Volver al inicio

«Primogénita», de Elisa Díaz Castelo

Díaz Castelo cursó una maestría en Escritura Creativa en la Universidad de Nueva York, ha obtenido becas del Fonca y de la Fundación para las Letras Mexicanas. Principia (2018) es su primer libro

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Elisa Díaz Castelo. Foto: Cortesía
Elisa Díaz Castelo. Foto: Cortesía

No se ve a simple vista. Apenas su silueta blanca en los telescopios, su cúmulo de estrellas como granos de sal sobre el mantel oscuro. Su nombre, Tayna, significa primogénita. Una galaxia apenas, un gesto de luz. Verla es mirar la infancia del universo, el pasado más íntimo del espacio. Porque ver muy lejos es también mirar hacia el pasado. No podemos observarla como es ahora y es posible que hace mucho haya muerto. En el artículo, hablan de ella en presente, de su evolución y crecimiento: Está haciendo estrellas con velocidad […] el objeto puede ser el centro que se expande. ¿Qué le sucede al tiempo (verbal) en el espacio? ¿Qué pasa si uno puede mirar lo que pasó en presente, sucediendo? La palabra parpadea su ojo de neón. Lo que ha sido se es. El verbo se rompe como un vaso de vidrio repleto de agua hirviente. ¿Dónde dejar el tiempo? ¿Continuar? ¿Eso todavía sucede? ¿Ha sucedido? Es imposible hablar del espacio sin incurrir en errores (gramaticales). Quizá así deberíamos hablar de nuestros muertos. Siempre en presente: como si aún existiera la posibilidad de que sean niños, se raspen las rodillas y, sobre todo, no mueran. Así como los vemos en los sueños, enteros y tan suyos, quitados de la pena de estar muertos. Así vemos a Tayna, la galaxia niña, haciendo sus pininos en el vacío, vestida de blanco, iniciándose en los rituales de vivir o haber vivido.

 

*     *      *

Un artículo del periódico madrileño ABC se refiere a la galaxia Tayna como “el objeto más tenue del universo” y fue posible captarlo gracias a la conjunción de dos poderosos telescopios, el Hubble y el Spitzer, propiedad de la NASA. “Es —nos dicen— el objeto más remoto jamás visto del universo temprano”. Una madurez temprana es también la poesía de Elisa Díaz Castelo (Ciudad de México, 1986), que nos entrega en su primer libro, Principia, un conjunto de poemas que abordan temas estrechamente relacionados con las averiguaciones científicas: astronomía, física cuántica, zoología son, entre otros, sus asuntos. El feliz resultado en cada uno de los poemas que integran el volumen reside en la inteligente apropiación que lleva a cabo la poeta de una materia difícil de asir, a la que pone en relación con su propia vida y desde ella con los diversos acontecimientos —sólo en apariencia baladíes— de la existencia humana. Todavía más, Elisa nos invita a pensar en las sustanciales transformaciones que debe experimentar el lenguaje al internarse en un espacio-tiempo que, de acuerdo con las recientes pesquisas de la ciencia, pareciera ponerlo todo de cabeza. Y de ahí las preguntas con características tan similares que desvelan al poeta y al científico. Ninguno quisiera conformarse con respuestas simples. Elisa Díaz Castelo cursó una maestría en Escritura Creativa en la Universidad de Nueva York, ha obtenido becas del Fonca y de la Fundación para las Letras Mexicanas. Principia fue publicado por el Fondo Editorial Tierra Adentro en marzo de 2018.

  • Más reciente
  • Más popular
La apuesta de la nueva Administración es facilitar la inclusión de los jóvenes al mercado laboral
Como un programa interesante que busca reducir la precariedad laboral...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Cartel para exigir la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Imagen: Clay Rodery
Según datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Foto: Cortesía @metaforafipq
Aquí yazgo, subterráneo, lánguido, durmiendo en las góndolas como los...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30
Imagen de la ópera «Stiffelio»
En el mundo de la llamada música clásica y de la ópera es común...
Viernes, Marzo 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin