Volver al inicio

Desde Cuba: Los Carpinteros

Parecería que el trabajo del colectivo Los Carpinteros es más informal que literal, pero su lectura se vuelve fácil al considerar a Cuba —y los símbolos y referencias de ella que casi todos conocemos— o simplemente al conectarnos con nuestras propias historias y nuestros contextos. 

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Pieza
Pieza "La cosa está Candela", de 2018.

“Pinta tu idea y pintarás al mundo”, decía un ruso que escribía en ruso pero se lee en universal, León Tolstoi, y es precisamente esto lo que hacen Los Carpinteros (porque además hay carpinteros en todo el mundo), el colectivo cubano formado por Marco Antonio Castillo, Dagoberto Rodríguez y, antes, Alexandre Arrechea, quienes intentan pintar su aldea para pintar al mundo en acuarelas, como primeros bosquejos, y después en escultura, video, acciones, arte objeto e instalación, con y sin madera.

El nombre del colectivo surgió durante el llamado Periodo Especial en Cuba a principios de los años noventa, cuando la Unión Soviética dejó de abastecer a la isla debido a su colapso y, al mismo tiempo, se recrudeció el embargo económico de Estados Unidos, lo que provocó una grave crisis de escasez de todo tipo de productos. Así que los tres jóvenes estudiantes de arte decidieron salir de La Habana a talar árboles y conseguir material para su obra y abaratar costos, lo que después se convirtió en parte de su identidad: “Queríamos recrear un gremio y sus mecanismos”, explicaron en una entrevista para la octava edición de la Bienal de La Habana.

Los Carpinteros Pieza 17m(2015)

Así, en 1992 se fundó uno de los colectivos de arte contemporáneo más importantes de América Latina, uno basado en el “activismo poético, la sintonía entre la ejecución técnica —impecable— y una lectura crítica, al mismo tiempo poética, humorística e increíblemente bella”, como bien lo describió Gonzalo Ortega, curador de su retrospectiva en el Museo de Arte Contemporáneo de la UNAM (MUAC) en 2016.1 A esto habría que agregar algo sobre su método de trabajo: comunitario, horizontal y en constante relación con otros creadores, desde la arquitectura hasta la escultura. Cada pieza de Los Carpinteros representa un esfuerzo conjunto.

Parecería que el trabajo del colectivo es más informal que literal, pero su lectura se vuelve fácil al considerar a Cuba —y los símbolos y referencias de ella que casi todos conocemos— o simplemente al conectarnos con nuestras propias historias y nuestros contextos. Quizá su pieza más famosa es la que más podría adecuarse a cualquier situación actual: 17m (2015) es una línea de 200 trajes negros con camisa blanca y corbata a juego, de esos trajes elegantes de oficinista, una metáfora de 17 metros con una perforación en forma de estrella (un símbolo político reutilizado en el activismo), justo en medio, un juego entre el corporativismo y el compromiso social con innumerables lecturas, más ese guiño humorístico que los caracteriza.

Los Carpinteros Sala de lectura, 2010

Para Conga irreversible (2012), una de sus acciones, el dúo organizó un desfile en La Habana donde se tocaba y se bailaba el famoso ritmo hacia atrás, una respuesta con algo de humor negro al supuesto “avance” social que anunciaba el Estado. Para Tomates (2013), la inspiración provino de las manifestaciones en la Puerta del Sol, en Madrid, y como réplica de las acciones ciudadanas, el dúo aventó tomates reales a un muro en más de un museo alrededor del mundo. Sobre las manchas que dejaban, montaron tomates de cerámica, como un registro vivencial de los movimientos políticos y sociales actuales, posibles en algunos países, pero todavía imposibles en su isla. Para Sala de lectura (2010), los artistas recrearon la celda de una cárcel cubana con un modelo panóptico (creado por el filósofo Jeremy Bentham en el siglo XVIII e instrumentado en la isla en los años veinte), en el que el prisionero entendía que era vigilado constantemente por un guardia armado, pero ahora, con sus muros abiertos, invirtieron la mirada en la forma de una libre biblioteca.

Y aunque suene raro, Los Carpinteros no han tenido que dejar Cuba: viven entre la isla y Madrid, y quizás esto tenga que ver con sus procesos poéticos, esos que en la ambigüedad terminan siendo una de las mejores armas ante la opresión. ¿Se puede ser internacional y al mismo tiempo autorreferencial? Sí. Los Carpinteros no abandonan la historia, la política, las ideologías, los problemas, las condiciones y los desafíos de su Cuba aunque den la vuelta al planeta, y quizás allí está la clave de su arte transparente y universal. Ante el cuestionamiento, el dúo explica que en Cuba hay un dicho: “Juega con la cadena pero no toques al mono”, y sí, muchas veces el mono ve sólo un montón de trajes o maderas amontonadas, pero no la crítica mordaz, bella, feroz e inteligente que se encierra en ellos; ésa es, precisamente, la maravilla de la poesía que se realiza pensando desde la aldea propia... m.

_______________

1. Gonzalo Ortega, “Conversación con Los Carpinteros”, en Los Carpinteros, Museo Universitario de Arte Contemporáneo MUAC, UNAM, 2015, p. 33.

Los Carpinteros  

Para conocer más

:: Sitio web de Los Carpinteros.

:: Catálogo de su retrospectiva en el MUAC.

:: Para ver Conga irreversible.

:: Los Carpinteros Handwork: Constructing the World, de Dagoberto Rodríguez Sánchez y Marco Antonio Castillo Valdés. Walther König, Köln Ed., 2011.

  • Más reciente
  • Más popular
Es necesario abordar el tema de las mujeres en la ciencia, afirma López Charretón. Foto: Luis Ponciano
Existe un diminuto universo ajeno al ojo humano: el reino de los...
Martes, Mayo 1, 2018 - 00:30
Giovanna y su novio recibieron la invitación al mismo tiempo. Ambos...
Martes, Mayo 1, 2018 - 00:30
Tomás Yárrington, exgobernador de Tamaulipas, fue extraditado a Estados Unidos. Será juzgado por lavado de dinero.
La corrupción en México descansa sobre dos mitos, de acuerdo con...
Martes, Mayo 1, 2018 - 00:30
Imagen del sitio web de la cooperativa La Borda, en Barcelona.
¿Qué significa la casa para ti? Esta pregunta puede tener tantas...
Martes, Mayo 1, 2018 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin