Volver al inicio

Bancos de tiempo: trueque de servicios profesionales y oficios

Se trata de un sistema de trueques en los que una persona que domina un oficio o disciplina ofrece una hora de su tiempo para ponerla a disposición de alguien que requiera un servicio.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

 

Es, probablemente, uno de los dichos populares más difundidos. “El tiempo es oro”, dicen los adultos a los jóvenes con el objetivo de hacerles ver la importancia de aprovechar cada instante. Y uno no anda por la vida guardando el oro debajo del colchón: lo que procede es ir al banco y hacer un depósito. ¿Y qué hacemos con el tiempo? Lo mismo: ir al banco, depositarlo y esperar a que llegue el momento de usarlo.

Los orígenes de los llamados “bancos de tiempo” pueden rastrearse más o menos en la década de los setenta. En su concepción más básica, se trata de un sistema de trueques en los que una persona que domina un oficio o disciplina ofrece una hora de su tiempo para ponerla a disposición de alguien que requiera un servicio. Por ejemplo: un diseñador necesita una mesa, pero no tiene dinero para pagarla. Acude a un Banco del Tiempo y “deposita” una hora de su trabajo como diseñador a cambio de “retirar” una hora del trabajo de un carpintero que le haga la mesa. La premisa es simple: “Todas las personas tenemos un talento y necesitamos del de las demás. Todas las personas tenemos algo que dar y pedir. En los bancos de tiempo, el intercambio se cuenta en tiempo. Y el tiempo vale lo mismo para cualquier actividad”, se lee en el sitio de Banco de la Gratuidad México.

Los bancos de tiempo son muy comunes en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Chile y España. Y es que son una medida efectiva para atacar situaciones de crisis económica o de altos índices de desempleo y, sobre todo, para fomentar el sentido de pertenencia a una comunidad.

Dos ejemplos mexicanos

Los proyectos de Banco de Tiempo ya tienen representantes en México. Uno de los que más dieron de qué hablar fue el que se habilitó en Sinaloa. ¿La peculiaridad? Es la primera iniciativa de este tipo que cuenta con el apoyo de un gobierno estatal. El proyecto surgió desde el Consejo Estatal de Seguridad Pública y el objetivo es simple y claro: “Lograr una interacción social mediante el intercambio gratuito de servicios”. De momento, el Banco de Tiempo de Sinaloa tiene dos sucursales: una en Los Mochis y otra en Guasave.

En Guadalajara, el proyecto nació hace un año y, junto con el Colectivo Universitario de Trueque, ha realizado cuatro ediciones del Trueque Integral Público. Además, la lista completa de los servicios que ofrece el Banco de Tiempo de Guadalajara pueden consultarse en su blog. m

 

Para invertir el tiempo

:: Banco de la Gratuidad de México

:: Más sobre los bancos de tiempo 

 

  • Más reciente
  • Más popular
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
El reto permanente del ITESO es buscar la mejora continua. Foto: Carlos Díaz Corona
El ITESO es una universidad que está naciendo, y su 60 aniversario...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin