Volver al inicio

cuento


Nov 01, 2020

Yo sólo quería escuchar sus voces y su timbre de voz retumbar en mis paredes, y mis paredes contenerlas dentro de mi computadora. La covacha era perfecta para eso Leer más...


Sep 01, 2020

Apenas estuvo solo con el gato, se hizo una selfie con su rostro entre preocupado y enternecido en primer plano, mientras Robby pelaba los dientes desde lo alto del librero. Comenzó a estornudar y su siguiente post fue otra foto en la que se apreciaba su nariz roja Leer más...


Jul 01, 2020

Desde ahí descubro que allá arriba, en la esquina, donde comienza la cortina, al inicio del librero, justo ahí, se marcan las formas de las hojas de un helecho pequeño, de un color cobre puntilloso, apeñuscado, susurrante. Con la nariz quiero tocar las hojas rozando mi piel. Leer más...


Mayo 01, 2020

En el Primer Mundo habría autos con aire acondicionado y teléfonos integrados, reproductores de música personales; habría crema batida y de cacahuate, hamburguesas y muchas papas fritas. En mi mente, ése era el símbolo máximo del Primer Mundo, que conquistaríamos dentro de poco: las papas fritas Leer más...


Ene 01, 2020

Declara Germán que una mañana la alondra herida no estaba en la jaula; y yo no supe qué había pasado, si no sabía ni volar, y que la oigo y que me asomo al parque y ahí estaba la ingrata, corriendo entre los árboles Leer más...


Nov 01, 2019

Aquí, al norte de Chile, las personas iban y volvían. Así lo hicieron hasta que ya no hubo motivos para regresar. El desierto de Atacama triunfó, los desterró silenciosamente para quedarse sólo con las almas y los ecos Leer más...


Sep 01, 2019

Y pensando en ella, tan bonita, aquella tarde en que la conocí leyendo sus poemas en un patio colonial, rodeada de escritores y aspirantes, todos queriendo llevársela a la cama. Y ella conmigo un rato después, caminando junto al muro que divide a la ciudad del mar Leer más...


Jul 01, 2019

Mi vida en la ciudad era, para entonces, un desastre. Trabajaba más horas de las necesarias y me alimentaba de comida chatarra, café y cigarrillos. No me había cortado el cabello en meses y mi ropa era la misma que había adquirido años atrás, cuando había llegado a la ciudad con anhelos. Deseos. Ideas para el futuro. Nada de eso se había cumplido Leer más...


Mayo 01, 2019

La mujer bajó del vagón en la siguiente estación, pero me sonrió cuando la puerta se cerró. Al día siguiente no la vi vendiendo dulces, tampoco después: el zarape sobre el que acomodaba su mercancía no estaba Leer más...


Mar 01, 2019

Un viernes evitó apresurarse a la cantina de siempre y sólo observó, desde la esquina contraria, qué pasaba. Por supuesto, era una repetición de todo lo que ya había pasado tantos viernes anteriores Leer más...

Páginas

Subscribe to cuento
  • Más reciente
  • Más popular
De izq. a der. Carmen Ruiz Velasco, Diana Solangel, Georgina López, Mariana Espeleta y Carmen Díaz
Los contextos nacional e internacional demandan que las instituciones...
Domingo, Noviembre 1, 2020 - 00:30
Fotograma de la serie Fleabag
Una mujer joven, guapa, inteligente y sin prejuicios se abre paso en...
Domingo, Noviembre 1, 2020 - 00:30
Lo alarmante no es tanto que Gregor Samsa haya despertado convertido...
Domingo, Noviembre 1, 2020 - 00:30
Representación de Ignacio de Loyola durante su convalecencia
Me da mucha flojera cambiarme de casa, pero ni modo, lo tengo que...
Domingo, Noviembre 1, 2020 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

Publicidad