Volver al inicio

La multiforme imaginación de Damon Albarn

Al igual que John Lennon y Mick Jagger, el rubio Damon Albarn fue un chaval inglés, de clase media, con sueños guajiros de convertirse en una estrella de rock. A diferencia de los dos antes mencionados, él no ha querido encasillarse entre una faceta solista y la pertenencia a un grupo.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Damon Albarn
Damon Albarn

Si bien se le remite a Blur, ese paradigma del rock británico de los noventa, del que aún no se ha hecho oficial su desintegración (su título más reciente, Think Tank, data de 2003), el guitarrista y cantante ha tomado la determinación de crear otros proyectos, algunos ocasionales y otros más duraderos. “Tienes que recordar que el brit-pop me quemó vivo. Había muchos malentendidos sobre mí al final de todo aquello; nadie me conocía realmente”, ha dicho Albarn a la revista española Rock De Lux, explicando su movilidad, esa insatisfacción que, en un afán por zafarse del estereotipo de “estrella de rock”, lo ha propulsado a otros hallazgos, quizás en otro momento impensados para alguien de su éxito: tocar con músicos del tercer mundo, crear una banda virtual, asociarse con el ex bajista de The Clash, entre otros.

Parklife. Blur

La generación de grupos a la que pertenece Blur —junto a The Stone Roses, Oasis y Happy Mondays, entre otros— puso fin a una aguda crisis en el rock británico. Parklife es un disco que en parte captura el espíritu de la década que agonizaba, los ochenta —“Girls & Boys” es un tema que le rinde tributo—, y plantea un nuevo camino a futuro: la llegada de un rock inteligente y de mejores modales en comparación con el punk que vapuleó a Inglaterra años atrás.

Mali Music. Afel Bocoum, Damon Albarn, Toumani Diabate and Friends

(Honest Jons, 2002)
Primera expedición musical de Albarn fuera de la “aristócrata” Inglaterra, acercamiento inicial (y determinante) a los sonidos del tercer mundo. La idea es ante todo compartir y dejar testimonio vívido de ello. La receta: sumarse a un grupo de buenos instrumentistas como el korista perteneciente a la dinastía Diabate, pasar con ellos cuarenta horas de grabación ininterrumpida comportándose con modestia y agradecimiento, pero sin dejar de aportar lo aprendido en más de una década de quehacer musical. El resultado: un disco transparente, de canciones sencillas y entrañables.

Demon Days Live. Gorillaz

(Parlophone, 2006)
Uno de los conceptos musicales menos convencionales del cambio de siglo: la creación de Gorillaz (por el animador Jamie Hewlett), una banda virtual mediante la cual Albarn puede probar suerte en diversos estilos musicales: el rock, el hip hop y la electrónica. Un primer disco de grandes logros y uno segundo que tiene en este DVD la prueba fehaciente de sus posibilidades plásticas. Aquí, Albarn confecciona un cautivador espectáculo musical combinando visuales, animaciones, una orquesta e invitados, como Neneh Cherry y Roots Manuva, entre otros. El rotundo argumento de su multiforme imaginación.

The Good, The Bad & The Queen. The Good, The Bad & The Queen

(Parlophone, 2007)
Albarn ha encontrado la complicidad de Paul Simonon, el otrora bajista de The Clash, y quien tras la separación de dicho grupo, a mitad de los ochenta, sólo había asomado el cuello en una ocasión, encabezando a Havana 3am, en 1991. Están acompañados de otro par de afamados instrumentistas: Tony Allen, el baterista senegalés, por muchos años director musical de la banda del legendario Fela Kuti y Simon Tong, guitarrista de la extinta The Verve. Sus canciones, para las que no hay límites establecidos, combinan aires acústicos, rock eléctrico y ocasionales acentos electrónicos.

  • Más reciente
  • Más popular
La apuesta de la nueva Administración es facilitar la inclusión de los jóvenes al mercado laboral
Como un programa interesante que busca reducir la precariedad laboral...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Cartel para exigir la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Imagen: Clay Rodery
Según datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Imagen de la ópera «Stiffelio»
En el mundo de la llamada música clásica y de la ópera es común...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Imagen de la película «Roma»
“Estar frente a una cámara y rodeada de tantas personas fue muy...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin