Volver al inicio

Chapultepec: ruta alterna

La avenida Lafayette, hoy Chapultepec, ha pasado por muchos cambios y transformaciones através del tiempo. A continuación se hablará de su historia y de como fue cambiando hasta lo que ahora es.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

 
Hace 35 años Humberto Calderón Roberts, motivado por la historia y las singulares características urbanas y comerciales de la avenida Lafayette —hoy Chapultepec—, realizó un inventario de los negocios que existían en el lugar, aplicó una encuesta para conocer la opinión de los vecinos y elaboró estudios urbanos de la zona, con la intención de transformar la avenida en calle peatonal. Quería lograr un ambiente urbano similar al de la Zona Rosa de la ciudad de México, que hiciera más redituables los negocios ahí instalados. No obstante, los propietarios de dichos comercios consideraron que sus ventas disminuirían si se les impedía a sus clientes llegar en automóvil.

Posteriormente, en la década de los ochenta, fueron publicados en los periódicos locales varios artículos sobre el tema, entre ellos uno que proponía la creación de la “Calle de las Artes” en Justo Sierra, en el tramo que corre de Chapultepec hasta Nicolás Romero, el aprovechamiento de los espacios abiertos existentes, la construcción de edificios culturales en sitios estratégicos —en especial en los extremos de la avenida—, la utilización ocasional del Monumento a los Niños Héroes como espacio de convivencia, y la edificación de torres de apartamentos y oficinas en su alrededor, en especial en el triángulo formado por las avenidas Mariano Otero, Santa Eduwiges y la propia Chapultepec.

En 1990, la asociación de comerciantes del lugar llevó a cabo la elaboración de un anteproyecto de la zona con el objetivo de mejorarla comercialmente. Éste integraba la Plaza México y los patios del Ferrocarril, a la vez que daba cuenta de la importancia de la avenida como ruta alterna de circulación hacia el sur de la ciudad al prever abrir un segundo túnel bajo las vías del ferrocarril para conectar esta avenida con la calle Manzano a través de la colonia de El Fresno, hasta entroncar con la avenida Cruz del Sur en su intersección con la avenida Las Torres, justo donde años más tarde se construyó una gasolinera. Asimismo, el estudio consideraba hacer de un solo sentido vial (de sur a norte) la calle Fresno, con lo que se pretendía ayudar a mejorar la vialidad hacia el sur de la ciudad. El proyecto preveía además la construcción de un centro de negocios, un gran estacionamiento y un edificio símbolo sobre los patios del ferrocarril justo frente a la avenida Chapultepec, entre otras consideraciones relacionadas con el diseño y la puesta en operación de un transporte colectivo para la zona y otras partes de la ciudad. Sin embargo, aunque las gestiones correspondientes con los gobiernos estatal y federal estaban avanzadas, por intermedio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la proximidad de las que serían unas trágicas elecciones presidenciales y el “error de diciembre” congelaron el proyecto urbano en una época en que los comerciantes de la zona continuaban considerando un riesgo para sus negocios hacer de Chapultepec una calle peatonal, y la circulación vial en la ciudad empezaba a dar muestras de franco deterioro, en lo que la avenida era —y sigue siendo— un alivio. A 17 años de aquella propuesta urbana, la movilidad hacia el sur de la ciudad pasó de ser una amenaza controlable a un verdadero caos sin aparente solución en el corto y en el mediano plazos, toda vez que las autoridades en turno han evitado enfrentar este asunto con la seriedad y la profundidad que exige.

Hoy día, esta omisión gubernamental podría afectar los diversos proyectos que sobre la antigua Lafayette han sido propuestos en distintas ocasiones por arquitectos, urbanistas y ciudadanos que, si bien tienden a repetir la idea que tuviera Calderón Roberts en la década de los setenta, olvidan el papel que en los tiempos que corren juega la avenida como vía alterna hacia el sur de la metrópoli. Por esto, podría resultar riesgoso y contraproducente intentar disminuir el número de carriles con los que cuenta en la actualidad. En especial cuando se pretende, por una parte, construir en el sitio al menos un grupo de edificios que acabarán por complicar aún más la vialidad en la zona y, por otra, cuando en Tlajomulco continúa dándose el crecimiento urbano irregular de lujo. Todo ello sin que existan vías alternas de circulación hacia esa parte de la ciudad, con excepción del cuestionable “viaducto” realizado por las autoridades.

Así, en tanto no se solucione de forma integral el problema de la movilidad de la metrópoli, parece conveniente mantener vigente la condición de Chapultepec como ruta alterna de circulación, para evitar que el caos vehicular se agrave en la parte sur de la ciudad. Es recomendable que las autoridades tomen en cuenta la ciudad en su conjunto y no sólo la avenida y su contexto inmediato, si es que desean resultados que abonen a la solución vial que demanda con urgencia Guadalajara.

Chapultepec requiere de propuestas innovadoras integrales que le permitan evolucionar y desarrollarse con plenitud; mientras tanto, parece conveniente aspirar a llevar a cabo acciones que le permitan mantener y mejorar su atmósfera singular —que se conserva a pesar de las mutaciones a que ha sido sometida por décadas—, así como su condición de ruta alterna en la que convivan, de la mejor manera posible, automóviles y peatones. m.

  • Más reciente
  • Más popular
Foto: Cortesía Rocío González
Materia gris envuelta en rojo latiendo bajo la tensa piel que soy que...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Foto: Cortesía.
El cielo azul brillante, la vista al cerro y la experiencia...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Foto: Wikimedia Commons
En una ocasión, unos amigos decidieron crear un espacio donde...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30
Imagen de la Mimosa Púdica. Foto: Wikimedia Commons
Es grato escuchar el sonido de las hojas movidas por el viento, pero...
Miércoles, Mayo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin