Volver al inicio

Mantenimiento automotriz a distancia

La patente por parte del IMPI sitúa a la Universidad como generadora de tecnología que puede ayudar a otros

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
El producto desarrollado sirve para actualizar el software de los vehículos a distancia. Foto: Luis Ponciano
El producto desarrollado sirve para actualizar el software de los vehículos a distancia. Foto: Luis Ponciano

Los llamados a servicio (recalls) que hacen los fabricantes de autos por fallas electrónicas han aumentado 30 por ciento desde 2012, según reporta Financial Times, y el riesgo de que se presenten errores en el software de un auto, no sólo se presenta en un lote de vehículos de una planta, sino potencialmente en millones de automóviles a escala mundial. Para corregir estas fallas es necesario que los usuarios regresen a la agencia con su automóvil. Hasta ahora: gracias a la primera patente otorgada al ITESO por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), con el nombre de “Sistema y método para la reprogramación de dispositivos de ECU (Unidades Electrónicas de Control) en vehículos, vía radio digital”, la reparación podrá hacerse a distancia.

“La propuesta que hicimos para la patente es que en la emisión de las ondas de radio digital —donde se escucha la música— podemos manejar un ancho de banda para actualizar software, con el objetivo de que, mientras tú escuchas la radio, el software de tu auto se está actualizando”, explica Héctor Rivas Silva, profesor de asignatura del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática (DESI) del ITESO.

Además de Héctor Rivas Silva, en el desarrollo de la patente participaron los profesores Luis Enrique González, del DESI, y Riemman Ruiz, del Departamento de Matemáticas y Física. También se contó con el acompañamiento de Sara Ortiz, coordinadora de la Unidad de Transferencia del Conocimiento, del Centro para la Gestión de la Innovación y la Tecnología (Cegint).

Héctor Rivas detalla que “el software es cada vez más complejo y, lamentablemente, muchas veces no se pueden probar todas las posibilidades en las cuales va a estar funcionando un auto; en otros casos, es probable que la persona que hizo el desarrollo del software no probó algo correctamente”. El proyecto nació de preguntarse sobre la posibilidad de que hubiera “alguna otra forma de hacer esa reprogramación del código sin que el usuario tenga que ir a la agencia”.

La primera idea que surgió fue hacer la actualización de software vía internet, pero fue descartada ante la posibilidad de un hackeo; así que optaron por la radio digital.

El otorgamiento de la patente fue en menos de tres años —la solicitud se presentó el 16 de julio de 2015—. Sara Ortiz destaca que esto implica que la Universidad está generando conocimiento que puede ayudar a otros: “Hay novedad, inventiva y se puede reproducir industrialmente”. m.

  • Más reciente
  • Más popular
Ignacio de Loyola experimentó en el proceso de reconstrucción de sí mismo.
¿Vacío de todo? ¿Sin rumbo ni fuerzas para saber a dónde ir? En la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Pieza Cántico del descenso I, 2014. Foto: Cortesía
Silencio. Recuerdos. Historia. También, en palabras de Cynthia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Martín visitó el ITESO como parte de la Caravana de la Ciencia. Foto: Cortesía
Daniela Martín, egresada de la Maestría en Comunicación de la Ciencia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Luis María Ugalde es un referente en materia de educación. Foto: Luis Ponciano
El cristianismo no es para guardarlo en la sacristía, ni la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin