Volver al inicio

El ITESO presentó su Protocolo de Atención a la Violencia de Género

La consigna es no tolerar ningún tipo de violencia en la Universidad e impulsar medidas que promuevan la igualdad dentro y fuera del campus

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Imagen de la presentación del Protocolo en el ITESO. Foto: Luis Ponciano
Imagen de la presentación del Protocolo en el ITESO. Foto: Luis Ponciano

“En el ITESO no toleramos, ni toleraremos, la violencia de género en ninguna de sus expresiones”, enfatizó Luis Arriaga, SJ, Rector de la Universidad Jesuita de Guadalajara, durante la presentación del Protocolo de Atención a la Violencia de Género en el ITESO. En la actividad, también señaló que ha sido larga y compleja la ruta para la elaboración del Protocolo —en la que participaron personas de distintas áreas de la Universidad—, por lo que aprovechó para agradecer especialmente “a las itesianas que contribuyeron con su conocimiento y su experiencia a la construcción de este documento. La promoción de la igualdad entre hombres y mujeres nos compete a todos y todas, pero es sin duda gracias al empuje de las mujeres, que avanzan poco a poco la igualdad sustantiva en nuestra casa de estudios”.

La presentación del Protocolo, que se realizó en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, tuvo como testigos de honor al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Alfonso Hernández Barrón, y a al menos 150 integrantes de la comunidad universitaria, entre estudiantes, docentes, personal y directivos de áreas académicas y de servicios.

El Rector recordó que uno de los decretos de la Congregación General 34 de la Compañía de Jesús está dedicado a la situación de la mujer en la Iglesia y en la sociedad, e invita a solidarizarse con ellas en la enseñanza de la igualdad, en el apoyo de movimientos de liberación de las mujeres, y a atender el fenómeno de la violencia. “El ITESO, como universidad confiada a la Compañía de Jesús, asume esta invitación. En nuestras Orientaciones Fundamentales se establece con toda claridad que ‘entendemos el compromiso social como un compromiso institucional y personal de construir una universidad para la justicia’, y esta justicia incluye, por supuesto, la equidad de género”.

Luis Arriaga, SJ, hizo hincapié en que durante su rectorado alentará medidas que promuevan la igualdad. “No me pasan inadvertidos los retos que quienes profesamos la fe católica aún tenemos en asumir los postulados básicos del pensamiento feminista contemporáneo, pero justo por ello entiendo que el ITESO debe estar en la frontera y ser punta de lanza en los cambios que requerimos. Desde esta perspectiva, insisto nuevamente: no habrá lugar en este ITESO para la violencia contra las mujeres”.

Reconoció que todavía quedan grandes retos, “pero también es cierto que hemos avanzado, que hemos ya emprendido este camino y que no hay vuelta atrás”.

Jennifer Mariana Álvarez, estudiante de Psicología e integrante del colectivo No Estás Sola ITESO, recordó que la petición de un protocolo de género se remonta a 2014, y que desde entonces varias generaciones de feministas han alzado la voz con dicha demanda. “Las universidades deben estar preparadas para atender de manera digna cada uno de los casos, acompañar a la persona que denuncia, respetar cuando la persona que denuncia desee que su nombre permanezca anónimo, evitando así la revictimización y un proceso que también sea violento. Las universidades tienen una deuda histórica con las mujeres, que nunca más se dejará pasar”, señaló Álvarez.

Destacó que así como la violencia, el acoso y el abuso son cotidianos, también debe serlo hablar de ellos y atender los casos, y que estarán pendientes de la instrumentación del Protocolo. “Como mujeres y como feministas, reiteramos la potencia de luchar juntas. Sabemos que no estamos solas, que cada vez se hacen presentes más personas aliadas y dispuestas a acompañar estos procesos. Independientemente de la labor institucional, tengan por seguro que ahí estaremos nosotras para acompañarlas, para acompañarnos”.

En la presentación también estuvo María Eréndira Cruzvillegas, cuarta visitadora general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quien destacó que, de cada 100 universidades en México, sólo diez cuentan con protocolos, y lamentó que su instrumentación todavía no sea una prioridad para las instituciones de educación superior. Reconoció que el Protocolo del ITESO recupera las recomendaciones de organismos como la UNESCO y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Protocolo de Atención a la Violencia de Género ITESO El 23 de octubre de 2016, la comunidad universitaria —integrada por estudiantes, docentes y colectivos— se reunió en la plaza De los 50 años para dialogar sobre la necesidad de que el iteso actuara decididamente en contra de la violencia de género. Foto: Roberto Ornelas

¿Qué tipo de justicia se necesita?

Dosia Calderón, profesora del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos (DSOJ), habló en nombre de la Comisión para Atender Asuntos de Género, organismo integrado por Karina Hermosillo Ramírez, profesora del mismo departamento, y Antonio Sánchez Antillón, profesor del Departamento de Psicología, Educación y Salud.

En el proceso para la construcción del Protocolo de Atención a la Violencia de Género, dijo Dosia Calderón, se incluyeron reflexiones acerca del tipo de justicia que se necesita para atender la violencia de género en el marco de la convivencia universitaria, “qué elementos podrían contribuir, de alguna manera, a la construcción del tejido social en estos tiempos”.

Entre los puntos que destacó la profesora está el hecho de que el documento busca responder de manera integral a los desafíos que implica atender la violencia de género en el ITESO, por lo que el Protocolo define las expresiones y conductas sancionables, define los ámbitos en que se aplicará y los procedimientos que tendrán como prioridad la atención a las víctimas.

Además, promueve que distintos actores e instancias se articulen para prevenir la violencia de género, esto es, que todas las oficinas, direcciones, coordinaciones, así como la totalidad de quienes integran la comunidad universitaria, son fundamentales para prevenir y no tolerar ninguna forma de discriminación o violencia. “Éstos sólo son los primeros pasos, que seguramente serán perfectibles, pero que, esperamos, formen parte de los tantos cimientos de esta comunidad universitaria comprometida y sensible a la otredad, a la diversidad, al respeto, al género y a los derechos humanos”.

Dosia Calderón detalló que en la elaboración del Protocolo de Atención a la Violencia de Género del ITESO participaron grupos y colectivos de estudiantes, profesoras, profesores, personal de la Rectoría, de la Dirección de Integración Comunitaria, del Centro de Acompañamiento y Estudios Juveniles, el Procurador de los Derechos Universitarios, el Tribunal Universitario, el Contralor de Aspectos Normativos y la Clínica Jurídica Ignacio Ellacuría, SJ.

 

Para leer

:: Consulta el Protocolo completo

  • Más reciente
  • Más popular
La apuesta de la nueva Administración es facilitar la inclusión de los jóvenes al mercado laboral
Como un programa interesante que busca reducir la precariedad laboral...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Cartel para exigir la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Imagen: Clay Rodery
Según datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Estábamos en una comunidad rodeada de montañas. Nos pidieron estar...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Imagen de la charla TED de Bill Gross.
“Aún estoy aprendiendo” es una frase célebre atribuida a Miguel Ángel...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin