Volver al inicio

Ciudadanos contra el ruido

El Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano del ITESO, el Observatorio Interdisciplinario del Ruido y Cruzada contra el Ruido presentaron Simón, una plataforma diseñada por la empresa chilena eRuido para optimizar la manera en que se miden los niveles de ruido en la ciudad

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Las estaciones de monitoreo pueden medir el ruido producido por los autos. Foto: Archivo
Las estaciones de monitoreo pueden medir el ruido producido por los autos. Foto: Archivo

Son las once de la noche en avenida Chapultepec y el ruido de los escapes sin silenciador llena el ambiente; son las doce y los acordes de “Johnny b. Good” aturden a los vecinos de Casa Musa. Y aunque en el c3 Stage el sonido alcanza a ser contenido dentro del lugar, las vibraciones que se generan también hacen lo propio. Los tres puntos descritos son las primeras estaciones de Simón, un sistema de monitoreo de ruido que busca abatir el rezago que hay en el asunto de la inspección de ruido en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG).

El diseño y la operación del sistema de monitoreo están a cargo de eRuido, una compañía chilena que desde 2016 coordina y respalda proyectos relacionados con el ruido urbano. Llega a Guadalajara gracias al trabajo conjunto del Observatorio Interdisciplinario del Ruido, la Cruzada contra el Ruido y el Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU) del ITESO. El objetivo, explica Alberto García, cofundador de Cruzada contra el Ruido, es “ofrecer un sistema de monitoreo constante, público, con un registro histórico, con validez legal, económico y con micrófonos calibrados según la Norma Oficial Mexicana (NOM)”. Y es que, añade García, uno de los principales problemas con que se han topado desde que comenzó la lucha contra el ruido en la zmg es “la obsolescencia de los sistemas para medir el ruido, que son inaccesibles, lentos, corruptibles e ineficientes”. Se busca que los gobiernos municipales adopten la tecnología y la incorporen como parte de las inspecciones.

De momento, a partir de recursos privados, se han instalado tres estaciones de monitoreo: una en la esquina de Chapultepec y Libertad; otra en las inmediaciones del C3 Stage, en Vallarta entre Marsella y Chapultepec; y cerca del centro cultural Casa Musa, en Bosques de la Victoria. Según Isaías Guevara, de la empresa eRuido, se eligieron estos tres puntos por solicitud de Cruzada contra el Ruido, por el número de quejas que acumulaban. También explica que la plataforma posibilita comenzar a grabar los ruidos cuando éstos rebasan el número de decibeles permitidos, lo que facilita recabar evidencia para una eventual denuncia. Por otra parte, también permite, a quien esté realizando el monitoreo, escuchar en tiempo real cada una de las estaciones.

La operación de cada una de las estaciones tiene un costo de entre 60 y 80 dólares mensuales (entre mil y mil 500 pesos, aproximadamente) y para hacer un monitoreo eficaz de la ZMG serían necesarias cerca de 300 estaciones. Óscar Castro, del DHDU del ITESO, explica que el financiamiento no necesariamente tiene que salir del erario, o no en su totalidad, ya que los recursos pueden obtenerse a partir de las multas que se impongan a quienes rebasen los límites permitidos de ruido. Por otra parte, el profesor del ITESO señala que se está contemplando instalar un módulo de medición en la Universidad jesuita para monitorear el ruido dentro del campus.

Jaime Hurtado, subdirector de Dictámenes de Protección Ambiental de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México, explica que Simón es un proyecto “interesante” y recuerda que en la capital del país se realizaron, entre 2008 y 2009, algunos intentos de monitoreo ambiental, aunque no de manera tan focalizada como lo ofrece la plataforma creada por eRuido. Para dimensionar la importancia de regular el ruido, detalla que en la Ciudad de México las denuncias por ruido excesivo ocupan el tercer lugar, sólo debajo de los cambios de uso de suelo y la tala de árboles. También añade que en la actualidad se está revisando la Norma Oficial Mexicana (NOM) 081 —en la que se establecen los límites máximos permisibles de emisión de ruido y su medición—, con el objetivo de hacer más rígidos los parámetros para la capital.

Simón forma parte de una serie de trabajos que ha venido realizando la Cruzada contra el Ruido, que incluye también una iniciativa de ley conocida como Ley Antirruido, que fue aprobada el pasado 15 de agosto en el Congreso de Jalisco. Augusto Valencia, diputado de Movimiento Ciudadano por el distrito 6, señala que se trata de una legislación que no pretende confrontar a empresarios y vecinos, sino crear condiciones para convivir con paz y tranquilidad. El dictamen contempla multas de hasta 40 mil pesos para quienes generen ruido excesivo, así como clausuras y revocación de licencia municipal para los comercios que sean sancionados más de dos veces en un año. La legislación también contempla regulaciones para la pirotecnia y sanciones para los automovilistas que hagan ruido excesivo con el claxon, el mofle o con sus equipos de audio. La ley también estipula que las autoridades estatales y municipales deberán contar con un sistema de monitoreo para atender reportes y verificar decibeles.

Además de monitorear los ruidos contaminantes, las estaciones también pueden registrar sonidos meteorológicos y de la fauna de las distintas zonas, lo que la hace valiosa, no sólo para las autoridades encargadas de sancionar los excesos, sino también para quienes estudian los hábitats de las diferentes especies que se alojan en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Los interesados en conocer el funcionamiento de la aplicación pueden entrar a simon.eruido.org, sitio web en donde es posible consultar la información de las tres estaciones piloto que están en operación. *

  • Más reciente
  • Más popular
Foto conmemorativa por los 50 años de la carrera de Comunicación. Foto: Roberto Ornelas
“La historia es de quien la cuenta, y lo que se cuenta, aunque...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Foto: Archivo
Usar software como GoogleDocs no es gratis: pagas con tu información...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Ignacio de Loyola experimentó en el proceso de reconstrucción de sí mismo.
¿Vacío de todo? ¿Sin rumbo ni fuerzas para saber a dónde ir? En la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Pieza Cántico del descenso I, 2014. Foto: Cortesía
Silencio. Recuerdos. Historia. También, en palabras de Cynthia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin