Volver al inicio

Sonidos originales

En una de las primeras acepciones, los amantes de la música hablan de una obra original en cuanto a la novedad que representaron su creación y su estreno en un periodo en que los cánones musicales estaban definidos

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Imagen de la ópera «Stiffelio»
Imagen de la ópera «Stiffelio»

En el mundo de la llamada música clásica y de la ópera es común hablar de originalidad, aunque son varios los sentidos en los que suele ser usado este término. En una de las primeras acepciones, los amantes de la música hablan de una obra original en cuanto a la novedad que representaron su creación y su estreno en un periodo en que los cánones musicales estaban definidos. Sin duda, las obras que marcan el devenir de la historia de la música son las que, en su momento, fueron apreciadas o rechazadas por su carácter novedoso, lo que significó ruptura de cánones. Otro de los sentidos en que se habla de originalidad es respecto a la versión de una obra que da pie a que se hagan diferentes versiones de ella, ya sea porque el propio compositor u otro deciden, por ejemplo, orquestar una obra que fue escrita para un instrumento, o cuando el compositor replanteó su obra original por motivos diversos. En el ámbito de la ópera hay varios ejemplos de creaciones que tuvieron que sufrir algún tipo de alteración respecto a la obra original, debido a posteriores adaptaciones a idiomas diferentes o por motivo de la censura.

En un sentido más, hoy en día es común hablar de versiones que son grabadas con orquestas y solistas que tocan instrumentos originales de la época en que fue compuesta la obra, buscando que las interpretaciones se adapten, rigurosamente, a las indicaciones del compositor, lo que da lugar a versiones de obras que suenan con toda su originalidad.

 

Eroica, Simon Cellan Jones, Sir John Elliot Gardiner. Opus Arte, 2005

Entre 1802 y 1804, Ludwig van Beethoven (1770-1827) compuso una obra completamente original: la Sinfonía núm. 3, op. 55, conocida como “Eroica”; aunque la primera intención del compositor alemán fue llamarla “Bonaparte”, en honor a Napoleón, se sintió decepcionado cuando el militar francés se proclamó emperador, y entonces le cambió el título. La obra tiene varios elementos originales, pero el más destacado es la duración de la sinfonía, pues tan sólo el primer movimiento duraba lo que casi toda una sinfonía de la época.

 

Pictures at an Exhibition (piano version & orchestration). Mussorgsky, Vladimir Ashkenazy & Philharmonia Orchestra. Decca, 1986

La obra Cuadros de una exposición, compuesta en 1874 por el ruso Modest Mussorgsky (1839-1881), es ampliamente conocida por la versión orquestal de Maurice Ravel de 1922, pero la obra original fue compuesta para piano y constituye una novedad en cuanto al deseo del compositor de llevar al que escucha, a través de las notas musicales, a recorrer diez cuadros pintados por Víktor Hartmann (1834-1873), amigo de Mussorgsky, que fueron expuestos poco después de la muerte del pintor.

 

Symphony No.9. Beethoven, Orchestre des Champs-Élysées, Philippe Herreweghe. Harmonia Mundi, 2013

La Sinfonía núm. 9 en re menor, op. 125, “Coral”, es una obra a la que se puede calificar como original, tanto por ser una de las primeras obras del género que incluyen un coro y solistas, así como por su carácter propio, que la instaló plenamente en el movimiento romántico de la música en el siglo xix. El director Philippe Herreweghe se ha dado a la tarea de grabar ésta y diversas obras con instrumentos originales, logrando los colores orquestales que se escucharon en su momento.

 

Stiffelio. Verdi, Downes, Carreras, Malfitano. Kultur Video, 2001

El compositor italiano Giuseppe Verdi (1813-1901) tuvo en varias ocasiones problemas con la censura, pues algunas de sus obras eran motivo de preocupación para los guardianes de las buenas conciencias y de lo políticamente correcto. Su ópera Stiffelio enfrentó serios cuestionamientos, lo que obligó al compositor a replantear el tema, el libreto y el título, resultando, así, el Aroldo. Por fortuna se ha recuperado la versión original, y hoy en día es muy apreciada y representada.

 

Le sacre du printemps. Stravinsky, Mariinsky Orchestra and Ballet, Gergiev. Bel Air Classiques, 2013

Cuando Igor Stravinsky (1882-1971) estrenó el ballet La consagración de la primavera, el 13 de mayo de 1913, las reacciones de escándalo no se hicieron esperar entre el público asistente al Teatro de los Campos Elíseos de París. Hoy en día es una de las obras clave de la música del siglo xx, por la originalidad que implicó en sus innovaciones en armonía, ritmo y timbre y por su orquestación, de alta maestría y gran complejidad. Para apreciarla mejor hay que escuchar y ver la versión original para ballet.

  • Más reciente
  • Más popular
Foto: Cortesía Rocío González
Materia gris envuelta en rojo latiendo bajo la tensa piel que soy que...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
En su tesis, Calderón ofrece una alternativa ante el Brexit. Foto: Cortesía
Jessica Calderón se enamoró por completo de la Universidad de...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Castillo de Villandry. Foto: Wikimedia Commons
Hemos despreciado el valor de la vegetación. El desarrollo urbano y...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Rojo llegó a México como refugiado durante la Guerra Civil Española. Foto: Luis Ponciano
Hablar de Vicente Rojo no es poca cosa. La trascendencia que han...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin