Volver al inicio

«Para ir y venir desde la muerte», de Javier Acosta

Este poema parte de una hipótesis donde se plantea un movimiento inverso: “Qué pasaría si esto fuera al revés” parece haberse preguntado Javier y a partir de ahí devana un hilo narrativo donde la muerte pierde su investidura terminal 

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Javier Acosta en imagen tomada de la cuenta en YouTube de La Jornada Zacatecas
Javier Acosta en imagen tomada de la cuenta en YouTube de La Jornada Zacatecas

Dicen que nos morimos – que tenemos

que aceptar la muerte y desaparecer

para siempre – de la vida pero

qué tal – que desmorimos y volvemos

desde la pasajera muerte hacia la breve vida

– de pronto nos caemos

a este mundo – como frutos maduros – del árbol

de la muerte y estamos en la tierra – un solo día

hasta que el sol nos pudre – nos picotea

el chanate –

o nos come el ratón y cuando nos morimos – y

estamos recién muertos – hay alguien encargado

de ayudarnos a entrar en ese mundo

nos da nuestra nalgada o – comenzamos a llorar

porque sí como – cuando nacemos así

nuestros mayores nos ayudan – cuando acabamos

de llegar y si nos pasan cosas malas – suelen decir

que así es la muerte que – no hay que alborotarse

tanto – y si hay buena ventura también ahí

nuestros papás si se preocupan por

nosotros – nos dirán que hay que saber

reír – y agradecer la pasajera dicha

de estar muertos – dicen

que nos morimos

para siempre pero – quién quita y la

muerte sea tan leve y más o menos

así de pasajera como

la imaginaria – vida.

 

*     *      *

 

La carne de gallina es el título del libro más reciente de Javier Acosta (Estancia de Ánimas, Zacatecas, 1967). Publicado el año pasado en la elegante colección Libro Mayor, de la Universidad Autónoma de Querétaro, contiene 23 memorables poemas que componen un conjunto donde se alternan, con felicidad, los hechos y las cosas que dan sentido a una vida. Este poema parte de una hipótesis donde se plantea un movimiento inverso: “Qué pasaría si esto fuera al revés” parece haberse preguntado Javier y a partir de ahí devana un hilo narrativo donde la muerte pierde su investidura terminal y resulta ser una escala, un sitio en el que se está de paso tanto como se está, siempre provisionalmente, en la vida. Javier juega sin aspavientos con ésta y otras posibilidades a lo largo de su libro, deja que su voz se abra paso e instrumenta como único signo de puntuación el uso de ese guión corto que marca pausas rítmicas y en ocasiones nos deja trastabillantes ante la emoción que ahí se manifiesta. Javier Acosta es doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Ha obtenido varios reconocimientos, entre ellos el Premio de Poesía Aguascalientes por su Libro del abandono (2010) y el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde por Regla de tres (2006).

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
La lucha contra el hambre es un tema urgente en el país. Foto: medios.udg.mx
Faltan 20 minutos para las dos de la tarde y don Joaquín y don...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin