Volver al inicio
					
					
		    		
                                        

¿Qué se puede esperar de la Cumbre contra el cambio climático en Cancún?

Tal y como ocurrió el año pasado con la COP15, ahora Jaime Severino nos mantendrá al tanto de lo que ocurra en la COP16, que tiene como sede Cancún.
Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

Hace un año, aproximadamente, este blog de la Redacción se inauguró con una varios reportes que Jaime Severino Romo envió desde la Cumbre contra el Cambio Climático en Copenhagen (COP15). Este año nos complace anunciar que Jaime seguirá enviando sus impresiones desde la reunión que arrancó formalmente hoy en Cancún.

En las últimas semanas, al platicar que asistiré a la COP16 en Cancún, varias personas han expresado su inconformidad con los anuncios (o al menos sugerencia) de diversas personalidades (desde Cristina Figueres, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, hasta Luis Alfonso de Alba, Representante Especial de México para el Cambio Climático ante Naciones Unidas, hace unos días en el ITESO) respecto a que no se espera que se logre un acuerdo legalmente vinculante sobre el cambio climático en diciembre. No me sorprende, ni que la gente piense eso, ni que altas esferas no esperen un acuerdo.

Entiendo perfectamente el descontento de la opinión pública que produce el que los países estén resignados a no lograr un acuerdo jurídicamente vinculante en Cancún, después de lo que los medios anunciaron como un rotundo fracaso en Copenhague (yo no lo veo blanco y negro, por lo que no lo considero un total fracaso, pero sí pudo haber un resultado mucho mejor). Sobre todo en el ambiente de desconfianza hacia las decisiones del gobierno que impera en nuestro país.

Por otro lado, el proceso para lograr un acuerdo internacional tarda varios años desde que comienzan las negociaciones hasta que se firma, algunos años más para que los senados (o instancias similares) de los países lo ratifiquen y posiblemente algunos más para que el tratado entre en vigor. Y si además se necesita un protocolo para hacer efectivo el acuerdo, el proceso se podría alargar aun más. Como ejemplos, las negociaciones que llevaron a la firma de la Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono comenzaron en 1981, la firma fue en 1985, y entró en vigor en 1988. El Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan el ozono, derivado de la Convención de Viena, se comenzó a negociar hacia la firma de la Convención,  se firmó en 1989, y entró en vigor ese mismo año. En el caso de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), las negociaciones comenzaron a principios de los noventa, y fue firmada en la Cumbre de Río en 1992, entró en vigor en 1994, mientras que el Protocolo de Kioto se firmó en 1997 y entró en vigor hasta el 2005. Más de quince años.

Obviamente dado que ya existe la CMNUCC, la experiencia de negociación, y sobre todo la urgencia por resolver el problema, sería de esperar que se lograra un acuerdo rápidamente, pero hay otros asuntos que hacen más lento el proceso. Dado precisamente que la Convención y las COP existen y que prácticamente todos los países del mundo la han ratificado (194), ahora es un poco más complicado lograr un acuerdo, en comparación con el Protocolo de Kyoto, que inicialmente sólo firmaron 84 países, pues no todos los países estuvieron presentes en las negociaciones.

Pero fuera de la justificación de lo lento de las negociaciones internacionales y la explicación simplista sobre el número de participantes, la CMNUCC ha logrado atraer la atención de temas que no están necesariamente ligados con la urgencia de reducir la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Ahora la CMNUCC es foro para discutir responsabilidades de países colonialistas, los efectos ambientales de las transnacionales en países en desarrollo, derechos indígenas, equidad de género, justicia intergeneracional y más, varias de las revoluciones urgentes para el mundo a las que hace referencia al artículo de 10 Revoluciones Impostergables, publicado hace algunas semanas por Magis.

Con un poco más detalle, el asunto que a mi parecer es el que más a dilatado las negociaciones, es el de las implicaciones económicas inmediatas que tiene la reducción de las emisiones de carbono en los países desarrollados principalmente. Los intereses económicos son inmensos, y muchos países no están dispuestos a comenzar a invertir en una economía baja en carbono. Por otro lado, el segundo tema que, creo está alargando la toma de decisiones, es el reclamo de países en desarrollo, muchos de ellos excolonias, de logar un acuerdo que “castigue” a los países que históricamente han emitido más gases de efecto invernadero obligándolos a comprometerse a lograr reducciones severas en sus emisiones, y a financiar el desarrollo libre de carbono de las economías emergentes, así como a enfrentar los efectos del cambio climático que ya se están observando.

Coincido con las declaraciones de Cristina Figueres, en el sentido que ha habido avances significativos en las negociaciones desde la COP15, y que hay varios puntos que están listos para ser consolidados en acciones concretas, que en el futuro pueden ser agregadas en un acuerdo único, pero no en Cancún, tal vez ni siquiera el próximo año en Sudáfrica, sino hasta el 2012, cuando se vuelva a hablar de la sustentabilidad como un tema completo en la celebración de 20 años de la Cumbre de Río.

Un par de artículos en este sentido son:

http://www.nature.com/news/2010/101124/full/468488a.html

http://www.nature.com/news/2010/101124/full/468477a.html

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin