Volver al inicio

Tarot in vitro

Gracias al análisis del ADN, se puede obtener información acerca de tu pasado presente y futuro. La empresa 23andMe lo hace posible y sólo son necesarios tus 23 cromosomas, tu nombre y un depósito de mil dólares.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
La hélice
La hélice

Si usted ha recurrido a la lectura del tarot para saber cuál será la causa de su muerte o para conocer cuál es su más grande habilidad y concentrar todas sus energías para alcanzar el éxito, hoy tiene una opción científica y novedosa. Ya es posible enviar, dentro de una botella, una muestra de saliva para que un científico analice su ADN y le provea, por medio de un sitio web, la información referente a su pasado, su presente y su futuro. Es, digamos, una carta astral desarrollada en un laboratorio. Los elementos que se utilizan para el análisis son, fundamentalmente, sus 23 cromosomas, su nombre y un depósito de mil dólares.

La empresa 23andMe en California lanzó a finales del año pasado este sistema de lectura e interpretación de más de seis mil millones de datos, en principio ilegibles, que son arrojados por el análisis de su código genético. Con estos datos organizados, procesados, compactados y comparados por un poderoso software y gigantescas bases de datos relacionadas con empresas farmacéuticas en todo el mundo, una persona puede interpretarse a sí misma, reconocer su pasado y vislumbrar su futuro en términos de salud o talentos, o verificar el árbol genealógico de su familia para encontrar parentescos con personajes importantes de la historia de la humanidad.

EL KIT 23
El sistema de envío y lectura del código genético de los clientes de 23andMe es sencillo: la empresa entrega en el domicilio de su cliente un estuche que contiene una botella, información general del servicio y un código de acceso. En la botella el cliente depositará una muestra de saliva que luego será enviada al laboratorio de 23andMe mediante un servicio de correo. Una vez entregada la muestra, la saliva es vaciada sobre el Human Hap 550, un chip con ADN sintético comparativo con el que se escanea el código genético del cliente. Los datos son alojados en el hosting de la empresa, a la que el cliente ingresará con su código de acceso. Ahí podrá consultar los resultados de su estudio, realizar sus pagos y revisar las novedades e investigaciones que se realizan en torno a sus padecimientos existentes o preexistentes. Además, el sistema le informará sobre las medidas alimenticias, nutricionales o medicamentos que le permitirán prevenir o aliviar síntomas o padecimientos.

SIN AZAR
23andMe no juega al azar tampoco en materia de confidencialidad, particularmente en relación con el destino que tenga la información de sus clientes. En su sitio web expresa que es el cliente quien voluntariamente entra en este juego de lectura genética. Aseguran resguardar la confidencialidad de sus clientes por medio del contrato de servicio y de sistemas robustos de encriptación de información y autentificación que se actualizan continuamente y con los que evitan el ingreso de personas no autorizadas al sistema. Asimismo, menciona que los equipos de cómputo están igualmente blindados y asegurada la información contenida en ellos.

Para los especialistas en tecnologías de la información, 23andMe coloca en la palestra uno de los principales problemas del desarrollo científico: el adelanto que tiene frente a la legislación. Actualmente es endeble la protección legal que tienen los usuarios si un infiltrado vulnera un sistema de información como éste o como muchos otros que ya existen. Si bien las fundadoras de 23andMe no descubrieron el hilo negro, pues no desarrollaron alguna tecnología nueva, su mérito radica en que crearon un nuevo servicio aplicando y vinculando tecnologías existentes que facilitan el acceso a información que para muchos podrá implicar mejorar su calidad de vida.

EMPRESARIAS VISIONARIAS
Apenas hace dos años, Linda Avery y Ann Wojciki fundaron esta empresa con tres grandes soportes financieros y tecnológicos: Google, que ha invertido cerca de cuatro millones de dólares, Genetic Engineering Tech, Inc. (Genen tech), considerada como la compañía que fundó la industria de la biotecnología, y New Enterprise Associates, firma inversionista.

Con este innovador servicio, 23andMe se colocó a la cabeza de la lista de proyectos en el sector de biotecnología y salud de Technology Pioneers 2008, del Foro Económico Mundial. Este título se concedió a 39 empresas visionarias con potencial para transformar, por medio de la aplicación de la tecnología, las áreas de biotecnología y salud, energía y medio ambiente, así como de tecnologías de la información.

 

Más información:
www.weforum.orgwww.gene.com
 
 

  • Más reciente
  • Más popular
Foto: Cortesía Rocío González
Materia gris envuelta en rojo latiendo bajo la tensa piel que soy que...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
En su tesis, Calderón ofrece una alternativa ante el Brexit. Foto: Cortesía
Jessica Calderón se enamoró por completo de la Universidad de...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Castillo de Villandry. Foto: Wikimedia Commons
Hemos despreciado el valor de la vegetación. El desarrollo urbano y...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Rojo llegó a México como refugiado durante la Guerra Civil Española. Foto: Luis Ponciano
Hablar de Vicente Rojo no es poca cosa. La trascendencia que han...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin