Volver al inicio

Pasión, conciencia y compromiso

Los aficionados al futbol enfrentan la visión tradicional del deporte como “distractor de los temas importantes” y preservan sus propias prácticas culturales y sociales ante el avance del espectáculo-negocio. Aquí algunos ejemplos.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Aspecto de la tribuna del estadio del Borussia Dortmund.
Aspecto de la tribuna del estadio del Borussia Dortmund.

Decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano que “no hay nada menos vacío que un estadio vacío y no hay nada menos mudo que las gradas sin nadie”. Los aficionados son componente indispensable del futbol, ya que han permitido la popularización de eventos como la Copa del Mundo.

Aunque la mirada sobre los aficionados suele tener un componente de recelo, debido a la violencia y el fanatismo, este deporte también es una expresión colectiva de emociones, símbolos y relaciones de comunidad que han sido materia prima para numerosos escritores, sociólogos, antropólogos y periodistas. Por ejemplo, Juan Villoro considera que la rechifla que el público dio al presidente Miguel de la Madrid durante la inauguración del Mundial de 1986 se debió a la pobre respuesta del gobierno ante el sismo del 19 de septiembre del año anterior. “La incontrolable multitud puede descubrir una voz propia y una conciencia crítica al reconocerse de forma espontánea como una fuerza circular”, escribe Villoro en Dios es redondo.

Conforme a esta visión del balompié como ritual colectivo de unidad y sentido de pertenencia, los aficionados enfrentan la visión tradicional del deporte como “distractor de los temas importantes” y preservan sus propias prácticas culturales y sociales ante el avance del espectáculo-negocio, que reproduce las desigualdades del capitalismo dentro de la cancha —clubes multinacionales repletos de cracks contra la supervivencia de los equipos regionales— y también fuera: boletos cada vez más inasequibles, inversiones multimillonarias por los derechos de trasmisión, etcétera.

A continuación, una serie de ejemplos de las identidades culturales y sociales que genera el balompié en todo el mundo:

 

Una despedida especial

Diagnosticado con un cáncer terminal a sus 54 años, a Rooie Marck le quedaban apenas unos días de vida. Postrado en una camilla, el holandés esperaba cumplir su voluntad: ver por última vez a su equipo, el Feyenoord de la ciudad de Róterdam, antes de morir. Y una mañana de entrenamiento, miles de aficionados, junto a los jugadores y al cuerpo técnico del equipo, se hicieron presentes en el estadio De Kuip para hacerle un homenaje a su fiel aficionado. Ante las palabras de aliento de amigos y futbolistas, y mientras los hinchas cantaban “You’ll Never Walk Alone” (“Nunca caminarás solo”), un conmovido Rooie agradeció el cariño y la solidaridad de aquellos con quienes compartió el amor a un club. Tres días después, murió.

 

Sankt Pauli, afición y compromiso

Al ritmo de “Hell’s Bells”, de AC/DC, entre una multitud de símbolos y mensajes antifascistas y antisistema, los aficionados del Sankt Pauli arropan a sus jugadores antes de cada partido y, durante el mismo, reivindican toda una serie de compromisos políticos. Aunque es un club de escasos éxitos deportivos, el equipo que toma el nombre de un barrio de Hamburgo es popular a escala mundial por su compromiso social. Sus aficionados se enfrentan abiertamente contra el racismo y el nazismo, organizan colectas de ropa y alimentos para ayudar a los más necesitados, apoyan el movimiento LGBTTTI y han llegado a suspender un contrato con una revista por sus imágenes sexistas.

 

Aficiones hermanadas

El primer The Best, premio de la FIFA a la mejor afición otorgado en 2016, fue para las hinchadas del Borussia Dortmund alemán y el Liverpool inglés, por el homenaje a las 96 personas del club británico que murieron en 1989 en el estadio de Hillsborough, en la ciudad de Sheffield, debido al sobrecupo y a la negligencia de las fuerzas de seguridad. Los seguidores del Borussia, famosos por el “muro amarillo” que engalana cada partido de local, han realizado campañas contra el racismo y el nazismo, acorde con la visión del club de ver el futbol como una cultura, no como un producto. Por su parte, los del Liverpool, otrora famosos por los desmanes de sus hooligans, hoy tienen comportamientos modélicos dentro y fuera de Anfield Road, estadio de sus reds.  

Unión ante la tragedia

El 28 de noviembre de 2016, el vuelo 2933 de la aerolínea boliviana LaMia se estrelló en las faldas de un cerro a escasos kilómetros de Medellín. Murieron 71 personas, entre ellas casi todos los jugadores del club brasileño Chapecoense, quienes protagonizarían la final de la Copa Sudamericana de ese año contra el Atlético Nacional colombiano. Conmovidos por la tragedia, 45 mil aficionados del Atlético se reunieron en el estadio Atanasio Girardot para despedir con veladoras y camisas blancas a los contrincantes que no pudieron llegar. A escala mundial, aficiones de muchos clubes se unieron al luto con homenajes, minutos de silencio y cánticos. Como homenaje final, el club verdolaga decidió que nombraran campeón al Chapecoense.

 

Conciencia a la mexicana

Aunque se suele pensar que el aficionado mexicano al futbol está distante de las problemáticas sociales, existen casos que desmienten este prejuicio. Por ejemplo, al ocurrir la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, en 2014, aficionados del León portaron carteles con el número 43 para manifestarse, por lo que fueron multados por la Federación Mexicana de Futbol (fmf). No obstante, también se manifestaron hinchas de otros clubes como Pumas, Querétaro y Necaxa, y en un partido amistoso de México contra Holanda, en Ámsterdam, connacionales se manifestaron dentro y fuera del estadio. Igualmente, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, aficionados de los diversos clubes de la Primera División apoyaron recaudando fondos para los damnificados.

  • Más reciente
  • Más popular
Ignacio de Loyola experimentó en el proceso de reconstrucción de sí mismo.
¿Vacío de todo? ¿Sin rumbo ni fuerzas para saber a dónde ir? En la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Pieza Cántico del descenso I, 2014. Foto: Cortesía
Silencio. Recuerdos. Historia. También, en palabras de Cynthia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Martín visitó el ITESO como parte de la Caravana de la Ciencia. Foto: Cortesía
Daniela Martín, egresada de la Maestría en Comunicación de la Ciencia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Luis María Ugalde es un referente en materia de educación. Foto: Luis Ponciano
El cristianismo no es para guardarlo en la sacristía, ni la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin