Volver al inicio

Dale otra oportunidad al networking

Como los negocios son entre personas, tienen su lado emocional: la gente se relaciona —o hace networking— con la gente que conoce y en la que confía. Nadie se va a preocupar por estar buscándote para ver si eres bueno.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Las redes de colaboración son benéficas para toda empresa.
Las redes de colaboración son benéficas para toda empresa.

Hacer contactos (o, como se dice ahora, hacer networking) es fundamentalmente una cuestión de inteligencia emocional. Hablar con extraños llega a ser intimidante, y muchos de nosotros nos sentimos incómodos tratando de ser simpáticos con una bola de desconocidos; nos da la impresión de que les estamos rogando. Por eso, lo primero que hay que hacer para conectar de manera exitosa es controlar nuestras emociones: sí, vamos a estar un poquito vulnerables y, sí, vamos en busca de un beneficio, pero eso no menoscaba nuestra dignidad. Hay que verlo así: todos estamos aquí para ayudarnos y lo vamos a hacer intercambiando lo que cada uno puede y quiere ofrecer.

Es cierto que hay eventos de networking que no funcionan, pero eso no invalida el concepto. Los emprendedores prosperan en gran medida porque saben aprovechar las oportunidades que se les presentan, y casi todas vienen acompañadas de una persona: aquella que las ofrece. ¿Cómo hacen los emprendedores para toparse con estos sujetos? Los conocieron. En una comida, un evento de negocios, a la salida de una conferencia, a través de un amigo en común... En resumen: hay que salir para que te vean. Como los negocios son entre personas, tienen su lado emocional: la gente se relaciona con la gente que conoce y en la que confía. Nadie se va a preocupar por estar buscándote para ver si eres bueno. También es cierto que no les caerás bien a todos, pero créeme: si sobreviviste a la preparatoria, podrás con esto. Aquí van algunos consejos al respecto:

 

Para los que se aburren con las conversaciones casuales

Sé honesto, auténtico. Cuando el interés es fingido, se nota, y la gente se cierra. En vez de simular, concéntrate en aprender de la persona. No juzgues de antemano, escucha; la curiosidad es la mejor manera de vencer la apatía. Si la conversación es agradable, la gente se abre, y entonces suceden las coincidencias afortunadas: resulta que esta persona conoce a alguien que te interesa, o sabe la solución al problema que te tiene preocupado... Pero no te va a decir nada si eres un pesado.

Para los que hablan demasiado

Ten tu pitch preparado, incluida la versión más corta posible, para que cuando te pregunten “¿Y tú qué haces?”, no te sueltes hablando sin parar durante diez minutos o, al contrario, balbucees sin saber qué decir. Básicamente se trata de explicar a qué te dedicas y cuál es el beneficio o el valor que ofreces en unas pocas líneas. Recuerda que debes sonar interesante: practica. Si atrapas la atención, te preguntarán más y podrás seguir expresándote sin que alguien sienta que te has impuesto en la conversación.

¿Tarjetas de presentación o redes sociales?

Las tarjetas sirven sólo si primero hubo un contacto en persona. La tarjeta de un desconocido es un enigma que, si alguien está dispuesto a resolverlo, lo primero que hará será buscar en internet la trayectoria y la reputación del susodicho. Sí, hay que estar presentables en nuestras redes o páginas web, pero éstas no van a generar tráfico por sí solas. No hay escape: tanto nuestra persona física como nuestros avatares deben ir adonde está la gente, socializar y participar en las conversaciones.

Quid pro quo, Clarice

Pasará tarde o temprano: si compartes contactos, recibirás contactos; mismo caso con los consejos o tips. Si te acuerdas de la gente, la gente se acordará de ti. Si has hecho algo desinteresadamente por alguien que estimas, ya sabes cómo funciona. El networking no consiste en gente aprovechándose de otra gente, o manipulándola. Se trata de que todos vamos “detrás de la chuleta”, y si nos ayudamos a avanzar, a todos nos irá mejor. ¿Quién gana con tener un montón de emprendedores emproblemados?

Para los que han visto mucha televisión

La vida no es como Shark Tank. Ningún inversionista te va a dar dinero cuando lleva cinco minutos de conocerte. Hacer networking sirve también para que las personas sepan de ti y de lo que haces, que te vayan ubicando aunque no requieran algo de ti inmediatamente. ¿Por qué? Sencillo: si el día de mañana aparece una oportunidad de negocio o de inversión en el área en la que tú estás, pensarán en ti antes que en nadie, porque eres a quien conocen. De nuevo: nadie va a arriesgar su dinero con un completo desconocido. m.

 

Para saber más

:: TEDxCreative Coast: “Cómo tener una buena conversación”, por Celeste Headlee.

:: TEDxEdmonton: “Cómo hacer mejor small talk, por Malcolm Azania.

  • Más reciente
  • Más popular
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
El reto permanente del ITESO es buscar la mejora continua. Foto: Carlos Díaz Corona
El ITESO es una universidad que está naciendo, y su 60 aniversario...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin