Volver al inicio

Nuevos hogares para cuidar la casa común

Diferentes innovaciones buscan abaratar los costos de producción de viviendas y, sobre todo, disminuir las afectaciones al medio ambiente, sin afectar su calidad. Presentamos un par de iniciativas

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
El diseño de las viviendas de ArchiBlox apuesta por la sustentabilidad. Fotos: Archivo
El diseño de las viviendas de ArchiBlox apuesta por la sustentabilidad. Fotos: Archivo

Según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, 54 por ciento de la población mundial reside en áreas urbanas. De seguir las cosas como hasta ahora, para 2050 la cifra llegará a 66 por ciento. A los múltiples retos que conlleva este crecimiento —que las viviendas sean dignas y tengan todos los servicios necesarios, entre otros—, hay que sumar los impactos ambientales que éste implica. Atendiendo a este punto, ya existen diferentes innovaciones que buscan abaratar los costos de producción de viviendas y, sobre todo, disminuir las afectaciones al medio ambiente. Presentamos un par de iniciativas que, desde Japón y Australia, buscan cambiar la manera en que se han venido haciendo las cosas.

 

Dióxido de carbono, el nuevo aliado

Uno de los agentes más nocivos para el medio ambiente es el dióxido de carbono (CO2). Sin embargo, el enemigo está comenzando a convertirse en aliado: en Japón han diseñado un ladrillo para cuya fabricación se requiere arena con alto contenido de silicio, a la que se le inyectan dióxido de carbono y resina epoxi. El resultado es un ladrillo 250 veces más resistente que el hormigón y que, gracias a lo sencillo de su elaboración, puede usarse para construir viviendas de emergencia.

Estos nuevos ladrillos, que tienen una vida útil de aproximadamente 50 años, representan una oportunidad para construir viviendas de manera diferente, considerando que su fabricación es mucho menos contaminante que la de los ladrillos convencionales. Por otro lado, al usar CO2 para su elaboración, se contribuye a reducir los índices del que es considerado uno de los peores enemigos del medio ambiente.

Ladrillo que usa dióxido de carbono para su fabricación

ArchiBlox: el lado positivo del carbono

Hace unos meses, la empresa australiana ArchiBlox dio a conocer un modelo de casa prefabricada de carbono positivo, es decir, que permite un ahorro anual de 101 por ciento en las emisiones de carbono. ¿Cómo logra este ahorro? Por medio de la reducción energética durante su construcción y manteniendo una producción positiva de energía durante su uso.

Entre sus características, la casa ArchiBlox incluye muros de cultivo, que reducen la incidencia solar, y techos verdes, para un mejor aislamiento térmico. El uso complementario de paredes térmicas permite conservar el calor o el frío de la vivienda, lo que genera ahorros en la calefacción. También cuenta con un sistema de climatización geotérmica a base de tubos que introducen aire externo a la casa, que después es expulsado por las ventanas opuestas, creando así una ventilación natural cruzada. Todos los materiales utilizados en la casa están libres de emisiones contaminantes y son de origen sustentable, con lo que se crea un ambiente más saludable para toda la comunidad. m.

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin