Volver al inicio

Arte para todos: KAWS

Lo nuevo de KAWS —Brian Donnelly (Nueva Jersey, 1974)— es su aparición en las galerías y los museos más prestigiados del planeta al mismo tiempo que su éxito en el grafiti, el diseño de juguetes, tablas de surf, botellas de cerveza o en un capítulo de Los Simpson

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Flickr/Mike Simonds
Flickr/Mike Simonds

Se ha dicho, escrito, denunciado y declamado: “Democratizar el arte”, “socializar el arte”, “abolir los límites entre el arte y la vida”, “bajemos al arte del pedestal”, “todos somos artistas”, así o de otras muchas maneras, desde el Art Nouveau hasta el Pop Art, desde Da Vinci hasta Joseph Beuys. Algunos intentos se hicieron desde las artes aplicadas (mediante la creación paralela entre pintura y mobiliario, tapices o vajilla); otras veces mediante el arte de protesta, en manifiestos, acciones, murales, movimientos y hasta en la inclusión del público en la realización artística. El concepto de “arte total” no es nuevo ni para Oriente ni para Occidente, ni en viejos ni en nuevos tiempos, así que en lugar de la sorpresa, la indignación y esa sensación de “fracaso del arte” ante fenómenos como KAWS más valdría un recordatorio o una relectura de nuestra propia historia.

Lo nuevo de KAWS —Brian Donnelly (Nueva Jersey, 1974)— es su aparición en las galerías y los museos más prestigiados del planeta al mismo tiempo que su éxito en el grafiti, el diseño de juguetes, ropa, discos, tablas de surf, botellas de cerveza, globos gigantescos en desfiles del Día de Gracias, presentaciones en videos y en eventos sociales con la elite del hip-hop o en un capítulo de Los Simpson. Es su lugar en la lista de los artistas más importantes e influyentes de los medios especializados en artes visuales, junto a Marina Abramović o Ai Weiwei, por su “ascenso de las intervenciones callejeras o del diseño de tenis a exposiciones con llenos totales en museos de renombre internacional”, y también que entre sus logros se encuentre el diseño de una portada para la revista Complex con Lindsay Lohan, o los miles de visitantes que recibió su exhibición Pass The Blame en la prestigiada Galería Perrotin de Nueva York, o el rediseño del trofeo que mtv entrega cada año a lo mejor de la música.

Tenis KAWS

Lo de KAWS es el diseño, la intervención y la desarticulación de la iconografía contemporánea, más detalladamente en el comic, la imagen publicitaria y la caricatura televisiva: Mickey Mouse, Bob Esponja, los Pitufos, los Simpson, Pinocho, Michelín o Snoopy, cambiando su contexto comercial, su significado mediático y masivo, a un tono más cercano al humor negro y el cinismo. En 2012 un enorme globo de Mickey Mouse tapándose los ojos con las manos y mostrando dos equis en ellos flotó por el famoso desfile de Día de Gracias que organiza Macy’s: el cadáver de Mickey Mouse. En octubre de 2014, miles de personas visitaron su exposición en la galería Honor Fraser, donde presentó pinturas de gran formato, en acrílico y óleo, más de corte abstracto pero con leves guiños figurativos (un guante de Bob Esponja, un fragmento de Tomy, el gato rebanado siempre por Daly en Los Simpson). También en 2014 fue nominado para obtener el premio al mejor artista contemporáneo James Dicke del Smithsonian, y en 2010, las dos equis que caracterizan su trabajo ya se habían acomodado maravillosamente en los envases de la cerveza Dos Equis Lagger para una edición especial. Tiene planes para exponer el próximo año en París, Londres y Berlín, y su exposición en Hong Kong ya es un hitazo.

El arte de KAWS ha sorprendido, no sólo por su original visión del presente, sino también por su acceso formal y contundente al diseño y a las artes visuales —dos disciplinas paralelas pero en constante conflicto por la naturaleza de su creación y su reproducción—, por su ya declarada visión social del arte (cuando asegura que siempre habrá algo de su firma a precios accesibles para todos) y por el creciente interés que su trabajo despierta en esferas tan distantes como la publicidad y la academia artística. No obstante, habría que preguntarse frente a sus lienzos si kaws será solamente un fenómeno comprendido ahora —en su tiempo—, si de tanto explicar una sola fase se convertirá en un trágico one-hit wonder o si el tiempo habrá al fin de romper su encanto (recuerdo la frase de Félix de Azúa sobre algunas vanguardias: “periódicos carísimos”). Mientras, nos guste o no, este artista ha vuelto a poner en discusión los caminos y los límites del arte. “El trabajo de KAWS posee conexiones con la historia del arte desde hace más de cuarenta años”, explicó uno de sus curadores.

KAWS

Quizás, el diseño de tenis para Nike, de ropa para Marc Jacobs o de pintura para el Palais de Tokyo en París nos recuerden que sí: el arte sí puede ser para todos. m.

 

Para ver

:: Sitio oficial de KAWS.

:: Sitio oficial de su marca de diseño (cerrada en 2013).

:: Galería que representa a KAWS

:: Video entrevista.

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
La lucha contra el hambre es un tema urgente en el país. Foto: medios.udg.mx
Faltan 20 minutos para las dos de la tarde y don Joaquín y don...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin