Jal., México, C.P. 45604, tel. + 52 (33) 3669-3486. Editor responsable: Humberto Orozco Barba. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2018-012310293000-203, ISSN: 2594-0872, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Edgar Velasco, 1 de noviembre de 2022.

    El contenido es responsabilidad de los autores. Se permite la reproducción previa autorización del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, A.C. (ITESO).

    Notice: This translation is automatically generated by Google.