Volver al inicio

Un filtro para aprovechar el dióxido de carbono

Según Jan Wurzbacher este colector capturará más de 900 toneladas de dióxido de carbono cada año: la cantidad que emiten entre 20 y 30 autos. Para capturar el uno por ciento de las emisiones globales, harían falta 750 mil colectores distribuidos por todo el planeta

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
La apuesta es convertir el dióxido de carbono en materia prima. Foto: climeworks.com
La apuesta es convertir el dióxido de carbono en materia prima. Foto: climeworks.com

De acuerdo con un estudio de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2016 ha sido el año más caluroso del que se tiene registro. Se trata de una de las evidencias más fehacientes del calentamiento global, cuyas causas, en buena medida, son atribuibles a la acción humana. “Los indicadores a largo plazo del cambio climático causado por el hombre alcanzaron nuevos valores máximos en 2016”, afirmó el secretario general de esa organización, Petteri Taalas, en un comunicado difundido a principios de 2017. “Las concentraciones de dióxido de carbono y de metano aumentaron vertiginosamente hasta alcanzar nuevos récords”.

Ya en 2014, la misma OMM advertía que la cantidad de dióxido de carbono (CO2), el principal gas causante del efecto invernadero, había alcanzado un máximo histórico, y alertaba acerca de un nuevo repunte para 2016. Resultado, en buena medida, de la quema de combustibles fósiles, este gas permanece en la atmósfera y en los océanos durante siglos, incrementando las temperaturas y, con ellas, el número de fenómenos extremos, como sequías, olas de calor, aumento en los niveles del mar y en su acidez, etcétera.

Para empezar a hacer frente a esta situación, un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, Suiza, ha desarrollado el primer dispositivo de captura de dióxido de carbono: un colector que atrapa el gas directamente del aire que pasa a través de él, por medio de filtros hechos de aminas, sustancias que se enlazan con el CO2 a temperaturas normales; estas sustancias, al calentarse a 100 grados centígrados, liberan el gas para que pueda almacenarse y, posteriormente, aprovecharlo. Este primer colector ha sido instalado al lado de una planta incineradora de residuos cuyo calor se emplea para extraer el CO2 sin necesidad de usar energía adicional; una vez recuperado, se emplea en un invernadero donde se cultivan tomates (el CO2 fortalece las plantas y las vuelve más resistentes a las plagas, lo que las hace más productivas).

Según uno de sus creadores, Jan Wurzbacher, sólo este colector capturará más de 900 toneladas de dióxido de carbono cada año: la cantidad que emiten entre 20 y 30 autos. Para capturar el uno por ciento de las emisiones globales, harían falta 750 mil colectores como éste distribuidos por el planeta. Así que, aun cuando esta innovación tecnológica está todavía lejos de detener el cambio climático, su interés principal radica en el hecho de que posibilita el aprovechamiento del CO2 como materia prima a un bajo costo energético. La solución al problema del calentamiento global sigue estando en la reducción de las emisiones. m.

 

Para saber más

:: 2016, el año más caluroso jamás registrado: bit.ly/OMM_CO2

:: “Capturando el CO2 del aire”: climeworks.com

  • Más reciente
  • Más popular
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
El reto permanente del ITESO es buscar la mejora continua. Foto: Carlos Díaz Corona
El ITESO es una universidad que está naciendo, y su 60 aniversario...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin