Volver al inicio

«Neurología 211», de Rocío González

Rocío teje y desteje en este libro los erizados instantes en que recuerdos, sensaciones, emociones se funden en un todo a la vez armonioso y contrastante: la casa y los compañeros de la infancia, la lengua de sus antepasados zapotecas, las visiones del vértigo, los breves remansos de paz… 

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Foto: Cortesía Rocío González
Foto: Cortesía Rocío González

Materia gris envuelta en rojo latiendo bajo la tensa piel que soy que somos presión arterial respiradero atrofia flujo puesto ahora en un paréntesis perplejo a donde me llevaron de la mano los opiáceos y el amor en la sala de espera mientras en la mesa de disección hábiles manos trascienden el paisaje y sus mantos acuáticos se concentran en lóbulos circunvoluciones y el lenguaje se queda no sé dónde porque ahora la presencia imperiosa es ese pequeño bulto que apenas se distingue tan rosadito él como el resto es decir tú casi inofensivo si no hubiera sido por el latigazo ¿cuánto cortar? desalojarte bye bye ya estuvo bueno aunque deban cortarme también algunos trozos de lo que soy y he sido y ahí no estamos juntos porque ésta mi cabeza es sólo mía está hecha de mis hechos y mis escogencias por mucho que intervengan los entornos como crecer en Ixtepec el ojo de agua la casa y el calor las desinencias el hermano nutricio y el asesino que nos arrebató su tiempo no su alma donde sigo en su amparo mientras cortan además de tu daño trozos de mi materia esa materia gris plástica ella misteriosa compensatoria lúdica ojalá que se lleven mi estulticia y la tristeza esa tan inútil aunque en la foto salga el hueco extraño donde ya no serás astrocitoma el diálogo insensato del delirio y la vida me dé un cuaderno nuevo para escribir tal vez lo mismo pero no igual.

*     *     * 

Con una entereza ejemplar, la poeta Rocío González (Juchitán, Oaxaca, 1962) ha sostenido una lucha sin cuartel con un adversario llamado “astrocitoma”. Instalado dentro de su cabeza, en su cerebro, este enemigo silencioso le ha permitido verbalizar la dolorosa contienda y escribir uno de los libros más intensos de la poesía mexicana reciente: Neurología 211. Así de llano, el título nos sitúa de inmediato ante una realidad incontestable: la de quien sufre y se enfrenta lúcida y tenaz con la enfermedad y el sufrimiento. Empleando a fondo sus mejores armas —las de un oficio conquistado a pulso—, Rocío teje y desteje en este libro los erizados instantes en que recuerdos, sensaciones, emociones se funden en un todo a la vez armonioso y contrastante: la casa y los compañeros de la infancia, la lengua de sus antepasados zapotecas, las visiones del vértigo, los breves remansos de paz… El poema que presentamos, escrito mediante una exacta combinación de cálculo y libertad asociativa, nos invita a transitar con ella por los veloces pasadizos del laberinto donde radica la conciencia, esa otra casa de la persona. Rocío González tiene un doctorado en Letras Hispánicas y un posdoctorado en Literatura Zapoteca. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Neurología 211 fue publicado en el 2013 por Trilce Ediciones.

 

---

Rocío González falleció el pasado 24 de abril de 2019.

  • Más reciente
  • Más popular
Foto: pexels.com
Por años hemos valorado las ventajas que nos da ordenar nuestro...
Jueves, Julio 4, 2019 - 10:54
Cientos de cadáveres han sido resguardados en cajas de tráiler. Foto: reporteindigo.com
Para las antiguas tribus nómadas del desierto —que posteriormente...
Lunes, Julio 1, 2019 - 00:30
El pasado 30 de junio comenzó a operar oficialmente la Guardia Nacional. Foto: EFE/Alonso Rochín
Cuando nació la Guardia Nacional, el 28 de mayo de 2019 con la...
Lunes, Julio 1, 2019 - 00:30
Alfonso Hernández, del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción. Foto: L. Ponciano
“Los retos de Jalisco y del Occidente de México son los retos del...
Lunes, Julio 1, 2019 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

Publicidad

Web Diana Martin