Volver al inicio

El cine y las buenas compañías

La historia del cine recoge acompañamientos memorables: realizadores que han trabajado por largos periodos con los mismos cinefotógrafos, que convocan a menudo a los mismos actores, que cuentan con colaboradores habituales en la producción, la música o la edición

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Emilio Fernández y Gabriel Figueroa. Foto: cinepremier.com.mx
Emilio Fernández y Gabriel Figueroa. Foto: cinepremier.com.mx

En la realización de películas, la compañía es a veces un bien; otras veces no se puede decir tanto. Pero siempre es necesaria. Si bien las buenas compañías no garantizan buenas películas, es genial compartir la actividad con quien uno se entiende. Pero la vida profesional provee hartos desencuentros: las malas compañías explican el fin de carreras que prometían. Encontrar un crew, un equipo con el cual trabajar, es el propósito que algunos le encuentran a inscribirse en una escuela de cine. En todo caso, es conveniente tener en cuenta que hay jerarquías: para David Mamet, guionista y realizador, el trabajo en el set es más un asunto de contribución que de colaboración.

Encontrar el acompañamiento adecuado es prioritario. De ahí que cuando se dan las circunstancias se establecen relaciones duraderas y provechosas. Incluso matrimonios. Se sabe, por ejemplo, que Alfred Hitchcock tenía en su esposa, Alma Reville, mucho más que una asistente. En México, Arturo Ripstein encontró a una guionista talentosa, Paz Alicia Garciadiego, y se casó con ella. Por el contrario, Alejandro González Iñárritu y Guillermo Arriaga vivieron una etapa feliz hasta que cayeron en la cuenta de que tenían egos demasiado grandes para convivir… los cuatro.

La historia del cine recoge acompañamientos memorables: de realizadores que han trabajado por largos periodos con los mismos cinefotógrafos, que convocan a menudo a los mismos actores; que cuentan con el apoyo en la producción, la música o la edición, de colaboradores habituales. Revisemos a algunos…

 

Ingmar Bergman, cast & crew

Ingmar Bergman fue un genio de la puesta en escena. En teatro y en cine convocó a menudo a los mismos actores: Erland Josephson, Max von Sydow, Liv Ullmann (compañera, además, en un tramo de su vida) o Ingrid Thulin habitan buena parte de su filmografía. Detrás de la cámara tuvo a su más fiel acompañante: el cinefotógrafo Sven Nykvist. “El Maestro de la luz” nos hace compartir estados emocionales de los personajes; aporta significado y densidad. En sus memorias, el sueco anota que al dejar de hacer cine, lo que más echaba en falta era “la colaboración con Sven Nykvist”.

 

Luis Buñuel y sus guionistas

Buñuel escribió todas sus películas en buenas y célebres compañías. Al inicio, con Salvador Dalí; en su etapa mexicana, con Luis Alcoriza o Julio Alejandro. El más asiduo acompañante fue el francés Jean-Claude Carrière, coguionista de sus últimas películas. Acostumbraban reunirse en el bar de un hotel del balneario de San José Purúa, en Michoacán, donde Buñuel “pasaba muy buenos ratos”. Con Carrière, afirmaba, es sin duda con “quien más identificado me he sentido”. Al grado de ser él quien lo acompañó en la redacción de Mi último suspiro, su libro de memorias.

 

Emilio Indio Fernández con Gabriel Figueroa

Esta mancuerna es un hito en la historia del cine mexicano. Su dinámica de trabajo fue singular: el Indio se hacía cargo principalmente de la dirección de actores; Figueroa decidía dónde emplazar la cámara y cómo había de iluminarse la escena. Se trata, en realidad, de una codirección. Ambos inventaron el México lindo y querido de la Época de Oro; su estética sigue siendo icónica. Las películas de ambos son producto de una feliz colaboración, de contrapesos valiosos: el furor del Indio pudo expresarse cabalmente gracias a la técnica de Figueroa.

 

Martin Scorsese y sus buenos muchachos

Scorsese ha tenido una relación tensa e intensa con el actor Robert De Niro. Para él ha sido un alter ego, pero también un otro distante, incluso, su némesis. En cierta medida, Leonardo Di Caprio tomó el relevo. El cineasta neoyorquino además se rodea por lo general de otros fieles colaboradores: Barbara de Fina en la producción, Thelma Schoonmaker en la edición y, recientemente, el mexicano Rodrigo Prieto en la cinefotografía. Si la fidelidad y la lealtad tienen roles fundamentales en sus películas, es posible apreciar que lo mismo sucede en su vida profesional.

 

Christopher Nolan y su familia funcional

Para Nolan, el cine es un asunto de vida y de familia. Sus historias giran en torno a las etapas que vive: la filiación, la pareja, la paternidad. Con Emma Thomas, su esposa, la vida en común se remite a la filmografía en común, pues ella ha producido todos sus largometrajes y lo ha acompañado en los que él ha sido productor (como El hombre de acero). A menudo comparte el crédito del guion con su hermano Jonathan o con David S. Goyer. En la cinefotografía aparece Wally Pfister y la música es cortesía de Hans Zimmer. Una familia funcional, la de Nolan. Una familia feliz.

 

Para saber más

:: Nykvist habla de su trabajo con Bergman.

:: Programa de Canal 22 sobre Gabriel Figueroa.

:: Coppola, Lucas y Spielberg entregan Óscar a Martin Scorsese.

:: Thelma Schoonmaker habla de su trabajo con Scorsese.

:: Nolan y sus colaboradores, un gráfico.

:: Entrevista con Jean-Claude Carrière.

:: Carrière habla de Buñuel. Fragmento de documental.

  • Más reciente
  • Más popular
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin