Volver al inicio

Andar en bici por la ciudad

La bicicleta parece más que una alternativa de transporte público; en ocasiones resulta la mejor opción de movilidad, sobre todo en tramos cortos. Presentamos algunas innovaciones al respecto.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

En Guadalajara es común escuchar sobre paseos masivos en bici, ciclopuertos, parques lineales en domingo y festejos por el Día sin Auto. El pueblo bicicletero reconstruye un gusto ahora citadino. La nueva ola en movilidad urbana ha despertado el interés de muchos jóvenes, adultos, ancianos y niños por andar en dos ruedas sin motor, en una ciudad de cuatro millones de personas donde diariamente se suman 300 automóviles a las calles.

Grupos sociales organizados exigen infraestructura, facilidades para transportes multimodales e incluso espacios masivos que convoquen a hablar sobre el tema, como el Congreso Ciclista que se realizará en mayo de 2009 en la ciudad, segunda edición del encuentro internacional desarrollado en el Distrito Federal en 2008.

Mentes inquietas de ésta y otras partes del mundo han ideado una serie de estrategias para aumentar las posibilidades del ciclismo urbano. En la zona metropolitana de Guadalajara ya se han establecido algunas. Veamos.

Pedalear la bici ajena

El interés por los pedales muchas veces se antepone con la realidad de no tener bicicleta, por ello proyectos como Bicipública —desarrollado por BKT Mobiliario Urbano— posibilita utilizar una bicicleta durante tres horas con sólo registrarte en su sitio web.

El Ayuntamiento de Guadalajara y la empresa Mejor en Bici implementaron desde octubre de 2008 estaciones de bicicletas para que, con 200 pesos como depósito y una identificación oficial, los usuarios dispongan de una bicicleta durante todo un día.

Con la bici bajo el brazo

Para crecer el nivel de placer y aventura, existe una alternativa nacida en Londres de las manos del ingeniero Andrew Ritchie. La bicicleta Brompton es plegable, diseñada para llevarse a cualquier lado. Conseguirla es el mayor reto, pues se trata de un producto de calidad hecho a mano con sólo cien mil unidades en el mercado Otra compañía de bicicletas plegables es la estadunidense Strida, con cinco modelos distintos en aluminio.

De paseo en la ciudad

La ciudad ofrece la posibilidad de disfrutar y aprender el arte de la bici urbana de forma divertida. La opción es pedalear con más de mil ciclistas por las noches, cuando el olor de polución se duerme en la esencia de árboles de naranja agria o de tierra mojada. Este tipo de actividad se realiza desde 2007 en diversos puntos de Guadalajara. Los paseos se desarrollan después de las nueve de la noche, casi todos los días de la semana. En el sitio de GdlenBici hay un listado con información sobre algunos de los paseos.

Bicis sin fronteras

Cuántas personas quisieran pedalear a su trabajo o escuela pero no se atreven por miedo a ser arrollados por un vehículo automotor? Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá, Colombia, instrumentó nuevas formas de transporte urbano, con la premisa de que “sólo a través de la sumatoria de voluntades se logra a plenitud la transformación”. Esta combinación de políticas públicas para motivar el uso de la bicicleta y la conciencia vial ayuda a reducir el margen de comportamientos riesgosos a partir de una cultura ciudadana.

Las bicicletas libres

La voluntad política a escala mundial ha visto realizados proyectos como Vélib’ en París, Francia, un servicio público de renta de bicicletas. El programa arrancó en 2007 y cuenta con más de 20 mil bicicletas distribuidas en casi 1,500 estaciones, disponibles las 24 horas del día . Las bicicletas pueden rentarse en una estación y entregarse en cualquier otra. Sistemas similares se aplican en Lyon (Francia), Barcelona (España), Londres (Gran Bretaña) y algunas ciudades de Alemania.

El estacionamiento

En ciudades de Japón, donde la bicicleta es un medio de transporte muy popular, el estacionamiento para estos vehículos es escaso. Para solucionarlo existen servicios públicos para el alojamiento de bicicletas; algunos están tan tecnologizados, que el usuario sólo debe montar su bici en un riel y recoger una boleta por el servicio. El resto lo hace la máquina, en construcciones verticales sobre y bajo la tierra. El proceso se realiza en segundos.

En Barcelona se puso en marcha una medida coercitiva contra los ciclistas que utilizan el mobiliario público para estacionar sus vehículos. La medida causó polémica, pues muchos ciclistas consideran que se privilegió al sistema público de renta de bicicletas sobre la infraestructura gratuita. La ordenanza vigente obliga a los infractores a pagar una multa de 59 euros.

En protesta, ciclistas y artistas inauguraron el Movimiento 59 para realizar intervenciones en la vía pública que parodian la ordenanza. Así, los catalanes han visto encadenados a postes, semáforos o butacas lo mismo aspiradoras que jaulas para canarios, cafeteras y zapatos. m.

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin