Volver al inicio

Tiempo al Tiempo

20/08/2012 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (3,133)

Durante más de 45 años Werner Herzog  ha  realizado  en sus –ya más de 60–  películas una  indagación sobre misterio de  la vida humana. La tentativa  ha implicado hacernos partícipes  de una curiosidad insaciable, la  mirada que viaja  siempre más allá  de lo que encuentra en sitios inhóspitos y majestuosos. Seres   extraviados y visionarios desadaptados, aventureros excéntricos  y románticos ecologistas locos que bordean el abismo, habitan  los relatos de Herzog sobre la disolución del hombre en la naturaleza. Las  imágenes de sus películas son recordatorios de la angustiante violencia de  aquello que ambicionamos  o soñamos.  La  pregunta que  pareciera guiar  los trabajos del cineasta alemán de 70 años es la pregunta sobre la belleza primigenia: la del alma humana que  se expresa.

En La Cueva de los sueños olvidados...

13/06/2011 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (4,023)

Lo que más pesa en tu vida son los seres que has conocido. Lo comprendí esa noche, de una vez para siempre. Dejé escapar cosas ligeras, agradables recuerdos, pero que sólo se referían a mí. Un pinar azul en el Guadarrama. Un rayo de sol en la calle de Ulm. Cosas ligeras, repletas de una dicha fugaz pero absoluta. Digo bien, absoluta. Pero lo que más pesa en tu vida son algunos seres que has conocido. Los libros, la música, es distinto. Por enriquecedores que sean, no son nunca más que medios de llegar a los seres. Cuando lo son de verdad, claro está. Los otros, al final, te resecan.                                  

Jorge Semprún en El largo viaje

La escritura o la vida, indiscutiblemente su obra más luminosa, es una ruta franca para conocer al gran escritor, activista, intelectual, político y guionista que  ha sido Jorge Semprún (1923-2011). Su gran legado es la necesidad de la memoria como recurso  de una existencia verdaderamente humana y libre. La centralidad social y afectiva de la memoria como recurso de sobrevivencia y reivención; el...

01/06/2011 | Enlace permanente | 1 Comentarios | Lecturas (3,720)

a Elsa Tenreiro,  en sus ochenta mayos

Cuando era niño mis abuelas y mi madre lavaban la ropa en "la batea". Puedo recordar las palanganas de agua hirviendo, el jabón y la lejía y todos aquellos complicados movimientos para blanquearla. Cuando husmeaba en torno a sus tareas, me atraía el chasquido de las telas, el vigoroso frotar de sus manos, la vuelta al agua limpia de las piezas, siempre su frente sudorosa, el cuerpo inclinado en una peculiar disposición al esfuerzo y el vapor apenas visible que emanaba de todo su cuerpo. Dedicación y sacrificio en un proceso fatigoso y largo que la humanidad había delegado en las mujeres: había que lavar la ropa. Naturalmente en invierno, el agua fría le causaba un agudo dolor de uñas. Está lavando fue  una respuesta invariable sobre la ubicación de mamá en casa.  Ahora sé lo que significaron (y lo que significan para millones de mujeres) tantas horas atendiendo esta labor imprescindible. Ahora sé lo que importaba  el aire en la azotea agitando la ropa limpia  de sus siete y hijos y su marido. Sí,  ahora uno la mira en casa y no piensa nunca en lo que significa para las mujeres. Hans Rosling hace un convincente alegato sobre la necesidad imperiosa de que las mujeres cuenten con este artefacto "mágico". Puede ser discutible su posición, pero permite pensar sobre el asunto.

Cuando llegó la lavadora, mamá tuvo tiempo para jugar con...

20/04/2011 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (3,845)

Quien lo dijo, acertó: los mejores amigos, los más fieles cómplices  de Javier Marías,  somos sus lectores.  Ayer,  con mi corazón culé algo más que machacado, lo imaginé  con su aire impertinente sonriendo por  el triunfo del Real Madrid en la Copa del Rey, pero también apático por el fútbol de los merengues,  indignado con el entrenador  y por la actuación de los árbitros. Lo  imaginé escribiendo el  próximo artículo de la Zona fantasma en El País Semanal. Lo imaginé rey en  el Reino de Redonda,  la pequeña  isla deshabitada en el Mar de las Antillas, aquella en la que Glasworthy, un escritor aventurero, se proclamó rey hacia fines del siglo XIX, y cuyo título, a través de surreales y complejas sucesiones, heredó Marías. 

Dos días leyendo Los enamoramientos, su más reciente  novela han sido suficientes para renovar mi admiración por Marías, seguramente el  mejor novelista  en nuestro idioma. Desde  Los dominios del lobo (1973), El hombre sentimental (1986), Todas las almas (1989),  Corazón tan blanco (1992), Mañana en la...

15/04/2011 | Enlace permanente | 1 Comentarios | Lecturas (3,889)

 para Ana por 17 años de caminos compartidos,

Los parques me acompañan. No importa la ciudad.  A donde he ido son referencia: en sus rincones de verdor, en sus bancas, en sus trazos convencionales o ingeniosos, en el aire y luz que roban a la agitación cotidiana,  disfruto de espacios liberados, sitios propicios para  citas, encuentros furtivos y prácticas clandestinas y utilitarias. El parque, en sus usos ambiguos,  activa una imaginación difusa, ayuda a crear zonas íntimas y  relatos secretos.  Estar en un parque es sentirse libre adentro de una convivencia que no exime de ruido, vagos, bichos, vendedores, niños traviesos, amantes  desaforados.  Como  bien público, es un locus amoenus donde el paseo y la experiencia sensorial están  al servicio de la civilidad y  de la indispensable soledad. Cada vez que puedo, esté donde esté, regreso a los parques, como a la conocida vecindad, sombra para el descanso o el meditado extravío; en el parque me abro al deseo  y a la lentitud, puedo comer, aislarme y,  a la vez, incluirme  en la  pantalla densa y apacible de una sociedad efímera.

13/03/2011 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (17,514)

Cuando la vida haya cesado de morir

la muerte inventará otro espejismo

Ana Emilia Lahitte

 Donde estuvo   tu voz     el  latido es exilio

celebro  haberte nombrado: tu forma de soñar cantando

                      en llamas

de hacer del lenguaje hambre sin consuelo

celebro la  noche enroscándose en tu voz   

celebro tu voz      incierto destino           humo   canción

babel                         lamento

su resplandor       llaga desnuda de      mar adentro en la sangre

ojalá fuera tu voz   estando aqui no estoy

 

Me va a llevar mucho tiempo entender tu ausencia. Se me hace un nudo en el estómago de saber, intuir, cuánto y de cuántas formas te voy a extrañar. Pero dentro de toda esta desolación...

Páginas

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin