Volver al inicio
					
					
		    		
                                        

Guadalajara: a la vanguardia del tema bicicletero

Entrevista con el arquitecto Gabriel Michel, egresado y profesor del ITESO, exdirector de la Vía RecreActiva, promotor de las Vías Verdes en Jalisco y un viajero empedernido
Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

En las aulas, en despachos gubernamentales, en las calles de medio planeta, en congresos, en la Vía RecreActiva o en las Vías Verdes de Jalisco. No importa el proyecto o el lugar: Gabriel Michel ha sido un caminante en toda la extensión de la palabra.

Después de terminar a mediados de los ochenta la carrera de Arquitectura en el ITESO, Michel ha puesto sus habilidades y conocimientos al servicio de una simple y compleja causa: generar mejores ciudades en América Latina.

De su paso sus años universitarios tiene gratos recuerdos. Señala como personas determinantes en su formación a tres arquitectos: Javier Díaz Reinoso —“uno de los mejores arquitectos que ha producido el ITESO”, dice— y Alejandro Ramírez Ugarte, que también fue Director de la Escuela de Arquitectura. “De él aprendí a tener una visión más relajada de la vida y una visión muy práctica de la profesión. De Javier Díaz aprendí mucho, sobre todo el amor por la profesión, el apasionarse por ella y el divertirse con la arquitectura”.

Fuiste secretario de Ignacio Díaz Morales, ¿hay algún recuerdo de tu trabajo con él o de tu aprendizaje como alumno?

Fue un gusto participar con Díaz Morales, primero como estudiante, porque aprendimos muchísimo de él, y luego en su despacho. Cuando trabajé con él fue en sus últimas etapas, entonces estar en su despacho era como estar en una caja de sorpresas. Era descubrir constantemente elementos históricos de la ciudad y ver proyectos de los que no se platicaba en clase.

Digamos que, de alguna manera, Díaz Morales fue en personaje polémico (de él son la Plaza de la Liberación y el templo Expiatorio), quizá sobre todo cuando estaba construyendo. Más allá de eso, ¿tienes anécdotas sobre algo que descubriste o comprendiste por qué había hecho y que tú no aceptabas?

Mi aprendizaje con Díaz Morales no lo he terminado de asimilar, porque cada vez que me meto a estos procesos de cuestionar y tomar una postura ante una situación específica, voy retomando elementos de la teoría de la arquitectura. En ese sentido, puedo decir que Díaz Morales está muerto pero yo sigo aprendiendo de sus clases.

Sobre la parte polémica, puedo decir que la práctica profesional va a tener una serie de elementos muy particulares, y cada elemento y cada proyecto tienen una historia y una especificidad muy, muy concretas… En ese sentido, todo mundo tenemos que hacer valer de los distintos elementos a los cuales tenemos que juntar para dar la mejor solución.

¿Qué se ha hecho bien en Guadalajara en términos urbanos y en términos de su medio ambiente?

Creo que la primera fortaleza que tiene esta ciudad son sus habitantes. Los tapatíos, ya sea por nacimiento o por adopción, quienes estamos aquí y la queremos y criticamos por lo mismo. Lo más importante de la arquitectura es el ser humano. Otra de sus fortalezas es que siempre ha sido una ciudad bicicletera. En el tema del ciclismo sigue siendo una ciudad de vanguardia a nivel nacional, y esto ha contagiado al estado.

Las perspectivas en este sentido pueden ser muchas. Hay muchos proyectos, mucha gente que está involucrada, muchos grupos sociales muy interesados por generar una ciudad mucho más amable, más acorde al ser humano. El tema no es la bicicleta, el tema es cómo con la bicicleta se pueden jalar otro montón de puntos que vienen junto con ella: la reforestación, los servicios, la infraestructura como los buenos alumbrados, el mobiliario urbano, las paradas de camión adecuadas y amables, los botes de basura, todo el manejo del espacio público de manera integral con los peatones, el transporte público y las alternativas para poderse mover y llevar clientes y productos.

¿Por qué has andado de pata de perro por el mundo?

Es una herencia familiar, por así decirlo. Ya llevo 33 países que he recorrido, y cada viaje es un gran aprendizaje. Siempre trato de vincularlo con algún tipo de actividad profesional o como una especie de transición

¿Cuáles han sido los lugares que más te han impresionado o formado?

Son cuatro: Palenque, Chiapas; la Sierra Tarahumara; la Catedral de San Marcos, en Venecia, y Machu Picchu, en Perú. Es indescriptible la sensación de estar en esos espacios. Son lugares que me han impactado físicamente.

¿Y parte de esos viajes es conseguir mapas?

Los mapas me gustan mucho, y los he ido coleccionando porque creo que el hecho de ver un lugar plasmado en un papel es una interpretación o un “graficación” de la realidad

¿El mundo es como los mapas

Es que más bien es la visión que tú tienes del mundo, es la visión con la cual tú construyes el mapa, es un aspecto científico, un aspecto social.

¿Cuál sería el mapa más impresionante o el más hermoso

Los más impresionantes son estos: el mapa del hambre y el mapa de la riqueza. El más hermoso es el que tú vas construyendo cada vez con tus sueños y la ciudad y el mundo que quieres construir.

Las ideas que se construyen en un aula pueden luego verse en la ciudad, y existe toda esta tradición en Arquitectura del ITESO, ¿ha sucedido con tus alumnos?

En los más de 25 años que he dado clase en el ITESO recuerdo con singular cariño y aprecio a una generación que por azares del destino me tocó darle una clase en primero, otra clase en segundo, tercero y hasta prácticamente al terminar… Me hice muy amigo de ellos.

Dicha generación, recuerda Michel, ideó una red de ciclovías para la ciudad que por distintas razones no se concretó, pero que le abrió la puerta al tema de la movilidad no motorizada y a uno de los proyectos más apreciados por los ciudadanos de esta urbe: la Vía RecreActiva. “A partir de ahí se pensó y desarrolló la vía [de la cual Michel fue coordinador], surgieron los grupos sociales que han desarrollado esta gran cantidad de activismo, al grado de que hay más de 30 grupos que desarrollan recorridos ciclistas todos los días de la semana, en todas las zonas de la ciudad”, rememora.

“Actualmente, el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) en el que participo es la Vía Verde de Chapala, que es la continuidad del proyecto de la Vía Verde del Mariachi impulsado por Mónica Solórzano, docente del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano del ITESO (DHDU), dos proyectos en los que han participado más de 100 estudiantes”, refiere Michel.

“Es un proyecto muy interesante y muy cercano al ITESO, porque el que hizo el plan maestro fue Javier Díaz [profesor], con fuertes fundamentos sociales que tienen que ver con recuperar la memoria histórica de los senderos por donde pasó el ferrocarril y rescatar la memoria histórica —desde la época prehispánica hasta nuestros días— y posibilitar el desarrollo social de estas comunidades. La universidad puede ser un semillero de proyectos y propuestas para la ciudad; estoy convencido de esto, lo he visto y lo he vivido”, concluye. 

  • Más reciente
  • Más popular
¿Cómo se siente de estar acá? Muy contento, la verdad, es todo un...
Jueves, Mayo 18, 2017 - 11:25
Volkow es directora del National Institute on Drug Abuse (NIDA), en Estados Unidos. Foto: NIDA/Flickr
Mientras la Segunda Guerra Mundial cobraba fuerza en Europa, León...
Sábado, Abril 1, 2017 - 00:30
Pieza de La Internacional Errorista, del colectivo Etcétera, Argentina, 2005. Foto: gupoetcetera.wordpress.com
En 1992 el artista tailandés Rirkrit Tiravanija cocinó y sirvió...
Sábado, Abril 1, 2017 - 00:30
Scorsese da instrucciones a Garfield durante la filmación.
La gente hace los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola...
Sábado, Abril 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin